24 de Mayo de 2017
Máx. Min.
Economía 31 de Octubre de 2016

El cambio en el control de la natalidad en China puede favorecer la agoindustria uruguaya

El viernes pasado, poco después de su regreso de China, el titular del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Ing. Agr. Tabaré Aguerre, se refirió a los logros que se aspiran desde su cartera.

Economía 31 de Octubre de 2016

El cambio en el control de la natalidad en China puede favorecer la agoindustria uruguaya

El viernes pasado, poco después de su regreso de China, el titular del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Ing. Agr. Tabaré Aguerre, se refirió a los logros que se aspiran desde su cartera.

Montevideo/TodoElCampo – Hace un año China puso fin a su polémico método de control de natalidad conocido como “de hijo único” que, se estima, evitó el nacimiento de 400 millones de niños desde que se puso en marcha a fines de los años 70. El cambio se debe a que el gobierno busca revertir el envejecimiento de su población. Lo concreto es que de un hijo, las parejas ahora podrán tener dos por lo que la población china acelerará su crecimiento y eso implica que el país necesitará importar mayor cantidad de alimentos. Precisamente alimentos es lo que Uruguay más vende a aquel país. Por otra parte el ministro Tabaré Aguerre considera que las negociaciones referente al tratado de libre comercio con China pueden derivar en beneficios para el sector agroindustrial de nuestro país. Recordó que la agroindustria representa el 97 % del comercio con China y un TLC puede incrementar la colocación de producción nacional, especialmente carne, lácteos y arroz.

El viernes pasado, poco después de su regreso de China, el titular del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Ing. Agr. Tabaré Aguerre, se refirió a los logros que se aspiran desde su cartera.

“Con este viaje, se promovió un mayor conocimiento normativo, institucional, en políticas  productivas  y se entendió el dinamismo de un mercado importante” como el chino, dijo Aguerre, y entendió que el país asiático “tiene gran potencial de crecimiento”.

Aguerre subrayó que se actualizó el protocolo sanitario de la soja, el cual establece que el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) produzca ese grano con niveles de proteínas mejoradas para consumo humano, de forma de que sea vendido al mercado chino.

Por otra parte quedó “abierta la puerta” para exportar cítricos, arándanos, maíz y cebada, además de incrementar exportaciones forestales, de cárnico, productos lácteos y arroz.

Hoy, con los aranceles vigentes, Uruguay vende a China el 75 % de la soja, 50 % de la carne y gran parte de los lácteos. Pero “un tratado de libre comercio permitirá que el gran ganador sea nuestro sector agroindustrial, porque es el que tiene el 97 % del comercio” sin TLC, dijo el ministro.

Añadió que “ya vendemos el 26 % de las exportaciones de bienes del país. Hay que evaluar cuánto se gana y se pierde como país pero está tomada la decisión política de transitar por ese camino”, expresó.

En China “hay 450 millones de personas” que no consumen los alimentos que Uruguay produce por lo que “debemos tener una plataforma para diferenciarnos como país; y luego, que el sector privado genere estrategias de negocios”.

NO SÓLO CHINA.

Pero la importancia de China no implica que las exportaciones se dirijan sólo a ese país.

“No quiere decir que concentremos toda nuestra producción en China, sino que también miramos a Estados Unidos, Rusia, Alemania, entre otros”.

Lo importante es que “Uruguay tiene que encontrar la mejor combinación para vender sus productos tratando saliendo del modelo clásico, el que es logro el estatus sanitario y luego vendo. Acá también miramos anticipadamente lo arancelario y la diferenciación de la calidad y como fidelizar a los clientes”, indicó.

CHINA CAMBIÓ EL CONTROL DE NATALIDAD.

Un dato relevante es que hay perspectivas buenas en el sentido de que China necesitará más alimento debido al cambio en su política de control de natalidad. Aguerre reflexionó que esa modificación “determinará que esa nación requerirá mayor cantidad de alimentos. Ahí es la oportunidad para aumentar el posicionamiento de nuestra soja, carne y lácteos”.

Aguerre dijo también que falta concretar acuerdos para la colocación de arándanos, la habilitación para la exportación de arroz y la misión de auditoría para vender miel.

(Foto de El Economista).

Compartir en: