26 de Julio de 2017
Máx. Min.
Ovinos 10 de Mayo de 2016

El pastoreo del maremma y sus virtudes

Jornada de divulgación sobre el perro pastor realizada por el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) reveló que predios con problemas de predadores vieron disminuidas sus mortandades de corderos

Ovinos 10 de Mayo de 2016

El pastoreo del maremma y sus virtudes

Jornada de divulgación sobre el perro pastor realizada por el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) reveló que predios con problemas de predadores vieron disminuidas sus mortandades de corderos

Montevideo / TodoElCampo-En el marco del Programa de Investigación en Carne y Lana, INIA realizó el “1er Encuentro Nacional de productores que trabajan con perros pastores”, el pasado viernes en sus instalaciones de Las Brujas.

La iniciativa busca solucionar “uno de los principales problemas” de los productores de ovinos y permitir puedan concentrarse en los aspectos de producción, manifestó a TodoElCampo el investigador en Genética y Mejoramiento Animal de INIA Las Brujas, Andrés Ganzábal. 

En ese sentido, INIA trabaja hace años en conjunto con el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), Central Lanera Uruguaya (CLU), Movimiento Juventud Agraria (MJA) y el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), en la utilización de perros pastores maremma. Tienen un sistema experimental a través del cual  distribuyen cachorros en forma gratuita, con la única solicitud de realizar un informe completo sobre el proceso de adaptación del perro.

En la actualidad existe una línea sanguínea que se introdujo al país en el comienzo del programa, a la cual se le suman dos de Brasil, una de Argentina y otra de Chile. Asimismo, existe la posibilidad de cruzar con una raza muy emparentada y funcional, el montañés de los Pirineos.

La pluralidad de líneas permite evitar la consanguineidad y la mejora genética de la raza, lo que trae aparejado adelantos en la funcionalidad, dijo. Por ello, uno de los principales desafíos para el futuro es desarrollar criaderos de ejemplares y así continuar con un registro de líneas y poder castrar los perros entregados, lo que garantiza la ausencia de problemas en temporada de celos.  

PROCESO

El trabajo con el maremma es un proceso que dura meses, pero que si se efectúa de forma correcta, permite reducir de forma considerable los problemas con predadores.

De 127 animales avaluados al cumplir el año de vida, el 84 % generaron satisfacción alta en los productores.

De todas formas, Ganzábal subrayó que en ningún proceso que esté la biología de por medio se puede asegurar un cien por ciento de efectividad, y es necesario un aprendizaje y perfeccionamiento constante.

PRODUCTORES

Un grupo de jóvenes del MJA de la zona de Sauce de Solís, Canelones, utiliza hace dos años una perra maremma en una majada de 30 ovejas. Según Eliana Falero, integrante del grupo, desde que el animal está con las ovejas la mortandad de corderos por predadores, en éste caso caranchos, ha disminuido en su totalidad. Antes, la mitad de los corderos se perdían. 

Falero reconoció que para un manejo adecuado, el perro debe tener el menor contacto posible con las personas, por lo que se recomienda que su trato sea tan sólo con dos. Así, el maremma sabe quiénes son las personas que se pueden acercar a la majada.

Un segundo factor importante es la afectividad. La productora explicó que el perro siendo cachorro quiere seguir a las personas y busca juego, pero es necesario mantener la distancia para que desarrolle su instinto de preservación.  

Otro ítem es la lejanía de las viviendas del predio y la alimentación en el propio campo. La joven productora indicó que de esa forma el ejemplar se acostumbra a estar en el campo y sólo se mueve para ir a donde vaya la majada.

El principal problema que detectaron fue que la perra en un principio, en su afán de proteger, se apoderaba de los corderos recién nacidos. Ello lo solucionaron con el paso de los meses, aclaró. 

No sólo la perra se tuvo que adaptar, sino que la majada también. Señaló que se comenzó con una, dos y tres ovejas, hasta que toda la majada estaba junto a ella.

Las ovejas no estaban acostumbradas a ella. Nunca se había hecho. Sin embargo, se acercan de a una hasta que toda la majada está con el perro. En este caso, cuando la perra era más cachorra quería proteger tanto a los corderos cuando nacían, que se los quedaba.

Por su parte, Fredy Martínez, también de la MJA, apuntó que el movimiento comenzó con cinco perros donados por un productor brasileño y hoy cuenta con 19 perros distribuidos en el país.

Informó que la herramienta es efectiva y que los casos de fracasos están emparentados con problemas en el proceso de enseñanza los primeros seis meses.

Otro productor, Domingo Bordaberry, de Durazno, manifestó que hace año y medio cuenta con un ejemplar y la experiencia es “de un aprendizaje constante. Gracias al maremma, pasó a tener 40 muertes por caranchos durante las pariciones, a 15. En la última parición de primavera a Bordaberry se le puso “la piel de gallina” al ver como durante los partos el perro se queda junto a las ovejas, se come la placenta y “lava” a los corderos recién nacidos.

A diferencia del caso anterior, el perro de Bordaberry es inquieto; recorre todo el predio, va hacia las viviendas e incluso ingresa a los campos de vecinos. Igualmente, al igual que el resto de los productores, destacó que no es un animal agresivo.

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa 

Compartir en: