29 de abril de 2017
Máx. Min.
Pedro Bordaberry 07 de octubre de 2014

El 26 compare y vote por Uruguay

Bordaberry: "Sé que no es agradable que los menores sean detenidos y recluidos. Pero si los menores cometen homicidios, violaciones o copamientos, no podemos mirar para otro lado sino enfrentar el problema que tenemos".

Montevideo-Pedro Bordaberry/TodoElCampo – El domingo 26 de octubre llega la hora de la verdad. 

Los uruguayos votaremos para elegir los dos candidatos a presidente que pasarán al balotaje, la segunda ronda, en noviembre. 

También elegiremos senadores y diputados.

Ese día se terminan los jingles, los esloganes, el fotoshop y llega el momento de decisión más importante de los próximos cinco años.

Es una decisión trascendente por lo que le pido, estimado lector, que medite bien su voto.

Al meditar lo que va a votar piense en su familia, en sus hijos, en sus amigos, en su barrio, en el Uruguay. 

Uruguay puede ser el mejor país del mundo, tiene todo para serlo y debe serlo.

Usted con su voto es el que lo va a decidir.

No deje que otros decidan por usted. 

Acá no votan las encuestas ni estas le van a decir lo que tiene que hacer. Las encuestas no lo sustituyen a usted que es el dueño del voto.

Es usted el que decide.

Por un instante, olvídese de los jingles y de los esloganes. Piense en qué país quiere vivir en los próximos años.

Compare propuestas de gobierno, programas. Compare equipos. Compare candidatos. Compare experiencia, capacidades. 

Sea exigente.

También escuche a su corazón. Su voto vale mucho.

Vea quien trabaja más, quien está dispuesto a arremangarse todos los días para lograr ese Uruguay que queremos recuperar.

Es usted, con su voto, el único que puede hacer posible que esos valores, sentimientos y sueños que compartimos puedan estar presentes en el próximo gobierno.

Nosotros queremos cambiar el gobierno pero sobre todo el rumbo que tiene en la política de educación, de seguridad ciudadana y de valores. De valores porque nos parece que cuando le ponemos impuestos al que trabaja, y lo castigamos por trabajar, no estamos valorizando al que se esfuerza y progresa.

También porque estamos perdiendo el valor de la familia, de la tolerancia y de la honestidad.

Fíjese lo que sucedió esta semana.

La Constitución dice que quien está procesado por la Justicia y en él pueda recaer una determinada pena, no puede ser candidato a nada.

Pese a eso, la Corte Electoral, con los votos del Frente Amplio y del Partido Nacional, habilitó a quien está procesado. Lo hizo pasando por encima del artículo 80 de la Constitución.

El argumento que utilizó para ello fue que la Justicia no le había avisado a la Corte Electoral que ese ex ministro estaba procesado.

¡Increíble, vergonzoso!

Todos los uruguayos vimos en televisión, escuchamos por la radio y leímos en la prensa que estaba procesado. Todos los ministros del Frente Amplio y del Partido Nacional saben que es así pero no aplican la Constitución porque dicen que el juez de la causa no les avisó.

Parece que hay una ley para nosotros los políticos y otra para los ciudadanos.

Hace algunas semanas se llegó a proponer derogar un delito que cometió este ciudadano. Es decir, la reacción cuando se procesa a un correligionario por un delito no fue apartarlo sino derogar el delito. Ahora, se suma el ignorar su existencia.

Hace rato que propusimos a los otros partidos aprobar medidas contra la corrupción. El candidato Vázquez contestó que no lo haría. El candidato del Partido Nacional ni siquiera contestó.

Por eso también hay que votar, porque hay que cambiar.

Cambiar para poder mejorar todo lo que tenemos que mejorar.

Los uruguayos nos merecemos vivir mejor.

Por eso le pedimos el voto para trabajar y gobernar.

Para ocuparnos de los problemas, para hacer las cosas que tenemos que hacer, sin ataduras ni compromisos con nadie, para recuperar en el Uruguay los valores de convivencia y respeto que hemos perdido.

El 26 también votaremos la reforma para “Vivir en Paz”.

Está en sus manos, decirle “Sí” a la reforma. Una reforma que promueve primero que nada proteger a la gente honesta, a los que trabajan, estudian y se rompen el alma para salir adelante.

Al igual que ustedes yo no logro conciliar el sueño cuando mis hijos salen de noche. Recién cuando los escucho llegar de vuelta, me alivia la tensión que me provoca la incertidumbre de que les pase algo.

Ustedes tienen la opción para terminar con la inseguridad provocada por menores que delinquen.

Sé que no es agradable que los menores sean detenidos y recluidos. Pero si los menores cometen homicidios, violaciones o copamientos, no podemos mirar para otro lado sino enfrentar el problema que tenemos.

Nuestra propuesta sigue el camino de lo que han hecho Estados Unidos, España, Gran Bretaña y otras democracias para los menores que matan, violan o rapiñan.

No inventamos nada, sino que pretendemos hacer lo que otros han hecho. Proponemos bajar la edad y trabajar seriamente en su reeducación y su reinserción.

Pero sobre todo proponemos priorizar, en nuestra política de seguridad, a los honestos. A esos ciudadanos que estudian, que trabajan, que pagan sus impuestos. Esos que el Estado, el gobierno, tiene el deber de proteger.

Por eso, lo del título. El 26 medite bien su voto. Compare, sea exigente y vote por usted, por su familia, por el futuro, por Uruguay.

Compartir en: