27 de abril de 2017
Máx. Min.
Ovinos 01 de octubre de 2016

En los últimos cuatro años bajó el rendimiento de faena en ovinos

Aunque en 2016 se comenzó a revertir la tendencia de bajo peso en los corderos faenados, no se ha logrado cambiar la tendencia respecto al rendimiento.

Montevideo / TodoElCampo- Mientras que en 2007 la carcasa faenada promediaba 15,5 kilogramos, con un promedio de 45,5 % de rendimiento, en 2015 bajó a 15 kilogramos con un rendimiento de 43,7 %, explicó a TodoElCampo el integrante del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), Carlos Salgado. Sin embargo, las perspectivas para el 2016 son alentadoras en términos de kilogramos y rendimiento por lo registrado en el primer semestre.

El rendimiento de los corderos en faena “es todo un tema”, dijo, y agregó que ello se acentúa en la actualidad, donde “en cuarta balanza se están haciendo algunas tareas que hacen que bajen los rendimientos respecto a años anteriores”.

Más allá de ello y los reclamos que los productores crean oportunos realizar en el caso de sentirse perjudicados, manifestó el integrante del SUL, la dificultad se acentúa por la variedad de razas y todas las complejidades que acarrea el momento de la faena en un animal de doble propósito.

Según los datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC), en el primer semestre del 2016 las carcasas de corderos pesaron 16,4 kilogramos con un rendimiento de 44,5 %. “Este va a ser un año de buenos pesos del cordero sin dudas, porque en el segundo semestre siempre pesan más que en el primero”, aseguró.

Dichos números parecen sumamente positivos en relación al 2015, donde el promedio de la carcasa rondó los 15 kilogramos con rendimientos en torno a 43,7 %.

ANÁLISIS DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

El mayor peso de los corderos enviados a faena en lo que va del 2016 superó el histórico desde que se lleva registro, 2007. No obstante, si bien el rendimiento mejoró en relación al pasado año, no lo hizo respecto al 2007.

Desde el 2007 al 2012 la carcasa pesó en promedio 45,3 % con un rendimiento de 45,3 %. Posteriormente, entre 2013 y 2015, se observa el mismo peso en carcasa, 15,5 kilogramos, pero con un menor rendimiento: 44,3 %.

“Las cifras es que en los últimos cuatro años dicen que hubo un punto menos de rendimiento, en porcentajes, respecto a lo que fueron los seis años anteriores, y que en peso promedio de carcasa no hubo variaciones”, informó Salgado.

BUENA PERSPECTIVA EN PESO

Para Salgado los datos indican que se trata de un buen año para las majadas y los corderos, aunque apuntó que seguramente hay menos de éstos últimos, “lo que puede afectar la variable”.

También enfatizó que hay mejorías en los rendimientos, pero aclaró que no son lo suficientemente satisfactorios. “Un cordero bien terminado, que llegue con 37 o 38 kilogramos a la industria, bien manejado y esquilado un mes antes, debería estar en 48 o 49 kilogramos”, sostuvo. Además, informó que tiene datos de corderos con rendimientos en el entorno de los 50 %.

Se mostró convencido que los animales más pesados alcanzan rendimientos altos y por ello señaló que se deben buscar las causas, porque los rendimientos actuales muestran otra cosa, finalizó.

Uno de los principales competidores de Uruguay, Nueva Zelanda, cuenta con rendimientos que ascienden a 49 y 50 %.

MERCADO INTERNO

Cordero pesado: U$S 3,35 / 4,45

Cordero liviano: U$S 3,30 / 3,37

Borrego dos dientes: U$S 3,30 / 3,40

Capón: U$S 3,05 / 3,12

Oveja: U$S 2,90 / 2,95

Producción: DiarioRural

Redacción: Damián Musso Sosa

Compartir en: