26 de abril de 2017
Máx. Min.
Actualidad 29 de mayo de 2016

El Niño debilitado continúa causando estragos con sequías e inundaciones simultáneas

Ha sido un año duro. Los eventos meteorológicos han golpeado la producción agrícola como pocas vece. Y aunque no es consuelo, hay países que sufren de forma más extrema los avatares de del tiempo.

Montevideo/TodoElCampo – A nivel global, El Niño ha afectado a 60 millones de personas y a pesar de que su fuerza está disminuyendo progresivamente, se espera que el número de damnificados siga creciendo incluso hasta en los primeros meses de 2017. En las próximas semanas entraremos en la fase de La Niña, para la cual Uruguay está preparándose por parte de los organismos especializados.

El mapa muestra las zonas más afectadas por el fenómeno climatológico. Las zonas marcas con azul oscuro son las que están en situación de mayor gravedad y las de color celeste son emergencias moderadas. Como se ve, Uruguay está fuera de esos rangos, a pesar de que ha sufrido fenómenos extremos.

Este año ha sido particularmente duro para Uruguay. Los eventos meteorológicos conocidos por todos han golpeado la producción agrícola de forma pocas veces vista. Sin embargo, y aunque no es consuelo, hay países que sufren de forma más extrema los avatares de del tiempo, sea por escasez o abundancias de lluvias.

Un reciente informe de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) señala que la falta de lluvias desde mediados de 2014 ha generado la pérdida de cultivos de cereales básicos y la muerte de miles de cabezas de ganado en El Salvador, Guatemala, Honduras, y en menor medida en Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

OCHA da cuentas de más de 3 millones y medio de personas en Centroamérica que padecen inseguridad alimentaria, necesitan atención médica y apoyo para recuperar sus medios de subsistencia, especialmente en los países del corredor seco que comprende a Guatemala, Nicaragua, Honduras y El Salvador, informó Radio ONU.

La Oficina de Asuntos Humanitarios señala que esos países afrontan la peor sequía en décadas debido al fenómeno El Niño.

El portavoz de Naciones Unidas, Farhan Haq, hizo referencia al informe durante la conferencia de prensa habitual en la sede del Organismo en Nueva York señalando que la asistencia es “insuficiente” y que continuará la “escasez de alimentos hasta setiembre” próximo.

"Sin suficiente asistencia de emergencia, se espera que continúe la escasez de alimentos hasta setiembre de este año”, dijo.

INUNDACIONES EN SUDAMÉRICA.

A la sequía en Centroamérica se suma el exceso hidrico en América del Sur. Farhan Haq expresó que mientras una parte del continente sufre la sequía, “las lluvias por encima del promedio en partes de Sudamérica continúan causando inundaciones, enfermedades propagadas por mosquitos, incluida la malaria, el dengue, el chikungunya y el zika”.

60 MILLONES DE PERSONAS.

A nivel global, El Niño ha afectado a 60 millones de personas y a pesar de que su fuerza está disminuyendo progresivamente, se espera que el número de damnificados siga creciendo incluso hasta en los primeros meses de 2017, concluye radio ONU en su informe.

URUGUAY SE PREPARA.

A fines de mayo y con El Niño en retirada el fenómeno sigue generando noticias y causando preocupación, y mientras Uruguay no ha superado aún el daño causado se anuncia que con junio llegará La Niña.

Ya se advirtió por parte de las autoridades que La Niña traerá intensos fenómenos hidrometeorológicos en las costas sobre el Pacífico y hasta la Cordillera de los Andes y una disminución sensible de los mismos en el área oriental del continente.

La Administración del Océano y la Atmósfera de Estados Unidos se expresó sobre la necesidad de vigilar las condiciones de la Niña para el segundo semestre del año que comienza en pocas horas.

Otro documento pero del Instituto Internacional de Investigación del Clima y la Sociedad, de Estados Unidos aumentó la probabilidad de “enfriamiento” de la temperatura del Pacífico tropical, lo que podría favorecer la ocurrencia de La Niña con un fuerte aumento de las precipitaciones en el oeste del continente americano.

Uruguay espera que La Niña cause sequias y un invierno muy frío. Las probabilidades de fenómenos adversos extremos es tal que el gobierno realizó una convocatoria interministerial coordinada por el Sistema Nacional de Emergencias (SINAE).

Compartir en: