26 de marzo de 2017
Máx. Min.
Ovinos 05 de diciembre de 2015

En carne ovina hay un horizonte favorable para Uruguay

Nueva Zelanda, principal exportador de corderos del mundo, producirá 1.700.000 de cabezas menos en 2016

Montevideo / TodoElCampo- Sin competencia en la región y con Nueva Zelanda con la menor producción de corderos en los últimos 60 años, Uruguay tiene buenas perspectivas para el 2016.

Mientras la carne vacuna del país sufre una dura competencia por parte de Brasil y Paraguay, y pelea por los mercados, la carne ovina no cuenta con competidores en la región, recordó Carlos Salgado, del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), en diálogo con TodoElCampo.

“Eso es lo interesante y hay que tenerlo presente”, continuó y ejemplificó con Argentina, donde la producción está en los niveles más bajos de su historia. Si bien aclaró que los cambios que se viven en el vecino país pueden generar un impulso, “no se ve claro”, acotó.

Por su parte, Brasil está tan lejos de la exportación de carne ovina, que hoy por hoy es el principal comprador de Uruguay, apuntó Salgado.

Para profundizar ese sentir, el analista afirmó que Nueva Zelanda tiene un bajo stock ovino y la producción de corderos para el 2016 será la más baja de los últimos 60 años.

Por ello, en materia de oferta y demanda, la carne ovina está bien perfilada para los próximos años, enfatizó.

NUEVA ZELANDA

A comienzos de octubre Salgado informó a TodoElCampo que, en base a los datos de ecografías en Nueva Zelanda, se especulaba con una menor tasa de nacimiento de corderos. Sin embargo, ahora los datos se confirmaron. Indicó que el país oceánico está con menor stock ovino y la producción de corderos será, en 2016, la más baja de los últimos 60 años. En total –dijo- se producirán 23.900.000 cabezas.

Entonces, explicó Salgado, el principal exportador del mundo disminuirá su saldo exportable en el entorno del 8 %.

“Hubo menos ovejas encarneradas” manifestó el analista y expresó que la tasa de la señalada también cayó de 121 %, en 2014, a 117 % en el presente año. 

Si bien el clima influyó con una primavera fría y con meses como octubre y noviembre con sequía, Salgado argumentó que Nueva Zelanda disminuye su stock ovino desde hace 15 años y sólo pudo mantener sus corderos en base a eficiencia reproductiva. Sin embargo –aclaró- se llegó a un tope tecnológico hace siete años cuando la señalada alcanzó los 124 %, y si bien ya se investiga para superar esa barrera, no se refleja a nivel comercial.

MERCADO INTERNO

Cordero pesado: U$S 3,25 / 3,40

Cordero liviano: U$S 3,31 / 3,35

Borrego dos dientes: U$S 3,10 / 3,35  

Oveja: U$S 2,70 / 2,80

Capón: U$S 2,90 / 3.

 

Audio: DiarioRural

Redacción: Damián Musso Sosa

 

Compartir en: