29 de abril de 2017
Máx. Min.
Gustavo Sacco 07 de julio de 2016

El manejo preparto es fundamental para lograr vacas más eficaces

"Pero también hay un beneficio extra y es que en cuanto mejor estado llegue la vaca al parto eso redunda directamente en la preñez a corto plazo".

Dr.Gustvo Sacco-Montevideo/TodoElCampo – Llegó el invierno, declarado fuerte, y estamos metidos al firme en él, con la cancha algo embarrada y todos peleándola cuerpo a cuerpo, me imagino.

Es buen momento para recordar y repasar juntos algunas ideas del preparto en vaca, recuerdos que pueden ser muy oportunos.

Un invierno complejo como este no nos puede distraer en la atención de nuestras vacas en momentos previos al parto, porque el grueso de los partos de primavera se inicia a partir de agosto y setiembre, y aquellos casos que no se han programado los servicios por lo general es un número de vacas a parir importante en estos meses.

Intentemos tener presente algunas ideas para ir mascullando en estos meses.

Nuestras vacas comienzan a tener preñeces de 7 y 8 meses, el ternero ocupa gran parte del vientre de la vaca por el tamaño; la panza o rumen o estomago principal de la vaca donde se fermenta el pasto que digiere se ve comprimida por el útero gestante y la capacidad de digerir pasto verde se ve muy reducida, por eso la importancia de aportar forrajes de alta calidad y de buena disponibilidad para que en estos meses los animales no pierdan peso y puedan seguir mejorando su capacidad de respuesta una vez den cría en una producción alta de leche lo más rápida post parto.

Tampoco debemos olvidar la importancia del balance de iones en la ración. Sales anionicas han demostrado ser muy importantes en este periodo. Muchos toman la opción de aplicar productos a base de fósforo y de vitaminas - ade- para completar dietas que quizá pueden estar muy justas en estos elementos y creemos es muy buena opción. En algunas oportunidades muchos no han llevado adelante esto y hemos asociado esa omisión con mayor cantidad de retenciones de placenta post parto asociado a olvidos en la aplicación de fósforo y vitamina.

En otros casos la aplicación de saguaypicidas puede ser una muy buena opción y ni que tal vez las vacunaciones que se programan sea de leptopirosis, enfermedades respiratorias o diarreas en los terneros, y otras que los colegas indiquen oportunamente.

En fin, preparar la vaca preparto tiene un impacto no solo en tener un ternero más fuerte al nacer sino más protegido con un mejor calostro y una vaca que rápidamente se adapta a la producción de leche y el manejo preferencial en esta categoría.

Pero también hay un beneficio extra y es que en cuanto mejor estado llegue la vaca al parto eso redunda directamente en la preñez a corto plazo.

Tengamos presente que todas las células reproductivas de la vaca que se están produciendo en su base germinal del ovario serán las que después de 40 a 50 días post parto darán la oportunidad de ovular y preñar en un servicio rápido y temprano.

Por ello si la vaca está en buena condición al parto sus células reproductivas se están formando en buena condición y ello redundara en preñeces más temprano.

Pero si la vaca está en regular condición corporal al parto sus células reproductivas que se están formando en ese periodo del parto llegaran al servicio con menores posibilidades de preñarse.

Quizá es un concepto nuevo para algunos, pero no por ello deja de ser importante. Por eso somos unos insistentes en lo que a condición corporal al parto se refiere, no solo por la vaca, su producción de leche, su ternero, sino por su preñez inmediata futura.

Todos estos elementos son afectados por la condición corporal al parto. Por lo tanto, quizá sea un esfuerzo extra, pero vamos sin miedo a darle de comer a las vacas preparto en dietas balanceadas que esa inversión nos la devuelven muy rápidamente.

Seguimos caminando.

Suerte y hasta la próxima, si Dios quiere.

(Foto de tendencias21.net).

Compartir en: