22 de marzo de 2017
Máx. Min.
Ovinos 09 de agosto de 2016

El SUL invitó a dialogar a criadores de Texel y criticó "la forma" utilizada para expresarse

El presidente del Secretariado Uruguayo de la Lana invitó a dialogar a los directivos de la Sociedad de Criadores de Texel, tras publicarse la carta donde éstos últimos atribuyen a las malas políticas la caída del stock ovino.

 Montevideo / TodoElCampo- Luego que la Sociedad de Criadores de Texel publicara la carta “Ante la Encrucijada Ovina”, el presidente del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), Alejandro Gambetta, subrayó que no es esa la forma en que debe operar el sector ovejero, e invitó a los representantes de la raza a dialogar.

PRELUDIO

Recientemente se dio a conocer la carta elaborada por Texel Uruguay, donde se hace hincapié, a entender de la sociedad, que la ovinocultura del país tomó un rumbo erróneo desde hace un buen tiempo. El documento recuerda que desde 1991 a la fecha, el sector ha perdido 21 millones de ovinos.

Señala que ello se debe a varios motivos y no se reduce al auge del abigeato y la presencia de depredadores. En ese sentido, sostuvo que de continuar la situación así, para el 2023 desaparecerá el lanar en el país.   

Desde su visión alternativa, la sociedad argumenta que mientras la oveja era rentable, el problema se manejaba. “El sistema de producción hacía posible que el resultado final fuese positivo, como complemento del negocio agropecuario”, pero dejó de ser rentable “cuando las fibras sintéticas estuvieron en condiciones de competir con la lana”. En ese momento, señalan los productores de Texel, “en lugar de detectar a tiempo este nuevo escenario, y las consecuencias que tendría sobre el aparato productivo de nuestro país, se vendió la idea de que era posible mantener la rentabilidad con un animal perfecto: que diera lana y carne”. Sin embargo, “esa decisión y no otra cosa es lo que desestimuló al productor agropecuario” porque “el tipo de ovino que se intentó defender, llamados ‘de doble propósito’ terminaron con carne y lana de baja calidad y malos precios”, argumenta la carta.

Continúa con su argumento y dice que se insistió en algo erróneo en vez de aprovechar todas las razas carniceras existentes en el país para hacer cruzamientos, “lo que hubiera permitido desarrollar majadas mucho más competitivas en la producción de carne”. Por el contrario – afirman- , se utilizó para crear el cordero pesado, que tiene “falta de eficiencia”.

La Sociedad Texel responsabilizó a las instituciones públicas y privadas vinculadas al sector por los “errores acumulados” y señala que es momento de encarar los próximos años para salvar al sector ovino. En ese sentido, manifiestan estar convencidos de que se debe impulsar de forma urgente una nueva cultura ovina; “más parecida a la lechería” en cuanto a manejo. Propone el desarrollo de tres herramientas imprescindibles: genética, sistema de manejo y alimentación.

Antes de finalizar, la carta aclara que la sociedad de la raza “quiere contribuir a encaminar el futuro de la oveja partiendo de la verdad y la realidad”.

RESPUESTA

El presidente del SUL insistió en que no fue la forma adecuada para proceder y aclaró que eso es precisamente lo que les dijo personalmente. Además, subrayó que las puertas del SUL están abiertas para dialogar y discutir. “Le enviamos una nota a la Texel, donde los invitamos a discutir, porque también son productores ovejeros y nosotros no le cerramos la puerta a nadie”, reiteró.

El directivo hizo hincapié en que “sumando es que vamos a lograr los objetivos que tenemos, y dividiendo seguramente no vamos a llegar a ningún lado”. Por ello, la estrategia del SUL es el diálogo, porque “seguramente en muchas cosas vamos a estar de acuerdo, pero si no se conversa nunca, no nos vamos a poner de acuerdo”.

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa  

Compartir en: