29 de marzo de 2017
Máx. Min.
Economía 23 de setiembre de 2015

El dólar se despega en Brasil y llega a los R$ 4,0540

Montevideo. Sobre las 11.30 horas de ayer el dólar cotizaba en Brasil a R$ 4,0371. A las 15.03 cotizó a R$ 4,0590. Cerró la jornada en R$ 4,0540.

Montevideo/TodoElCampo –  Ayer sábado el dólar en Brasil abrió a un valor máximo histórico de 4 reales. Con un dólar trepando (o un real cayendo), más la situación política por la cual los inversores esperaban la votación de los vetos de la presidenta Dilma Rousseff a los aumentos de gastos votados por el Parlamento que incrementaban los temores a una elevación de tasas de interés en Estados Unidos, Brasil no tuvo un martes fácil.

Sobre las 11.30 horas de ayer el dólar cotizaba en Brasil a R$ 4,0371. A las 15.03 cotizó a R$ 4,0590. Cerró la jornada en R$ 4,0540.

La agencia Brasil 247 reportó ayer que “tras cuatro subas consecutivas, la de este martes fue de 1,80 %”.

“Fue la mayor cotización interdiaria de la divisa estadounidense desde octubre de 2002, cuando la incertidumbre electoral por el pase del poder del socialdemócrata Fernando Henrique Cardoso al izquierdista Lula da Silva, asustaba a los inversores”.

Y agrega que “para frenar la volatilidad del dólar, se espera que el Banco Central siga adelante con su política de swaps cambiarios que vencen en octubre. Esas operaciones equivalen a venta futura de dólares”.

CHINA AFECTA AL REAL

En ese marco el diario Folha de Sao Paulo reprodujo ayer un artículo de Joe Leahy publicado en Financial Times bajo el título “Las preocupaciones por la creciente recesión y las perspectivas de China afectan al real”.

El artículo cita a Neil Shearing de la consultora Capital Economics, quien dijo que la depreciación del real se debe a China.

"Todo esto se debe a China” que es “el principal socio exportador de Brasil”, dijo.

Agregó que “si China tiene una contracción económica brusca y los precios de los productos básicos caen aún más, entonces creo que cualquier cosa puede suceder" con el real.

Shearing aclaró que su consultora Capital Economics no pronostica una contracción económica brusca en China, pero hay pesimismo sobre el real, el que va en aumento luego de que Standard & Poor’s rebajara la calificación crediticia del país.

La última vez que el real estuvo tan débil fue cuando el mentor de Rousseff y ex presidente, Luiz Inácio Lula da Silva, estaba a punto de ocupar el cargo, recuerda Joe Leahy.

Por ese entonces los mercados temían que Lula abandonara las políticas económicas ortodoxas implementadas por Fernando Henrique Cardoso, e implementara un programa populista. Pero resultó al revés, Lula da Silva se convirtió en un favorito de los mercados durante su mandato de ocho años que comenzó en el año 2003.

“Mantuvo las políticas económicas de Cardoso, las cuales incluían un tipo de cambio flotante, control de la inflación y responsabilidad fiscal, y tuvo ayuda del rápido crecimiento de la demanda china de productos básicos brasileños durante esa década”, recuerda el periodista del Financial Times.

“Rousseff, quien ocupó el cargo en 2011, llegó en momentos en que comenzaba la desaceleración de los mercados emergentes y se embarcó en un prolongado estímulo fiscal y controles de precios que fueron criticados por los mercados por no ser favorables a las inversiones”, continúa Leahy

Ahora “se espera que Rousseff presente esta semana un nuevo gabinete que intentará distribuir el poder de forma más equitativa entre sus socios de coalición y mitigar la creciente oposición entre los legisladores”, añade.

Volviendo a Shearing, éste cuestionó si al cambio de R$ 4 por dólar, el real podría debilitarse mucho más, salvo que ocurra una desaceleración más brusca de lo esperado en China.

Ahora las exportaciones brasileñas están comenzando a ser más competitivas y la industria puede competir con las importaciones.

Para Shearing, el real “ofrece indicios de esperanza”, no obstante ello indicó que la desconfianza es negativa para el mercado y podría debilitarlo aún más, a pesar de que los fundamentos están mejorando.

Compartir en: