22 de Setiembre de 2017
Máx. Min.
Actualidad 22 de Diciembre de 2016

El PBI agropecuario mostró una contracción del 1,4 % en 2016

En 2016 el sector volvió a enfrentar un contexto externo poco favorable, con incertidumbre económica de los mercados internacionales, incipiente aumento de los commodities y problemas climáticos

Actualidad 22 de Diciembre de 2016

El PBI agropecuario mostró una contracción del 1,4 % en 2016

En 2016 el sector volvió a enfrentar un contexto externo poco favorable, con incertidumbre económica de los mercados internacionales, incipiente aumento de los commodities y problemas climáticos

Montevideo / TodoElCampo- Se presentó el Anuario 2016 del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), a través de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (OPYPA). El mismo cuenta con análisis de los sectores agropecuarios y sus respectivas cadenas productivas, así como también temas políticos y estudios académicos.

En su análisis sectorial, la economista de OPYPA del área Indicadores Sectoriales y Estudios Económicos, Ángela Cortelezzi, anuncia que en 2016 el sector volvió a enfrentar un contexto externo poco favorable, producto de la incertidumbre económica de los mercados internacionales y “al repunte aún incipiente de los precios internacionales de referencia”. A ello se le suma la variabilidad climática, con una sequía en pleno enero y exceso hídrico en abril.

La especialista informó que para el cierre del 2016 se estima que el Producto Bruto Interno (PBI) agropecuario tenga una leve contracción en el entorno de 1,4 %. Asimismo, se espera, salvo sorpresas políticas o económicas internacionales, así como variaciones importantes climáticas, que en 2017 el PBI se mantenga estancado.

CONTEXTO INTERNACIONAL

En lo que respecta a los alimentos en 2016, manifestó que lograron un leve repunte en su valor, salvo los cereales, producto de una fuerte expectativa de oferta. En el caso de las carnes, la mayoría aumentaron su valor, salvo la carne ovina que decayó debido a una mayor oferta por una caída de la demanda en Estados Unidos y un debilitamiento del consumo interno de Brasil, que volcó su producción al exterior.

Con respecto a la variable económica, parece que la mayor novedad para el 2017, según se proyecta, es un repunte de las economías emergentes, que aceleran algo más que las economías avanzadas. En éstas últimas el crecimiento es más gradual a lo esperado hace dos años atrás.

CONTEXTO NACIONAL

Debido a ese contexto internacional, sostuvo que las ventas nacionales al exterior se vieron afectadas durante el 2016.  

Cortelezzi explicó que en OPYPA se estima que “la combinación de mayor desaceleración de la inflación mayorista en Uruguay respecto a sus socios comerciales y la menor apreciación relativa del peso uruguayo durante ese período, configuraron que la competitividad precio de los bienes agroindustriales uruguayos haya mejorado en promedio un 9 % en el primer semestre del 2016, respecto al mismo período del año anterior”.

PRINCIPALES RUBROS AGROPECUARIOS

En la ganadería, destacó el quinto aumento consecutivo de la producción, en un 7 %, con un guarismo por encima de las 12 millones de cabezas. A su vez, recordó un nuevo máximo en exportaciones en pie, el cual superó al ejercicio 2010-11. 

Para el próximo año agrícola, 2016-17, sostuvo que se espera el incremento de la faena comercial, mientras que la producción se vería reducida y ello determinaría que el valor exportado se mantenga estable, en comparación con el actual.

En el caso del ovino, apuntó que se observa una caída de la faena comercial y la producción de lana.

Agricultura

Con respecto a la agricultura, el principal cultivo, la soja, tuvo una caída interanual de su producción entre 2015 y 2016, y ello se debe a una menor área sembrada y bajos rendimientos, ocasionados por “adversidades climáticas de sequía en enero y exceso hídrico de abril”, argumentó.

Sobre el próximo año, indicó que se prevé una recuperación en la producción si las  condiciones climáticas son normales. “La productividad media podría llegar a mejorar, lo que compensaría el descenso del área cultivada”, agregó.

Igualmente, se estima un descenso del valor a finales del 2016 y que se mantenga estable principios del 2017, ya que la cosecha record en Estados Unidos y una buena previsión para el Cono Sur incrementa la oferta de cara a la demanda, dijo.

En el caso del trigo, durante el año agrícola pasado hubo una recuperación de la producción, basada en el aumento del rendimiento promedio y no por el área sembrada. “Para el próximo, seguramente caiga por un fuerte descenso del área sembrada” y una “tendencia a la baja en los precios por la abundante oferta mundial”, acotó.

Por su parte, el arroz cerró con descenso de producción, en este caso por malos rendimientos perjudicados por el clima adverso. En éste caso, para el próximo ejercicio se estima un aumento de la producción; en parte por la posible recuperación de los precios promedio y el incremento de las exportaciones.

El comportamiento destacado del ejercicio 2015-16 es el reportado por la cebada cervecera, indicó la especialista. En el presente ejercicio tuvo una importante recuperación de su producción sustentada por la mejora de la productividad media y por la expansión de la fase industrial. Según los datos de OPYPA, en 2017 la oferta se duplicará por aumento del área cultivada.

Lechería

La cadena láctea por tercer año consecutivo pasa por un momento desfavorable y Cortelezzi lo explicó por la combinación de factores, entre las que se encuentra la caída persistente de precios a nivel internacional, cierre del mercado venezolano y, también, complejidad climática.

Señaló que hubo un nuevo descenso de la remisión de leche a plantas, alrededor de un 11 % (año civil), lo cual determina que las exportaciones al cierre de éste año caigan en valor por menores precios de exportación. En algunos casos, como la leche en polvo y la manteca, ello se responde por menores volúmenes comercializados, comentó.

Sin embargo, manifestó que para el 2017 se espera que la remisión de leche a plantas se recupere y crezca en torno al 2 %, en base al impulso de los precios internacionales.

Forestación

El rubro forestal quizás sea el que muestre menos variaciones. Ambas plantas de celulosa mantienen el ritmo, e incluso se pronostica un aumento de la exportación de celulosa para el 2017, finalizó.

Producción: Damián Musso Sosa 

Compartir en: