22 de Setiembre de 2017
Máx. Min.
Economía 23 de Julio de 2016

El dólar se desploma y alcanza su valor mínimo en lo que va del año

De todas formas, lejos de pensar que Uruguay cambiará la pisada y retomará su crecimiento, este retroceso del dólar nos hace pensar que los problemas podrían ser aún mayores en el mediano plazo.

Economía 23 de Julio de 2016

El dólar se desploma y alcanza su valor mínimo en lo que va del año

De todas formas, lejos de pensar que Uruguay cambiará la pisada y retomará su crecimiento, este retroceso del dólar nos hace pensar que los problemas podrían ser aún mayores en el mediano plazo.

Cr. Lic. Gonzalo Gatti Irastorza/Finanzas Uruguay/TodoElCampo – El jueves 21 de julio de 2016, el dólar cerró a un promedio interbancario billete de $ 29.452. La divisa acumuló 4 sesiones consecutivas a la baja, lo que llevó a retroceder su cotización en un 3 %, abaratándose prácticamente un peso en tan solo una semana. De todas formas, no hubo una gran operativa en nuestro mercado de cambios, se negociaron menos dólares de lo habitual y finalmente ayer alcanzó con una mínima intervención del BCU para ponerle un piso a la caída. Desde este espacio no creemos que se trate de una tendencia, seguimos manteniendo nuestras proyecciones de un dólar al alza para el presente año.

UNA VARIABLE DE AJUSTE QUE NO AJUSTA…

Cuando iniciamos el 2016 todos los analistas locales coincidían en que se repetiría un nuevo año con ascenso del dólar por encima de la inflación. Y los fundamentos eran claros, la economía uruguaya había dejado de crecer y se necesitaba mejorar la competitividad del país. Asimismo, Brasil que es nuestra principal referencia cambiaria tenía problemas económicos y políticos aún mayores que eran contradictorios con un retroceso del dólar. Finalmente, los EE.UU. habían comenzado en diciembre a aumentar su tasa de interés de referencia y se anunciaban nuevos incrementos para el presente año.

Pero luego de dos intensos meses con una subida alocada del tipo de cambio, el dólar no solo dejó de crecer sino que terminó retrocediendo a valores que no se veían desde principios de noviembre del año pasado. EE.UU. dejó en suspenso su normalización monetaria y el BREXIT terminó profundizando las caídas de las tasas de interés internacionales. Las materias primas frenaron su abaratamiento internacional y un nuevo aunque tímido viento de cola llegó a la región. Hubo un nuevo ingreso de capitales y el dólar cambió su tendencia. Por otro lado, el efecto Brasil fue determinante para Uruguay con un fortalecimiento del real del entorno del 17% nominal en lo que va del año, luego de la caída de su presidenta Dilma Rousseff.

De todas formas, lejos de pensar que Uruguay cambiará la pisada y retomará su crecimiento, este retroceso del dólar nos hace pensar que los problemas podrían ser aún mayores en el mediano plazo. Si bien es cierto que a corto plazo podría haber cierto afloje en las presiones inflacionarias, esta caída del tipo de cambio podría aumentar inoportunamente las importaciones. Por otro lado se está observando cierto encarecimiento de la región con China que es un destino clave para su comercio. Europa también podría ganar terreno con un euro a 1.10 por dólar.

Seguimos pensando que la variable de ajuste por excelencia, el precio del dólar, va a terminar corrigiendo los desequilibrios que presenta la economía del país. Nos resulta insostenible una apreciación del peso uruguayo mientras se transita un claro estancamiento de la economía local. Si no se da este año, se dará el próximo, pero la corrección cambiaria en algún momento debería llegar salvo que cambien nuevamente las condiciones internacionales a favor de la región.

(*) El Cr. Lic. Gonzalo Gatti Irastorza es el responsable de Finanzas Uruguay.

N de R. El viernes el dólar operó a $ 29,869, con una suba de $ 0,461 (1,57 %). En el Banco República, la divisa se ubicó en $ 29,10 (+$ 0,30) a la compra y a $ 30,35 (+$ 0,20) a la venta.

Compartir en: