27 de abril de 2017
Máx. Min.
Horacio Jaume 28 de setiembre de 2013

Con más productores y mayor producción hacia un futuro real

Inia resolvió llevar adelante una serie de mega jornadas que tratan temas de indudable importancia y que además estén necesitando, por parte de la institución, una atención y esfuerzo para poderlas encarar.

Horacio Jaume/TodoElCampo – El Inia resolvió este año llevar adelante una serie de mega jornadas las cuales tienen como característica más saliente el de tratar temas de indudable importancia y que además estén necesitando, por parte de la institución, una atención y esfuerzo para poderlas encarar.

De esa manera pasaron ya el de la soja y el desafío que significa superar los 4 mil kilos de rendimiento a nivel de país que se realizó en La Estanzuela y que no solamente superó las 500 personas en la estación sino que fue seguido por más de 1.000 por Internet.

En Treinta y Tres, se vio algo similar y el tema era la vaca de cría y la cosecha de terneros; desafío importante que indudablemente nuestro país tiene como debe en ese tema.

Retornamos a La Estanzuela y el tema suelo fue el que se trató, su forma de explotación y cuidado para el futuro.

En todos los casos mencionados, la explotación agrícola-ganadera siempre fue columna vertebral del país, por lo tanto se descontaba la expectativa y el interés.

Esta última jornada del jueves pasado, en Las Brujas, estación experimental Wilson Ferreira Aldunate, la fruticultura hacía una puesta al día de su realidad.

Históricamente ha sido una producción para consumo interno y si bien se tiene experiencia en exportación, siempre ha sido algo difícil y en éxito muy variado.

Dejamos fuera de esta realidad a la citricultura que es otro tema.

Además de escuchar a distintos técnicos, tanto nacionales como extranjeros, quien marcó la cancha con precisión fue la presidenta de Digegra (Dirección General de la Granja), la ingeniera Zulma Gabard, quien hablo del plan estratégico llevado adelante, que se diagramó para que la fruticultura tenga un rumbo definido independiente de los gobiernos de turno. 

Ese plan consensuado encarado a la exportación como un fin sin descuidar los compromisos internos le va a permitir a la fruticultura desarrollarse sobre algo firme, atenta a los mercados y sus posibilidades de crecer, modernizarse y encontrar a través de más productores y mayor producción, un futuro real.

Compartir en: