17 de Diciembre de 2017
Máx. Min.
Agricultura 30 de Octubre de 2015

Empezar por el principio

"...como dijo el economista de Wells Fargo, el éxito del negocio no puede estar determinado por anticipar las condiciones del mercado para dentro de un tiempo. Lo importante es ir limitando todo aquello que pueda representar un peligro."

Agricultura 30 de Octubre de 2015

Empezar por el principio

"...como dijo el economista de Wells Fargo, el éxito del negocio no puede estar determinado por anticipar las condiciones del mercado para dentro de un tiempo. Lo importante es ir limitando todo aquello que pueda representar un peligro."

Montevideo- TodoElCampo- A medida que nos vamos adentrando en la zafra 2015/16 de soja, cada vez se va escuchando más opiniones, análisis y descripción de situaciones particulares. 

Cada empresa y cada productor sabe cuál es la suya propia: cuáles son sus puntos fuertes y cuáles los débiles. Qué es lo que deberá mejorar durante este año, qué es lo que le viene dando resultado y aquello que será puesto a prueba durante una zafra con características particulares, en un año sin dudas especial.

El objetivo no es empezar a desgranar uno a uno los diferentes motivos que llevaron a la situación comercial actual. Los precios son bajos y eso no es novedad. El productor, a esta altura, debe ser consciente de cuál es su costo por tonelada, cuánto le cuesta producir cada una de las toneladas que vende. 

Al final de cuentas, el hecho de generar un beneficio económico (lucro) es el objetivo de toda empresa que se precie de tal (independiente del giro comercial). Saber eso es el primer paso de un camino que abarca varios ítems, que deben ser manejados por el productor, como gerente general que es.

Los análisis son fotos del pasado que, generalmente suelen hacerse con el diario del lunes, cuando los economistas, meteorólogos, encuestadores, etc. intentan explicar, no ya la debilidad de análisis previos que no se cumplieron, sino que suelen tomar carrera para empezar a construir un nuevo análisis de cara al futuro. Nadie viene después a reclamar por los pronósticos no cumplidos y, si alguien lo hace, ya hay una explicación pronta para ser vendida.

En la última semana de octubre, mientras esto se escribe, tuvo lugar en la ciudad de Kansas la conferencia anual de Economistas agrícolas de EEUU. En ella, el Economista Ph D. Michael Swanson del Banco Wells Fargo disparó: ‘’si su modelo de negocio depende de su capacidad para pronosticar el futuro, lo que Ud. tiene es un mal modelo de negocio’’. 

Esto da por tierra con la insistencia de algunos interlocutores, expositores y analistas de mercado, que suelen dar perspectivas de mercados basados en corazonadas, emociones o – según ellos – sentido común. Varios incluso van más alla, y apuestan sus trabajos, a que lo que dicen se cumplirá finalmente, lo que es la forma de reconocer implícitamente que hace tiempo que le vienen errando – y por mucho – a cómo enfocar el problema. 

Lo concreto es que no solamente le erran al pronóstico, sino que insisten en trabajar sobre esta base – adivinar – en un campo que debería ser mucho más amplio y abarcativo que la simple suma, resta y división de números macro. Si se trabaja en serio, a nivel de empresas, los números son los que mueven las decisiones y cualquiera de éstas deber estar fundada sobre números. 
Está bien que las decisiones se toman con información escasa, pero no es de recibo considerar que si el mercado no cumple con los pronósticos que nos venden, pues peor para el mercado. 

Un ejemplo bien gráfico de cómo la planificación y la búsqueda de minimizar el riesgo trae sus beneficios nos lo dio un productor miembro de unos de los grupos de capacitación en comercialización que FIMIX coordina en todo el país. En este caso del litoral, nos comentó en la última reunión mensual que su banco no lo premia por ir a cada una de las charlas de mercado que hay a lo largo y ancho del país. En cambio, por usar coberturas de futuros u opciones, el mismo banco le da mejores condiciones de crédito, tanto en tasas como en mayor línea financiada, mejorando sustancialmente el costo financiero de la empresa. 

En un año como el actual en donde la rentabilidad puede ser bastante más acotada, en caso de cerrar con ganancias, todo aquel costo que pueda bajarse será contribuyendo a una mejora de la rentabilidad. Si quienes venden servicios financieros – y hacen un análisis de riesgo previo de aquellos a quienes les presta – le mejoran las condiciones, ahí tenemos la primera evidencia que se trata de un cliente menos riesgoso en donde colocar (al final de cuentas, se trata de eso) el dinero del banco. 
Y que vengan todas las charlas de perspectivas, rangos de precios, precios A, B y C. quien usa la herramienta primero se cubre y después se sienta a hablar de mercados con todo aquel que quiera explicarle sus motivos para pensar en la dirección hacia donde se moverá el mercado. 

En cualquier caso, como dijo el economista de Wells Fargo, el éxito del negocio no puede estar determinado por anticipar las condiciones del mercado para dentro de un tiempo. Lo importante es, con las herramientas a disposición, ir limitando todo aquello que pueda representar un peligro sobre la viabilidad del negocio. Casi nada…

FIMIX agrofinanzas

Compartir en: