20 de Octubre de 2017
Máx. Min.
Actualidad 02 de Setiembre de 2013

¿Discépolo tenía razón?

Sergio Abreu: La puesta en escena de un personaje que saltó a la fama no por su trabajo positivo y beneficioso para el país, sino por su carácter de delincuente, parase legitimar una vez más las estrofas de Enrique Santos Discépolo.

Actualidad 02 de Setiembre de 2013

¿Discépolo tenía razón?

Sergio Abreu: La puesta en escena de un personaje que saltó a la fama no por su trabajo positivo y beneficioso para el país, sino por su carácter de delincuente, parase legitimar una vez más las estrofas de Enrique Santos Discépolo.

Sergio Abreu/TodoElCampo – En varios días se robaron 1.500 metros de cables del corredor Garzón (un engendro inviable con un costo de millones dólares).

Las cajas de alumbrado dejaron a oscuras al Barrio Sur y en Casavalle un semáforo no pudo ser inaugurado porque los cables fueron robados tres veces. Lo mismo en Belloni y Cuchilla Grande; todo relacionado con el robo de cobre que se vende en el mercado de la pasta base.

La Intendencia habla de “vandalismo” tratando de disimular que se trata de crimen organizado. A eso se le agrega los 23.000 contenedores de basura “que se han tenido que reparar sin contar los varios miles que se realizaron en herrerías”.

Hace poco las letras “Montevideo” fueron robadas a pesar de estar bajo custodia de una cooperativa contratada por la Intendencia.

Por otro lado, el Ministro del Interior está preocupado por los “infiltrados” en cada movilización que formados en vieja cultura de la izquierda violentista hacen lo que quieren.

Pero el colmo de la impunidad y la ausencia de valores lo representa el Sr. Villette Sellanes, el autor del “robo del siglo” que fuera repatriado al Uruguay por un Juez argentino bajo la figura del “extrañamiento”!

Ya en Montevideo dijo: “Yo voy a ser ladrón de por vida” cuando iba camino a Punta del Este donde se radicará. Y se excusó de hablar con la prensa por “tener un contrato exclusivo con un programa de televisión”.

Uno se pregunta: ¿Este descarado delincuente, no está en la figura de la apología del delito cuando afirma que seguirá siendo ladrón y que una contadora administra lo robado que supera los diez millones de dólares más joyas de gran valor?

¿Éste es el valor que se tramite a la juventud, como si el robar fuera una hazaña imitable y el cinismo una forma de tomarle el pelo a todos los que se doblan el lomo trabajando y pagando sus impuestos?

¿El Ministerio del Interior y la Justicia o algún fiscal, no deberían actuar? o Discépolo tenía razón con aquello de “el que no afana es un gil”? (wym-1378112779048 - http://www.youtube.com/watch?v=vH6_jzFlkFg).

(En la foto Enrique Santos Discépolo).

Compartir en: