17 de Agosto de 2017
Máx. Min.
Actualidad 08 de Marzo de 2017

El talento de las mujeres impulsa la competitividad de las empresas cooperativas

Estudios indican que hay un mayor crecimiento en el valor de las empresas cuando hay diversidad, no necesariamente de género. Eso porque la mezcla de personas con diferentes habilidades, perspectivas y experiencias permite tener una visión más holística.

Actualidad 08 de Marzo de 2017

El talento de las mujeres impulsa la competitividad de las empresas cooperativas

Estudios indican que hay un mayor crecimiento en el valor de las empresas cuando hay diversidad, no necesariamente de género. Eso porque la mezcla de personas con diferentes habilidades, perspectivas y experiencias permite tener una visión más holística.

Montevideo – CAF* – TodoElCampo – El Día Internacional de la Mujer 2017 significa para CAF visibilizar el aporte y el rol de las mujeres uruguayas vinculadas al medio rural donde el “talento de esas mujeres impulsa la competitividad de las empresas cooperativas”, según Virginia San Martín, presidenta de CAF.

La actividad económica empresarial y social de las cooperativas agrarias tiene que dotarse de elementos de competitividad para sobrevivir y crecer en un entorno económico cambiante. Creemos que apostar por fomentar la diversidad de género en la empresa es un signo de anticipación y modernidad en la cultura empresarial, así como un factor de rentabilidad. Instalar un enfoque de género desde una perspectiva de mejora de la competitividad empresarial en el sector significa una nueva forma de plantear el cooperativismo agrario junto a las mujeres. En un día como el 8 de marzo, donde la mirada del Uruguay en su conjunto y el mundo están en las mujeres desde diferentes enfoques, Cooperativas Agrarias Federadas aporta su reflexión a partir de la experiencia y los desafíos aún pendientes.

La participación de las mujeres en los órganos representativos y de decisión de las cooperativas agrarias sigue siendo muy baja con respecto a la presencia masculina. Existe además una escasa participación de la mujer en cargos de decisión, tienen dificultades para acceder a un puesto de trabajo, existen temores para dar opinión, también hay una división de roles marcados. Otros factores son las dificultades para conciliar horarios familia-trabajo, la falta de tiempo para la educación/dedicación a los hijos. Esta es una realidad que genera muchas veces autoexclusión.

La presidenta de CAF considera que el “desafío por delante es facilitar un proceso de mayor inclusión de esas mujeres valiosas y motivadas. Debemos identificar a las mujeres talentosas que se vinculan al medio rural y generar oportunidades y facilidades para incluirlas, de esta forma hacer de las empresas cooperativas empresas con ventajas competitivas”.

Hay estudios que indican que hay un mayor crecimiento en el valor de las empresas cuando existe diversidad, no necesariamente de género. La causa de este efecto positivo tiene que ver con el hecho de que la mezcla de personas con diferentes habilidades, perspectivas y experiencias permite tener una visión más holística de las situaciones. Las organizaciones que logren integrar distintos equipos de trabajo obtendrán ventajas comparativas ya que el talento no depende del género, raza, capacidades físicas, religión ni orientación sexual.

Por otro lado, Virginia San Martín cree que “la igualdad no debería masculinizar a las mujeres, se puede dar con las características propias de la mujer. Los hombres son diferentes a las mujeres, y hablamos de competencias claves para liderar o trabajar en equipo en las organizaciones, como creatividad, empatía, lógica de proceso, variedad de perspectivas, capacidad organizativa, estas son algunas características que nos diferencian; y desde ese lugar entendemos que el trabajo está en tratar de complementarse”.

En CAF seguimos trabajando en la integración de las nuevas generaciones de productores jóvenes, hombres y mujeres. Nos encontramos transitando un proceso de trabajo con apertura e igualdad de oportunidades para mujeres con perfil empresarial, técnico, emprendedoras e interés gremial, que realizan un camino en los ámbitos de toma de decisión.

Creemos que un incremento, cualitativo y cuantitativo, de la participación de la mujer en el cooperativismo constituiría un factor clave para ampliar la base productiva, generar diversidad, favorecer el relevo generacional y optimizar el talento. Por eso la importancia del trabajo familiar en los predios y el trabajo en equipo en las empresas cooperativas.

(*) CAF: Cooperativas Agrarias Federadas.

Compartir en: