22 de marzo de 2017
Máx. Min.
Ovinos 15 de febrero de 2017

El Proyecto Corriedale Fino anunció cuatro remates para difundir genética

En el décimo tercer año del proyecto las cabañas implicadas, La Esperanza, San Gerardo y Doña Elisa; ofrecen ejemplares con finura de vellón, gran producción de lana, y sin perder peso corporal, aseguró Alvaro Fossati, presidente de Central Lanera Uruguaya (CLU).

Montevideo – TodoElCampo- Las cabañas La Esperanza, San Gerardo y Doña Elisa rematarán el 22 de febrero y el 1°, 8 y 11 de marzo borregos pertenecientes al Proyecto Corriedale Fino (CORFIN), impulsado por Central Lanera, y con el asesoramiento del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), y el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA).

CORFIN se inició hace 13 años con la finalidad de aumentar la producción de lana Corriedale con un vellón menor a las 27 micras de diámetro, diferencial que se valora en el mercado internacional. Para ello se ha desarrollado una estrategia de mejoramiento genético a través de la cual es posible producir carneros que disminuyan el diámetro, aumenten el peso de vellón y aumenten el peso corporal de las majadas.

“Por suerte lo que se planificó salió” y las tendencias del comercio internacional “se vienen dando en ese sentido”, manifestó a TodoElCampo Álvaro Fossati.

LOS REMATES

El primer remate será en las instalaciones de la propia cabaña La Esperanza (ruta N° 43, kilómetro 27), el 22 de febrero. Ya en marzo, el 1°, La Esperanza y San Gerardo venderán en la Asociación Rural de Tacuarembó.

Posteriormente, el 8 de marzo en Local Fomento de Treinta y Tres, San Gerardo, junto a Don Alfredo y Monzón Chico, llevarán adelante el tercer remate. La última oferta del CORFIN será el 11 de marzo en el Local Campanero de Minas (Lavalleja), donde participarán las cabañas San Gerardo y Doña Elisa.

Según explicó Fossati, los productores remitentes al CLU podrán adquirir reproductores que estén ubicados en el percentil 25% más fino de la raza a través de financiamiento a cuenta de la lana, lo que les posibilitará obtener los beneficios de pago contado en los remates, así como descuentos especiales que otorgan las cabañas.

CABAÑA SAN GERARDO

La cabaña, que estará presente en tres de los cuatro remates de Corriedale Fino, tiene un enfoque general de producción objetiva generada por los datos proporcionados por el SUL e INIA, aseguró su responsable, Gerardo García Pintos.

Según señaló, la participación en el CORFIN le ha permitido a la cabaña lograr sus objetivos y poder ofrecen al mercado “carneros que tengan la triple condición”. En referencia a ello, subrayó que a la hora de hablar de finura, San Gerardo está 1,3 micras por debajo del promedio. De la misma forma, los carneros son 7 % más pesados que la media de la población y también en lana, con un peso de 6 % por encima del promedio.

Por otro lado, informó que la cabaña cuenta con “una puntera de planteleros que tienen mejores datos de EPD”, además de otras características que los hacen especiales para padres; “ya sea por inseminación o monta dirigida”, dijo.

Consciente de la situación del sector, García Pintos dijo que los vastos años de trabajo con el ovino le han enseñado que “pueden haber años mejores” o “años peores”, y por ello “somos respetuosos del mercado”, apuntó.

En Minas y Treinta y Tres, San Gerardo ofrece 90 días como plazo, descuento por compra de lotes y flete gratis.

En Tacuarembó, el plazo es mayor y por la compra de 10 borregos se pagan ocho. Aquí también el flete es gratuito. 

En todos los remates de la cabaña se premiará la fidelidad de los compradores frecuentes.

LA ESPERANZA

“Lograr estos objetivos –disminuir el diámetro del vellón sin descuidar tanto el peso del vellón y del animal- es la clave del éxito”, y “por suerte se ha logrado”, indicó Sebastián Gambetta, de La Esperanza.

Destacó la preparación de la carnerada, la cual “ha sido muy buena” y obtuvo DEPs entre el 1 % y 5 % más afinadores de la raza; “ahí se puede ver el trabajo que viene realizando la cabaña todos estos años”, agregó.

Con presencia en dos remates, La Esperanza ofrece 120 borregos en total, entre carneros pertenecientes al CORFIN y ejemplares Poll Dorset. Las facilidades de compra pasan por la propuesta de comprar cinco y pagar cuatro, plan canje de corderos por carneros, seis meses libres sin interés, flete gratis, 3 % de descuento por retirar en el día y 2 % para los socios del CLU.

Sobre el marcado, reflexionó que lo ideal sería igualar los valores obtenidos en la zafra pasada, ya que se viven tiempos complejos. De todas formas, Gambetta sostuvo que lo más importante es la presencia de los productores en los remates y que logren comprar. “Ese es el objetivo de la cabaña, que todos puedan mejorar (…) después el precio se ve en la situación del mercado”, finalizó.

DOÑA ELISA

Al igual que las otras cabañas, Doña Elisa ofrece borregos con negativo en diámetro y positivo en peso de vellón sucio y limpio, además del peso corporal.

El cabañero Néstor Larrosa aclaró que, a pesar del exceso de agua para el gusto del lanar, la carnerada “está muy linda” y “sana”.

Doña Elisa ofrecerá en Minas 120 borregos y 130 vientres con 90 días de plazo, descuento por pago al contado, retirar los ejemplares en el día y por compra de lotes. El flete es gratuito.

Sobre el marcado, Larrosa sostuvo que, aunque hasta el momento las ventas están tranquilas, el cordero es el mejor negocio del campo en la actualidad y por ello “los carneros se van a vender”. Y agregó: “cuando llegue el momento de encarnerar, machos van a faltar”.

Por mayor información sobre los remates o para interiorizarse en los avances del CORFIN, ingresar a: www.geneticalaesperanza.com.uy; www.sangerardo.com.uy; www.central-lanera.com.uy.

SITUACIÓN DEL SECTOR

En lo que respecta al sector ovino, el presidente del CLU reconoció que se encuentra con dificultades porque “aún existen cosas sin resolver”. Comentó que la proyección económica del rubro es realmente buena, pero cuando ingresan las variables de riesgo –abigeato y predadores-, “se complica”.

No obstante, Fossati expresó que “estamos en un momento donde el rubro va a tener un punto de inflexión”, y cree que “va a salir fortalecido de una situación compleja”. Para que ello se concrete, “tiene que ser acompañado por sistemas productivos más intensivos; con mayor productividad, tecnificación y mecanización del proceso que se adecúen a los tiempos actuales”, finalizó.

 

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa 

Compartir en: