27 de abril de 2017
Máx. Min.
Sergio Abreu 28 de agosto de 2013

El camino del despotismo

Sergio Abreu: "Cuando venga el tiempo de las vacas flacas no tendremos reservas para enfrentarlo. El populismo tiene un solo destino: despotismo y pobreza. Y en ese camino vamos".

Sergio Abreu/TodoElCampo – El ministro de Economía, Fernando Lorenzo, mostró lindos números de crecimiento, empleo, salarios, comparaciones con otros países etc. No dijo que ha crecido el gasto público en un 74 %; que el déficit fiscal es de más del 2 %; que existe un atraso cambiario que afecta la competitividad del sector exportador; que el IRPF recauda 1.500 millones de dólares y que el contribuyente no recibe servicios eficientes en seguridad, educación y salud. 

Lo peor, es que existen más de 50 sociedades de derecho privado de las empresas públicas que no son controladas por el Tribunal de Cuentas. 

Se reconoce que nada se invierte en infraestructura, en los 7.000 km. de rutas nacionales y los 70.000 de caminería rural. 

Para los jubilados y pensionistas, no hay una sola mención a los que menos ganan o alguna solución al menos por franja etaria. 

Estamos frente a dos equipos económicos, uno que recauda vorazmente como capitalista, y el otro que gasta indisciplinadamente como socialista.

En resumen, recursos para el clientelismo político, cientos de cargos de particular confianza, impuestos insoportables y un gasto que aumenta sin contemplar al ciudadano común que no tiene sindicato que lo defienda.

El caos en la conducción del país está instalado, se perdió el sentido de la autoridad y el mando, y se ejerce excepcionalmente para entregarle las llaves de la ciudad a la presidente argentina, Cristina Fernández. 

Cuando venga el tiempo de las vacas flacas no tendremos reservas para enfrentarlo. El populismo tiene un solo destino: despotismo y pobreza. Y en ese camino vamos.

(Foto de Fernando Lorenzo, diario La Diaria).

Compartir en: