23 de Noviembre de 2017
Máx. Min.
Agricultura 04 de Julio de 2016

Debate. 110 premios Nobel y Greenpeace intercambian textos sobre transgénicos

La misiva de los premios Nobel pide a Greenpeace y organizaciones similares que cesen sus campañas para bloquear el uso de productos geneticamente modificados. La respuesta no se hizo esperar.

Agricultura 04 de Julio de 2016

Debate. 110 premios Nobel y Greenpeace intercambian textos sobre transgénicos

La misiva de los premios Nobel pide a Greenpeace y organizaciones similares que cesen sus campañas para bloquear el uso de productos geneticamente modificados. La respuesta no se hizo esperar.

Montevideo/TodoElCampo – Son 110 los premios Nobel que remitieron una carta pidiendo a Greenpeace que cambie su posición sobre los organismos genéticamente modificados y acabe con la oposición.

La misiva pide a Greenpeace y otras organizaciones ecologistas que cesen sus campañas para bloquear la introducción y el uso de estos productos.

Mencionan especialmente el arroz dorado, una variedad que puede reducir drásticamente el déficit de vitamina A que causa medio millón de casos de ceguera y dos millones de muertes cada año en todo el mundo.

Greenpeace es una organización conocida a nivel mundial por sus posiciones contrarias a los transgénicos por eso la misiva va dirigida a ellos, sin embargo los premios Nobel firmaron el texto pensando en todos los movimiento ecologista con posturas similares y contrarias a esa gran herramienta para combatir el hambre que es la biotecnología.

LA CARTA.

"Urgimos a Greenpeace y a sus aliados que reexaminen la experiencia de agricultores y consumidores por todo el mundo con cultivos y alimentos mejorados a través de la biotecnología, que reconozcan los hallazgos de la comunidad científica y las agencias regulatorias, y que abandonen su posición contra los organismos genéticamente modificados, en general, y contra el arroz dorado en particular", dicen los firmantes.

Añaden que aunque apoyan gran parte de las actividades de Greenpeace, esperan que la campaña les ayude a "admitir que este es un asunto en el que están equivocados".

OGM, CABALLITO DE BATALLA DE GREENPEACE.

El portal Xataca de especialización en tecnología consideró que el pedido de los Nobel no será de fácil aceptación por parte de Greenpeace y otras organizaciones ecologistas ya que los organismos genéticamente modificados son un caballito de batalla tradicionales de esas agrupaciones y les ha reportado algunos éxitos.

“Su oposición, ha sido larga y (en muchos casos) exitosa. Sin ir más lejos, el año pasado se consiguió frenar el cultivo de soja transgénica en México y el arroz dorado lleva más de una década perdido en el limbo regulatorio, pese a su enorme potencial para reducir y eliminar el déficit de vitamina A en numerosos lugares de África y el Sureste asiático”, precisa Xataka.

250 millones de niños sufren déficit de vitamina A, incluyendo el 40 % por ciento de los niños que viven hoy en países en desarrollo, según datos de la OMS.

Por otra parte UNICEF asegura que se podría prevenir dos millones de muertes al año y medio millón de casos de ceguera infantil con el consumo de arroz dorado.

“Como contamos hace unas semanas, el consenso científico actual es que los transgénicos no son más peligrosos que cualquier otro organismo y que no hay pruebas de su supuesto peligro para la salud ni del daño medioambiental producido”, subraya Xataka.

GREENPEACE APUNTA AL MIEDO COMO ARMA EFECTIVA.

Hace unos años Richard Roberts y Phillip Sharp, ambos ganadores del Premio Nobel de medicina y fisiología en 1993, dijeron que lo más preocupante en el accionar de los grupos contrarios a los transgénicos no es en el ámbito judicial o científico sino la “estrategia del miedo” que utilizan.

“Es sencillo ver que el trabajo de Greenpeace (sobre transgénicos) es peligroso y anticientífico” dijeron Roberts y Sharp al Washington Post.

LA RESPUESTA DE GREENPEACE.

El grupo Greenpeace respondió con un comunicado fechado el 30 de junio en Manila (capital de Filipinas) señalando que “los transgénicos no son la solución del hambre en el mundo” y que “hay alimentos suficientes para todas las personas”, lo que ocurre es que “el 30 % de los alimentos producidos en el mundo terminan en la basura. Solo con esto tendríamos lo suficiente para alimentar a todas las personas que habitan la Tierra hoy día y los que podremos llegar a ser en 2050 (sin intensificar más la agricultura y sin utilizar cultivos transgénicos)”

Sobre el arroz dorado mencionado por los Nobel el grupo ambientalista dice que “no existe, no está disponible” y que es “un proyecto fallido que tras 20 años sigue en la fase de investigación y en el que se han invertido cientos de millones de dólares”.

Tal afirmación se da de bruces no sólo con lo dicho por los premios Nobel, también por la OMS y UNICEF.

“Mientras se sigue investigando en cultivos transgénicos que den solución a los problemas agronómicos y carencia de determinados nutrientes, los avances en la mejora convencional ya están ofreciendo los cultivos prometidos por la ingeniería genética. Por ejemplo, tanto el arroz tolerante a las inundaciones como a la sequía ya están en los campos de los agricultores y el maíz resistente a la sequía está disponible en muchas partes de África, donde más se necesita. Cultivos nutritivamente mejorados también ya existen, sin necesidad de utilizar la ingeniería genética, pero sin duda, la solución más sostenible es mejorar el acceso a una alimentación sana y variada”, subraya.

Compartir en: