19 de Noviembre de 2017
Máx. Min.
Economía 20 de Abril de 2017

Datos alentadores en PIB de China y Brasil son positivos para la economía uruguaya

Se prevé que el comercio y los servicios se demoren más en recuperarse debido a que el desempleo está en máximos históricos, pero aun así mostraron crecimiento a comienzos de año.

Economía 20 de Abril de 2017

Datos alentadores en PIB de China y Brasil son positivos para la economía uruguaya

Se prevé que el comercio y los servicios se demoren más en recuperarse debido a que el desempleo está en máximos históricos, pero aun así mostraron crecimiento a comienzos de año.

Montevideo – TodoElCampo – La economía de China creció más rápido de lo previsto en el primer trimestre debido a que el mayor gasto en gubernamental en infraestructura y un mercado inmobiliario en auge ofrecieron impulso a la expansión más alta de la producción industrial en dos años. El crecimiento de 6,9% fue el mayor en seis trimestres y la inversión, las ventas minoristas y las exportaciones de marzo -que superaron los pronósticos- sugieren que la economía china mantendrá un sólido impulso en la primavera boreal.

Por su parte, la actividad económica en Brasil creció en febrero a su tasa más acelerada desde enero de 2010, según datos del Banco Central publicados este lunes, en la señal más fuerte a la fecha de que el país estaría saliendo de una recesión que ya dura dos años. Se prevé un incremento en la producción agrícola en el primer trimestre gracias a un volumen extraordinario en las cosechas. La producción industrial, en tanto, mejoró por un repunte en las exportaciones de vehículos.

El Índice de Actividad Económica del Banco Central de Brasil (IBC-Br) subió 1,31 % en febrero frente a enero, tras ajustes por estacionalidad, luego de un incremento revisado al alza de 0,62 % el mes previo. La mediana de las expectativas era de un alza de 0,55 %.

Se prevé que el comercio y los servicios se demoren más en recuperarse debido a que el desempleo está en máximos históricos, pero aun así mostraron crecimiento a comienzos de año, según datos publicados a comienzos de mes.

El IBC-Br mide la actividad en la agricultura, la industria y los servicios y se lo considera un adelanto del Producto Interno Bruto (PIB). El PIB crecería un 0,4 % en 2017 en relación a 2016, cuando la economía brasileña se contrajo un 3,6 %, según un sondeo del banco central publicado este lunes. Sin embargo, expertos advierten que la recuperación podría flaquear si el gobierno de Michel Temer no logra que el Congreso apruebe una reforma al sistema de pensiones en los próximos meses o si el mandatario termina siendo destituido dentro del gran escándalo por corrupción que vive el país.

Al cierre del primer trimestre de este año y sin considerar las colocaciones desde zonas francas, Brasil fue el principal destino para las exportaciones de bienes desde Uruguay con ventas por U$S 320,9 millones y un aumento del 47,8 % respecto a igual período del año pasado, mientras que China se ubicó segundo con U$S 209,2 millones y una crecimiento interanual del 19,2 %.

China sorprendió. Los analistas encuestados por Reuters esperaban que la economía de China se expandiera un 6,8% en el primer trimestre, como en el cuarto de 2016. No obstante, muchos analistas prevén que la segunda economía más grande del mundo pierda impulso durante 2017, porque Pekín aún depende mucho de estímulos y los motores de crecimiento de la "vieja economía", principalmente la industria siderúrgica y un mercado inmobiliario que se sobrecalienta.

"El gobierno chino tiene una tendencia a depender del desarrollo de infraestructura para sostener el crecimiento a largo plazo", dijeron economistas de ANZ en una entrevista. "La pregunta es si este modelo liderado por las inversiones es sostenible, dado que las autoridades tienen dificultades para contener al crédito. Necesitamos un seguimiento para ver si el liderazgo chino enviará pronto una señal más fuerte para endurecer la política monetaria", agregaron.

Pese a que los funcionarios chinos prometieron contener los riesgos de la deuda, el financiamiento social total, una medición amplia del crédito y la liquidez en la economía, alcanzó un récord de 6,93 billones de yuanes (1 billón de dólares) en el trimestre, más o menos el equivalente a la economía de México.

El gasto de los gobiernos locales y del gobierno central subió un 21 % interanual. Eso contribuyó a superar el objetivo de crecimiento para el primer trimestre de un 6,5 % y la estimación de los analistas de un 6,8 %.

El crecimiento de la inversión inmobiliaria se aceleró a un 9,1 % en el primer trimestre a un ritmo interanual, luego de que el ritmo de nuevas construcciones se aceleró a pesar de las medidas del gobierno para enfriar al mercado.

La producción industrial aumentó un 7,6 % en marzo, y la producción de acero en ese mes fue la más alta desde que hay registros, según datos de Reuters. El consumo también parece estar fortaleciéndose, y contribuyó al 77,2 % del crecimiento en el primer trimestre, mientras que el incremento de las ventas minoristas se disparó un 10,9 % tras una desaceleración en los dos primeros meses del año.

(Artículo publicado en América Economía. Autor Reuters).

Compartir en: