23 de Noviembre de 2017
Máx. Min.
Agricultura 20 de Mayo de 2016

En la zona centro sur, la cosecha de soja fue menos mala de lo que se esperaba

La Unión Rural de Flores estima promedios entre 1.800 y 2.000 kilogramos por hectárea con calidades aceptables en el centro sur del país

Agricultura 20 de Mayo de 2016

En la zona centro sur, la cosecha de soja fue menos mala de lo que se esperaba

La Unión Rural de Flores estima promedios entre 1.800 y 2.000 kilogramos por hectárea con calidades aceptables en el centro sur del país

Montevideo / TodoElCampo- Rendimiento menguado y calidad aceptable es lo que arroja la cosecha de la Unión Rural de Flores (URF) en los departamentos de Durazno, Flores, San José, Soriano y Tacuarembó, a falta de 15 días para finalizar.

Las precipitaciones que se registraron en otoño pusieron un manto de duda sobre la calidad que podía tener la soja, comentó en diálogo con TodoElCampo el integrante de la URF, Álvaro Núñez. Recordó que la trilla comenzó a finales de abril y allí se pesó la soja que estuvo más tiempo bajo el agua. Esa soja de primera, que significó el 70 % de la siembra, fue la que tuvo el mayor problema de calidad, con casos donde los daños superaron la tolerancia del 15 %. Asimismo son casos puntuales, en los cuales se maneja la posibilidad de utilizar la soja para biodiesel.  

No obstante, a medida que avanzó la cosecha se vio que la situación no era tan grave. “Los cultivos que demoraron más en aprontarse fueron los que sufrieron menos” dijo, por lo que la soja de segunda tiene mejor calidad.

Igualmente, la mayor parte de la cosecha ha pasado por secadora; lo que genera mayor costo al productor, un adicional de U$S 20, y una capacidad de recibo más lenta.

Lo que sí se presenta como una dificultad, es la poca infraestructura que existe en Uruguay para secado de semilla, lo que puede condicionar la siembra de la próxima zafra, informó.

Sostuvo que las precipitaciones de febrero no lograron compensar la ausencia de agua en enero, lo que provoca que los rendimientos no superen, según estimaciones, los 1.800 o 2.000l kilogramos en total. De todas formas, aclaró que se trata de una evaluación primaria.

En los departamentos con mayor presencia, al día de hoy Flores muestra un avance de cosecha del 70 % y San José casi el 50 %.

LOS NÚMEROS NO SON FÁCILES

Núñez explicó que a diferencia de otros años, que se llegaba a la cosecha con gran parte de la soja vendida de antemano, este sólo una parte de ella se colocó con antelación y otro porcentaje importante se vendió en la medida que los precios internacionales mejoraron. En ese sentido, el productor ha adquirido una mentalidad empresarial, dijo. 

De todas formas, sostuvo que con 2.000 kilogramos la ecuación no es fácil. “Ahí depende mucho del costo de la tierra, si es maquinaria propia o contratada, y los números individuales de cada productor”. Por ello, “no va a ser un buen negocio para todos, algunos –productores- van a salir bien y otros van a perder plata”, acotó. Pero, insistió que esa pérdida no va a ser como en otras épocas de la agricultura: “van a quedar agujeros, pero nada que no se pueda solucionar”.

CAMPAÑA DE INVIERNO

Para la presente campaña “el trigo no es atractivo” y “la cebada es el negocio que mejor da”, apuntó Núñez. En éste último cultivo, la URF aseguró 4.000 hectáreas en contrato con malterías.

En el caso del trigo hay productores que aún no se han decidido, porque de mantenerse el valor actual, el cereal tiene que tener rendimientos superiores a los 3 mil kilogramos para ser rentable.

Una tercera opción es la colza, pero Núñez manifestó que genera dudas porque su rendimiento de equilibrio es alto, y al grueso de los productores les ha costado alcanzarlo, finalizó.

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa

Compartir en: