25 de marzo de 2017
Máx. Min.
Agricultura 24 de mayo de 2016

Continúa la cosecha de soja con rendimientos y calidades variables

Con el 85 % de la cosecha realizada, ADP tiene en el suroeste rendimientos que varķan entre 1.500 y 3.000 mil kilogramos, mientras que en el noreste no superan los 2.500 kilogramos

Montevideo / TodoElCampo- Avanza la cosecha de la zafra agrícola más compleja respecto a logísticas de los últimos años, con calidades y rendimientos dispares según la región del país. Incluso, hay casos de diferencias dentro de una misma chacra, informó a TodoElCampo el integrante de Agronegocios del Plata (ADP), Alexis González.

Con el mes de abril perdido por las constantes precipitaciones, mayo transcurre con un ritmo de trabajo lento pero constante, lo que permitió cosechar el 85 % de la soja de primera y segunda, acotó.

Abril puso sobre la mesa granos con humedad en el entorno del 17 % y obliga a utilizar secadora, lo que genera lentitud en la cadena. Por ese motivo, muchos productores optaron por embolsar y esperar a que la situación se descongestione. Subrayó que el 90 % del grano pasó por secadoras y, el que aún no lo ha hecho, lo hará.

Explicó que para embolsar se debe tener en cuenta la temperatura y la humedad del grano, con un máximo de 17 %. La durabilidad es de un mes, aproximadamente.

RENDIMEINTOS

Aunque en ADP aún no se cerraron los rendimientos, González apuntó que en el noreste del país los rendimientos oscilan entre 1.500 y 2.500 kilogramos, sin que se encuentren chacras próximas a los 3.000. Aclaró que es la zona donde se ha podido avanzar menos por la situación climática.

La situación cambia hacia el sur del país, donde se progresa más rápido y con mejores rendimientos; entre 1.500 y 3.000 mil kilogramos. “Es un año bien desparejo, que depende mucho de la fecha de siembra y el ciclo”, así como “entre primera y segunda”.

La chacra con mejores rendimientos hasta el momento se encuentra en Dolores, con 9 mil kilogramos en maíz y 3.500 de soja. “Un campo bajo, con suelo limoso, fértil, con buen manejo y rotación”, apuntó.

Además recordó que la sequía de enero perjudicó a la soja de primera porque tuvo exceso de agua, y la de segunda tuvo llenado de grano gracias a esa misma agua, pero sin radiación suficiente.

También comentó que hubo variabilidad en rendimientos dentro de un mismo predio.

SANIDAD

La sanidad es un aspecto que no causó problemas, aseguró. En un comienzo se tuvo problemas con hongos como roya en el noreste, pero rápidamente se disipó. Lo mismo que las arañuelas y trips en enero, todo controlado por aplicaciones de fungicidas.

CULTIVOS DE INVIERNO

Según dijo Gonzáles, el área a utilizar es similar a la zafra pasada; 4.000 o 5.000l hectáreas de colza y entre 8.000 y 9.000 hectáreas de trigo.

Luego de arreglar algunas huellas, se continuó con la siembra de colza, la cual ya comenzó a nacer y se encuentra muy bien. “Es un bien negocio”, aseguró, así como también la cebada, ambas con soja de segunda.

El trigo, por el contrario, es un negocio “bastante más desafiante”, comentó, pero agregó que si su calidad no es buena, se puede utilizar como alimento para ganado, porque en el caso de no hacerlo, se debe hacer cobertura y es un gasto igual.

Para esta zafra, en una acción estratégica, se busca generar bloques de producción de grandes dimensiones para lograr ahorros en logística, “que no te implique un viaje de seis kilómetros por 100 hectáreas”, comentó.

Producción: Estela Apollonio                  

Redacción: Damián Musso Sosa

Compartir en: