12 de Diciembre de 2017
Máx. Min.
Agricultura 21 de Setiembre de 2016

Continúa la importación de semillas de soja

El Instituto Nacional de Semillas (INASE) exhorta a los productores a utilizar semillas de soja etiquetada, certificada o comercial para la próxima campaña

Agricultura 21 de Setiembre de 2016

Continúa la importación de semillas de soja

El Instituto Nacional de Semillas (INASE) exhorta a los productores a utilizar semillas de soja etiquetada, certificada o comercial para la próxima campaña

Montevideo / TodoElCampo- El Instituto Nacional de Semillas (INASE) inició una campaña de concientización dirigida a los productores en la cual estimula la compra de semillas de soja que sean etiquetadas, certificadas o comerciales; para así evitar la aparición de problemas como baja germinación o la aparición de malezas.

En 2015 se sembró más de un millón de hectáreas de soja en el país e INASE estima una superficie similar para la próxima zafra.

En diálogo con TodoElCampo el gerente de Certificación de Semillas y Plantas, Carlos Da Rosa, recordó que durante la zafra pasada la soja tuvo en su desarrollo ausencia de agua y, por el contrario, exceso de la misma en el momento de su cosecha. Ello la perjudicó, pero también afectó a los semilleros certificados, los cuales perdieron la mitad de su producción; unas 17 mil hectáreas.

Según explicó, la poca semilla que se llegó a cosechar fue con alta humedad, lo que facilitó la alta incidencia de hongos en los lotes. Ante dicha realidad parece necesario recurrir a semilleros de producción propia o la importación de la misma.

PRODUCCIÓN PROPIA O DE EMPRESAS

A partir de ello INASE recuerda la importancia de la utilización de semillas legales y con controles por parte del instituto; tanto certificadas como comerciales y sin importar su origen, nacional o importada. “Esas semillas tiene controles de calidad; en la comercial, en cuanto a la germinación y a la pureza, y la certificada respecto a la pureza varietal de la misma”, subrayó Da Rosa.

Asimismo, desde INASE se reconoce el rol fundamental que cumple la semilla de producción propia, la cual también está autorizada y controlada. No obstante, sugiere que se le efectúe controles a la misma.

Las estimaciones históricas de INASE indican que el productor se reserva en el entorno del 50 % de sus semillas para el uso al año siguiente.

También están las semillas realizadas por las empresas. Estas, tanto comerciales como certificadas, en los últimos años creció un 30 %, pero las condiciones de climáticas en el presente año hacen que para la campaña que comienza apenas superen el 10 %.

IMPORTACIÓN

A su vez, el instituto informó que el proceso de importación de semillas llevado adelante por productores y empresas comenzó hace algunos meses y ya se logró la importación de mil toneladas. Igualmente, hasta el momento el volumen importado es irrisorio, ya que se estima una siembra por encima del millón de hectáreas y sólo se importó mil toneladas, que alcanza para unas 12.500 hectáreas.

Según indicó Da Rosa, la compra se realiza en la región, tanto a Argentina, Brasil –región sur- y Paraguay, porque sus cultivares son similares a los que se pueden producir en Uruguay.

En cuanto al proceso de importación, el gerente de INASE aclaró que es fácil: se solicita vía web la importación y el control e inspecciones.

En 2015 se importó el 15 % de las semillas que se utilizaron y para este año se espera que alcance el 30 %.

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa

Compartir en: