23 de marzo de 2017
Máx. Min.
Agricultura 03 de noviembre de 2016

Cultivos transgénicos permiten ahorro de agua y menor uso de agroquímicos

El estudio del Dr. Areal evalúa y cuantifica cómo la biotecnología agraria ha repercutido positivamente a nivel económico, social y ambiental.

Montevideo/TodoElCampo – El cultivo de maíz Bt permitió a España el ahorro de 193 millones de euros en importaciones de maíz desde 1998, además de otros beneficios como el ahorro de 615.778 miles de metros cúbicos de agua, según un estudio sobre ese cultivo difundido por la fundación Antama y que abarca los años de 1998 a 2015. En Uruguay, donde también se cultiva maíz Bt, el uso de transgénicos incidió directamente el crecimiento de la economía entre 2003 y 2015 según un informe difundido en octubre por la consultora Seragro. El estudio de Antama señala también que el uso de transgénico disminuye el uso de agroquímicos.

Al cumplir 18 años de siembra continuada de maíz transgénico, la fundación Antama (Fundación para la Aplicación de Nuevas Tecnologías en la Agricultura, el Medio Ambiente y la Alimentación) publicó el informe “Beneficios del maíz Bt en España (1998-2015). Una perspectiva económica, social y ambiental”, elaborado por Dr. Francisco J. Areal de la Universidad de Reading, Reino Unido, en el cual realiza un análisis exclusivo de los beneficios económicos y medioambientales obtenidos en España gracias a la adopción del maíz Bt, la única variedad modificada genéticamente cuyo cultivo está permitido en el marco comunitario.

El estudio del Dr. Areal evalúa y cuantifica cómo la biotecnología agraria ha repercutido positivamente a nivel económico, social y ambiental.

El documento prueba que en los últimos 18 años el maíz Bt permitió a España una producción extra de un total de 1.093.868 toneladas. “Para conseguir esta producción a través de cultivos convencionales habría sido necesario incrementar la superficie de cultivo en 106.775 hectáreas. Esto habría tenido un gasto de agua agregado de 615.778 miles de m3. Esta cantidad de agua equivale a abastecer durante un año a 746.000 habitantes”, expresa el texto.

Además la adopción del maíz Bt ha permitido a España “reducir desde 1998 a 2015 las importaciones de maíz en más de un millón de toneladas, con un ahorro de 193 millones de euros”.

Por otra parte el maíz Bt permitió a España “evitar una huella hídrica de 1,34 miles de millones de m3 durante los 18 años del cultivo, reduciendo así la presión de la actividad humana sobre el agua dulce”, añade el Dr. Areal.

“Además, el cultivo de maíz Bt ha generado una fijación neta de carbono adicional de 849.935 toneladas de CO2 equivalentes. Esto implica que desde el inicio del cultivo del maíz Bt en España hasta la actualidad se han compensado las emisiones anuales de CO2 de más de 25.000 coches”, subraya.

MENOR USO DE FITOSANITARIOS.

España adoptó el uso de maíz Bt por “su mayor rendimiento y menor costo de producción”, explica el texto que agrega como beneficioso el “menor uso de fitosanitarios, la reducción de costos derivados, un menor contenido de fumonisinas (micotoxinas) en maíz, así como la reducción de pérdidas productivas por plaga del taladro”. Las diferencias medias de rendimiento varían en función de la zona y la severidad de la plaga.

El Dr. Francisco Areal es profesor de Economía Ambiental en la Escuela de Agricultura, Política y Desarrollo de la Universidad de Reading (Reino Unido). Sus principales áreas de investigación incluyen la economía ambiental, la economía agrícola y la econometría aplicada.

TRASGÉNICOS EN URUGUAY.

Respecto a Uruguay, el mes pasado la consultora Seragro brindó una conferencia en la Cámara Mercantil de Productos del País (CMPP) en la que se presentó un estudio que da cuenta que la incorporación de soja y maíz transgénica y la siembra directa favorecieron el crecimiento de la economía entre los años 2003 a 2015.

Seragro analizó el desempeño de los transgénicos durante esos años concluyendo que hicieron la diferencia de U$S 12.077 millones frente a un escenario supuesto de cultivos no transgénicos. Dicho de otra forma la soja y el maíz modificados impulsaron al alza el Producto Interno Bruto  (PIB) en un 1,7 % promedio anual entre 2004 y 2015 cuando el crecimiento de la economía promedio en esos años fue del 5 %.

(Foto de Presencianoticia).

Compartir en: