18 de Diciembre de 2017
Máx. Min.
Actualidad 10 de Diciembre de 2013

Difícil de entender

"A diferencia de la madera cuando Botnia comienza la fabrica de celulosa, a todos los que dudaban y los que pensaban distinto, los llevaban a Finlandia y les mostraban lo que allí hacían, Aratirí no muestra nada".

Actualidad 10 de Diciembre de 2013

Difícil de entender

"A diferencia de la madera cuando Botnia comienza la fabrica de celulosa, a todos los que dudaban y los que pensaban distinto, los llevaban a Finlandia y les mostraban lo que allí hacían, Aratirí no muestra nada".

Horacio Jaume/TodoElCampo - La ley de forestación en su elaboración tuvo muchas idas y venidas, principalmente porque había muchos que tenían dudas y querían dejarlas aclaradas.

Hay muchas anécdotas con relación a la misma pero la más importante fue el convencimiento a nivel nacional de que era lo que servía al país.

Nosotros particularmente fuimos acompañando a los forestadores que en distintas zonas del país exponían su posición y abrían un debate para que las dudas fueran aclaradas.

¿Cuál fue el resultado de esto? Que la ley se votó y aunque hubo algunos por convencimiento, otros por intereses, y otros que no querían aceptarlo, al final primó la razón y hoy es una realidad.

¿Se puede comparar esto con la minería de gran porte? ¿o donde estriban las diferencias?

En primer lugar la minería de ese tipo tiene un nombre y es Aratirí. 

Siempre fue así y desde que se expuso sus inquietudes nunca dudó que lo suyo fuese aprobado.

El propio sistema político se vio sorprendido por la forma en que el ejecutivo llevaba estas cosas adelante; los trabajos que se realizaban y el impacto que se provocaba en los lugares que se operaba.

Aratirí es una empresa que vende el proyecto para que otro lo ejecute.

El diputado José Carlos Cardozo pide una entrevista con el presidente y a partir de ese momento  cambian los porcentajes de explotación.

A diferencia de la madera cuando Botnia comienza la fabrica de celulosa, a todos los que dudaban y los que pensaban distinto, los llevaban a Finlandia y les mostraban lo que allí hacían, Aratirí no muestra nada.

Aratirí presenta un proyecto que el propio consejo de ministros lo rechaza por incompleto.

Podríamos seguir enumerando diferencias entre uno y otro pero hay algo mas importante, que es el centro del caso.

La forestación logró el consenso general que en definitiva es su gran argumento.

La minería de gran porte no tiene esa característica y si la votan sale solamente con los votos del Frente Amplio, o sea que la mayoría la tiene pero se sabe que no todos los pertenecientes a esa corriente política están de acuerdo y están votando por disciplina partidaria.

La pregunta que uno se hace es  si la forestación hubiese tenido esa característica , ¿hubiese logrado el desarrollo que tiene actualmente?

Los que votan por disciplina partidaria (aquí hay que establecer la diferencia, de si lo hace por convencimiento o no) sino el caso de disciplina embarcaría al país en un camino que la mayoría no quiere.

Ya con esto daría para pensar, pero ¿qué futuro tendrá el proyecto donde las posibilidades de cambiar de gobierno existen y hay que trabajar en forma mancomunada?

 Como si todo esto fuese poco, sí existe un proyecto que esta relacionado con el hierro de este país en el que todos coinciden que es el mejor (Cuando digo todos, son todos) incluyo PIT-CNT, blancos, colorados, frenteamplistas y productores.

Este proyecto es del ingeniero Bartol pero poco se habla de él.

Difícil de entender.

Compartir en: