22 de Noviembre de 2017
Máx. Min.
Economía 06 de Febrero de 2016

El dólar y la inflación arrancaron el 2016 pisando fuerte ¿Qué esperar para el resto del año?

A pesar de las intervenciones de nuestro Banco Central para suavizar los ajustes en materia cambiaria, el dólar ya ha crecido un 4 % en tan solo 36 días que transcurren del año

Economía 06 de Febrero de 2016

El dólar y la inflación arrancaron el 2016 pisando fuerte ¿Qué esperar para el resto del año?

A pesar de las intervenciones de nuestro Banco Central para suavizar los ajustes en materia cambiaria, el dólar ya ha crecido un 4 % en tan solo 36 días que transcurren del año

Cr. Lic. Gonzalo Gatti Irastorzaes-Montevideo/Finanzas Uruguay/TodoElCampo – El año en Uruguay empezó “con todo” en materia económica, y esto se refleja en la evolución de las dos variables que a la gente más le interesa: la inflación y el dólar. De acuerdo a los datos del Instituto Nacional de Estadística, la inflación de enero (2,45 %) fue la más alta de los últimos 20 años.

Si bien es cierto que se trata de una inflación un tanto artificial debido al “traslado” de inflación de diciembre hacia enero, seguimos observando un comportamiento de los precios que se desajusta de la desaceleración que se está produciendo en el crecimiento de la economía uruguaya.

La inflación anual (la que mide los últimos doce meses corridos) pasó del 9,44 % en diciembre hacia un 9,68 % en enero y pensamos que la tendencia seguiría siendo al alza superando en el correr del año la barrera psicológica del 10 %.

Ya hemos advertido desde este espacio que nuestra economía se podría estar dirigiendo hacia un período de “estanflación” que no es otra cosa que un estancamiento económico pero con alta inflación. Esto ya ha ocurrido en varios países de la región y nos ha recordado algo muy básico: los desequilibrios que no corrigen los políticos en materia de gasto público y política salarial luego se encarga de hacerlo la economía pero con más fuerza. “La realidad” es una sola, el contexto internacional ya no es tan favorable para Uruguay y lamentablemente la gente ya lo empieza a sentir en su bolsillo.

UN DÓLAR IMPARABLE QUE YA SUPERA LOS $31 EN SU COTIZACIÓN INTERBANCARIA.

A pesar de las intervenciones de nuestro Banco Central para suavizar los ajustes en materia cambiaria, el dólar ya ha crecido un 4 % en tan solo 36 días que transcurren del año. Es interesante advertir que estos 36 días equivalen a un 10 % del año entonces de mantenerse este ritmo de ascenso del dólar terminaríamos el año con una devaluación nominal del 40 % que sería prácticamente el doble que la ocurrida el año pasado.

De darse esa situación extrema tendríamos un billete verde por encima de los $ 40 para la próxima primavera. Nosotros en realidad proyectamos una devaluación nominal similar a la ocurrida en el 2015 que fue del 23 % lo que llevaría al billete verde hacia los $ 37 a diciembre. Aclaramos nuevamente que se trata de proyecciones sujetas a constantes revisiones y por ende no deben ser utilizados como un dato firme, el futuro es lógicamente incierto y las variables que afectan al dólar son infinitas.

Por otro lado, si bien un 40 % de devaluación nominal nos parece extrema y casi improbable en nuestro país, justo es decirlo que tanto Brasil como Argentina devaluaron un 50 % el año pasado (en el caso de Argentina lo que hubo en realidad fue un reconocimiento oficial de lo que pasaba en el mercado informal tras el cambio de gobierno y además este país tiene una inflación entre tres y cuatro veces superior a la uruguaya).

REINA LA INCERTIDUMBRE EN LOS MERCADOS INTERNACIONALES Y LA VOLATILIDAD ES LA CONSTANTE.

Las bolsas subiendo y bajando en porcentajes importantes al igual que la cotización internacional de las principales monedas solo tienen una explicación: nadie sabe en realidad para dónde va el mundo en materia financiera. Ahora muchos dudan de la normalización monetaria que pretende aplicar el Banco Central de los EE.UU. y ya hay quienes creen que debería ocurrir un proceso inverso teniendo en cuenta las políticas monetarias expansivas de la Zona Euro, Japón y Reino Unido entre otros.

Lo cierto es que por el momento los planes de las autoridades monetarias norteamericanas se mantienen inalterados aunque con menos credibilidad en los mercados financieros. El dólar por ejemplo ha perdido terreno esta semana entre un 3 % y un 4 % frente a las principales monedas internacionales como el euro, el yen y la libra esterlina.

 Veremos cómo sigue todo este lío que justo es decirlo, en el corto plazo le puede servir a Uruguay que necesita de financiamiento barato.

(*) El Cr. Lic. Gonzalo Gatti Irastorzaes el responsable de Finanzas Uruguay.

Compartir en: