22 de Octubre de 2017
Máx. Min.
Ovinos 06 de Enero de 2017

El SUL estima que comenzó a recorrerse un camino de recomposición del stock ovino

"Si mejoramos el marco y el negocio es bueno, no tenemos dudas de que el productor va a optar por la producción ovina", dijo Gambetta

Ovinos 06 de Enero de 2017

El SUL estima que comenzó a recorrerse un camino de recomposición del stock ovino

"Si mejoramos el marco y el negocio es bueno, no tenemos dudas de que el productor va a optar por la producción ovina", dijo Gambetta

Montevideo / TodoElCampo- Culminó el 2016, año en que el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) celebró sus 50 años con un número importante de actividades, que pasaron por el enaltecimiento en el uso de las nuevas tecnologías -manejo o riego-, lanzamiento de la segunda fase del Plan Estratégico Ovino, el Seminario Internacional de Producción ovina, la Gira Nacional, las OviNpíadas, el Cordero Pesado en Sarandí del Yí y la inauguración del Centro de Innovación y Capacitación Ovina “Mario Azzarini” en Salto.

“Un número importante de actividades que trataron de mostrar la producción ovina con perspectivas hacia el futuro”, indicó a TodoElCampo el propio presidente de la institución, Alejandro Gambetta.

Respecto al rubro y el año que culminó, el presidente del SUL hizo referencia a la caída de 1 % del stock ovino, como informó la División Contralor Semovientes (DICOSE). Para Gambetta, lo interesante de los guarismos es que mientras disminuyó el número de corderos y corderas, donde estas últimas fueron las más afectadas, se mantuvo el número de ovejas encarneradas.

No obstante, reconoció que “era previsible” dado la mala señalada obtenida y la alta mortandad de corderos y recrías, producto de las precipitaciones en el norte del país. Igualmente, las señaladas para el 2017 son mejores y se espera poder recuperar stock, dijo el directivo.

CRECE EL SUR

El presidente del SUL subrayó que la institución no registró un número importante de salidas del rubro, salvo en Artigas, donde disminuyó sensiblemente el stock producto de las dificultades climáticas. Por el contrario, al sur del Río Negro creció la existencia de pequeños y medianos productores. Lo importante para Gambetta  es que la institución logre apoyar a los productores para cuidar su negocio y aprovechen el momento de rentabilidad que pasa el rubro.

Por otro lado, aseguró que los productores que no están en el rubro y ven a sus colegas con buenos resultados, posiblemente se adhiera a esta producción en un “efecto contagio”.

Señaló que el stock se encuentra en una meseta y que la recomposición va a ser mínima, pero el trabajo del SUL, justamente, es hacer del entorno un lugar ameno para salir de los bajos niveles de señalada, aprovechar el potencial que existe en el ovino y aumentar la producción, acotó.

En ese sentido, recordó que la aplicación de parideras, una tecnología que crece por estos días, hace que el porcentaje de señalada mejore. “Cuando el productor puede salvar los corderos, eso lo estimula”, dijo y subrayó que después ese mismo empresario opta por mejorar la alimentación para volver a tener mellizos. El camino va por ahí, agregó.

SE TRABAJA PARA APORTAR

El presidente del SUL explicó que desde el Plan Estratégico Nacional Ovino, integrado también por el Instituto Nacional de Carnes (INAC), Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), además de representantes de la industria frigorífica y lanera; se insiste en mejorar el marco de producción, por lo que se han logrado avances en abigeato y predadores, con incidencia mayor o menor según la zona del país.

Una de las medidas adoptadas es el trabajo con fiscales, a través de la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (COTRYBA), para explicar cuál es la problemática del sector.

A su vez, para luchar contra predadores se promovió el control con animales de guarda, perros maremma, llamas y burras, dijo. Pero también hay que trabajar del lado de los predadores, como zorros y caranchos. Y ahí se trabaja con el ministerio de Medio Ambiente y el MGAP para buscar alguna soluciones para el 2017. Es decir, “trabajo se ha hecho mucho en 2016, esperemos que algunos resultados se empiecen a ver en 2017”, pero “vamos en una línea de avance, lo que creo que es una buena noticia para los productores”.

Para generar mejores condiciones y adaptar nuevas tecnologías también se deben capacitar técnicos y productores. Insistió que la oveja bien alimentada siempre responde, por lo que “independientemente de la raza, aunque son todas diferentes en su prolificidad, con las existentes en el país, generar cien por ciento de señalada no es ninguna utopía”, manifestó.

Para ello, en 2017 se hará foco en un plan de difusión masiva para lograr más corderos. “Creemos que es la clave principal cuando se quiere producir más”, ese es el foco.

APERTURA DE ESTADOS UNIDOS

“No tenemos mayores novedades sobre Estados Unidos”, reconoció Gambetta, quien agregó que ese tipo de certificaciones habitualmente demora varios meses. “Cuando se ingresó carne ovina sin hueso a Estados Unidos, ya hace varios años, una vez que fue publicada la norma pasaron cinco o seis meses”.

Asimismo, señaló que se espera por la asunción del nuevo gobierno en el país norteamericano y las autoridades del Departamento de Agricultura (USDA), para avanzar en la apertura del mercado.

En el caso de concretarse, el presidente del SUL indicó que se trata de un mercado al cual se ingresará “poco a poco” para mostrar los productos. Sin embargo, insistió que la importancia excede al país norteamericano, porque su apertura abre la puerta de mercados como la Unión Europea y México. “Hay todo un camino por ese lado a recorrer y estamos trabajando en ese tema”, dijo y acotó que “no son fáciles, pero tenemos claro que son absolutamente relevantes para la producción ovina”.

En la actualidad, Uruguay ingresa con carne ovina con hueso a Brasil y China.

Consultado sobre la capacidad real de poder abastecer tantos mercados, en el hipotético caso de la apertura de Estados Unidos y la reacción en cadena hacia la Unión Europea y México, Gambetta no dudó en decir que sí. “Una de las virtudes que tiene la oveja es la rápida reproducción que tiene, por lo que si los valores son altos, los productores rápidamente comenzarán a producir y a lograr la señalada y resultados que se necesitan”, subrayó y complementó: “si mejoramos el marco y el negocio es bueno, no tenemos dudas que el productor va a optar por la producción ovina”.

DIFERENCIAS CON PRODUCTORES TEXEL

Respecto a la diferencia que surgió durante el año con productores Texel, Gambetta señaló que “nunca tuvimos una discusión, eso viene de un solo lado”. Argumentó que desde el SUL siempre han estado dispuestos a discutir sobre la producción ovina, cosa que han realizado con la actual directiva de Texel, dijo.

Manifestó no tener inconvenientes con nadie y aseguró que el SUL está en pro de la oveja y de distintos sistemas de producción, porque no existen productores idénticos y suelos iguales. Por ello, argumentó que las razas no deben ser enfrentadas, ya que se tratan de herramientas para el sistema de producción y es éste último el cual debe ser discutido. “Esto es por números y los sistemas de producción que sean los más adecuados y que den más dinero, independientemente de las razas que se utilicen, son los más adecuados y los que los productores deben usar”, enfatizó bajo el argumento que el SUL trabaja para tener productores con mayor rédito económico.

Producción: Diario Rural

Redacción: Damián Musso Sosa

 

Compartir en: