25 de abril de 2017
Máx. Min.
Agricultura 23 de agosto de 2016

¿Cuál es la verdad sobre los transgénicos en Bolivia?

"Bolivia no puede ser competitiva en el Mercosur" sin los OGM ya que el resto de países sí la usan dijo María Mercedes Roca, profesora de Biotecnología en el Tecnológico de Monterrey (México).

Montevideo/TodoElCampo – Bolivia mantiene un discurso contrario a los transgénicos, los prohibió en su Constitución y los regula de forma importante. Pero algo no cierra: importa semillas transgénicas y está entre los principales países con superficie cultivada con semillas modificadas.

Solemos relacionar Bolivia con la minería sin embargo la agricultura  es de gran peso en la economía de ese país, y una de las polémicas más fuertes respecto a la agricultura tiene que ver con el uso de los transgénicos.

Por un lado el gobierno de Evo Morales reduce su uso a la soja y mientras la Constitución de 2009 prohíbe la producción, importación y comercialización de semillas transgénicas, otro artículo de la Carta Magna  establece que serán regulados por ley.

Mientras tanto la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) pide al gobierno que autorice ampliar la investigación a otras variedades de soja y cereales para mejorar la productividad, pero no es escuchada.

“Bolivia no puede ser competitiva en el Mercosur sin esta tecnología", ya que el resto de países sí la usan dijo a Efe María Mercedes Roca, profesora de Biotecnología en el Tecnológico de Monterrey (México).

Desde Bolivia la ministra de Medio Ambiente y Aguas Alexandra Moreira respondió que no hay consenso científico en la seguridad de los transgénicos y defiende el “nicho” que Bolivia posee en la agricultura orgánica. "Manejamos el principio precautorio, no requerimos que exista una catástrofe para tomar las medidas para evitarla", dijo a Efe.

A eso Roca respondió que "ninguna actividad humana ni tecnología es libre de riesgo", pero los cultivos transgénicos pasan controles que otras actividades no.

PRIMERA VERDAD.

En definitiva, y esta es la primera gran verdad sobre los transgénicos en Bolivia: mientras el gobierno de Evo Morales limita la producción de los  transgénicos en su país por otro lado se ve en la necesidad de importar productos genéticamente modificados para que la población se alimente.

En 2015 se llevó a cabo la Cumbre Agropecuaria en la cual el gobierno dejó claro que no cambiará la regulación, informó Efe oportunamente, y así ha sido.

"No existió consenso para la implementación de otras especies y para el uso de estos transgénicos en Bolivia", dijo la ministra Alexandra Moreira comentando la Cumbre Agropecuaria.

SEGUNDA VERDAD.

La segunda verdad fue informada ayer por la Agencia de Noticias Fides y pone en tela de juicio el discurso que el gobierno boliviano desarrolla sobre los Organismos Genéticamente Modificados.

Mientras Bolivia se opone y mantiene la regulación resulta que el país está entre los principales 11 países en superficie cultivada con semillas transgénicas.

El dato fue aportado por el especialista en biotecnología y bioseguridad Pedro Rocha, que aseguró que Bolivia es un importante productor de transgénicos y que ocupa el lugar 11 en el mundo en área cultivada.

“Ustedes son líderes, son uno de los 28 países, de hecho el país número 11 en el mundo en área sembrada con cultivos genéticamente modificados y eso les da un sitial importante”, manifestó Rocha en un encuentro con productores en Santa Cruz.

La Agencia Fides precisa que en Bolivia el principal cultivo transgénico es de soja con más de 1.200.000 hectáreas. Eso equivale a una producción anual de más de dos millones y medio de toneladas

Compartir en: