19 de Setiembre de 2017
Máx. Min.
Vacunos 19 de Abril de 2017

Cómo hacer un correcto muestreo de materia fecal en vacunos

Realizar el muestreo periódicamente da al veterinario del establecimiento la información necesaria para armar un plan de control parasitario.

Vacunos 19 de Abril de 2017

Cómo hacer un correcto muestreo de materia fecal en vacunos

Realizar el muestreo periódicamente da al veterinario del establecimiento la información necesaria para armar un plan de control parasitario.

Montevideo – TodoElCampo – La última edición de la revista del Instituto Plan Agropecuario incluye un artículo de la Dra. Betina Cóppola en el cual la profesional indica la forma correcta de recoger y realizar el muestreo fecal en vacunos. “La correcta ejecución de esta técnica” ayudará a conocer “la carga parasitaria y realizar un correcto plan de control sanitario” en el establecimiento, expresa.

Realizar el muestreo periódicamente da al veterinario del establecimiento la información de “la carga parasitaria (huevos por gramo), los datos del sistema productivo, del manejo de la categoría y del pastoreo” para que se pueda “armar un plan de control parasitario”.

Ese plan permitirá que los médicos veterinarios puedan “hacer un uso racional de las drogas antiparasitarias existentes en el mercado, evitando realizar dosificaciones innecesarias o en momentos inadecuados”, agrega, y aclara que se trata de un muestreo cuya “técnica (es) sencilla (y) puede ser realizada por el productor si sigue el procedimiento que detallaremos”, escribió la Dra. Cóppola.

SELECCIÓN DE ANIMALES.

Lo primero es la selección de animales a muestrear. “Debe ser un muestreo al azar, que sea representativo de los diferentes estados de los animales del lote. No seleccionar únicamente los que presentan síntomas clínicos como diarrea, mal pelechados, sino también seleccionar animales aparentemente sanos y en buena condición”, expresa el artículo.

Y de haber animales en diferentes potreros “se deberían hacer lotes diferentes según el potrero en el que están”, detalla.

 

PROCEDIMIENTOS.

La Dra. Cóppola describió el procedimiento de la siguiente forma: “Se encierran los animales a muestrear en el tubo y se extrae una muestra de materia fecal directamente del recto del animal. Para eso se enfunda la mano con una bolsa de nylon y se introduce en el recto para obtener unos 50 – 60 gr. Si al introducir la mano no hay materia fecal en la ampolla rectal, se hace un masaje con los dedos en el interior del intestino para estimular la defecación. Se recomienda realizar el muestreo enseguida de encerrar los animales en las mangas, para que no defequen y se dificulte obtener una cantidad adecuada de materia”.

“Luego de obtenida la muestra, se revierte la bolsa., Se debe sacar el aire del interior y luego cerrarla con un nudo. Es muy importante, que no quede aire en el interior de la bolsa, ya que esa pequeña cantidad de oxígeno hace que los huevos eclosionen y esto afectará el resultado final”.

IDENTIFICACIÓN DE LAS MUESTRAS Y DATOS AL LABORATORIOS.

“Las muestras se numeran en la bolsas con un marcador por orden de muestreo y se anota en una hoja a que número de caravana corresponde cada una. Esta planilla, se manda al laboratorio junto con las muestras”, agrega.

Los datos a enviar al laboratorio son los siguientes: Fecha de extracción de las muestras. Datos del establecimiento: Nombre, Razón social, ubicación, departamento. Especie y categoría a la que corresponde. Dosificaciones realizadas: fecha y principio activo o nombre comercial del producto. Teléfono de contacto.

ACONDICIONAMIENTO DE LAS MUESTRAS.

Es importante que las muestras mantengan el frío adecuado para lo cual es recomendable usar una conservadora de espumaplast con refrigerantes o botellas de plástico con agua congeladas.

“Se debe utilizar una conservadora con un tamaño adecuado que permita guardar las muestras y colocar una cantidad adecuada de refrigerante. Recuerde que desde la extracción hasta la llegada al laboratorio las muestras deben permanecer refrigeradas. Nunca se deben congelar. No se recomienda colocar hielo suelto para refrigerar, ya que al descongelarse el agua puede borrar la identificación”.

“La hoja con los datos del muestreo debera colocarse dentro de una bolsa de nylon para evitar que se moje y se puede adosar a la parte interna de la tapa con una cinta, para evitar el contacto con las muestras. Luego de terminar el muestreo se debe cerrar la conservadora con cinta, colocando en el exterior una hoja con los datos del destino donde se debe entregar la caja, quien remite y un teléfono de contacto”, subraya la profesional.

LABORATORIOS A LOS QUE ENVIAR LAS MUESTRAS.

El artículo indica que se puede enviar las muestras al laboratorio oficial del MGAP, DILAVE Miguel .C. Rubino en Montevideo o los laboratorios regionales (Paysandú, Tacuarembó y Treinta y Tres).

“Se deberá coordinar por parte del Veterinario responsable del establecimiento la llegada de las muestras al Laboratorio. Otro laboratorio disponible es el de la Facultad de Veterinaria, en Montevideo, allí se coordina con el departamento de Parasitología. También existen en todo el país laboratorios particulares y técnicos especializados en analizar estas muestras, que para conocer cuáles son en cada departamento se recomienda consultar a su veterinario asesor”.

Cóppola define como “importante” que al enviar la muestra haya “coordinación previa informando al laboratorio cuando se realiza el envió y en qué agencia de transporte”, y que “la muestra llegue dentro de las 24 horas posteriores a la extracción”, recomienda.

MATERIALES NECESARIO PARA MUESTREO, IDENTIFICACIÓN Y ENVÍO.

El materiales necesarios es el siguiente: Bolsas de nylon limpias de tamaño mediano, aproximadamente 20 x 30 cm. Marcador permanente. Planilla o libreta para registro. Conservadora de espumaplast. Refrigerantes o botellas pláticas con agua congelada. Cinta para empacar la conservadora.

ELEMENTOS A TENER EN CUENTA PARA OBTENER MUESTRAS DE BUENA CALIDAD.

En el cierre del artículo la Dra. Betina Cóppola realiza algunas recomendaciones significativas:

No se recomienda tomar muestras de materia fecal del suelo ya que se pueden contaminar y alterar los resultados.

Tener presente cuando fue la última dosificación con lombricida de ese lote y que producto se utilizó. Si conocemos esa información también se la debemos proporcionar al laboratorio.

Recuerde que la muestra debe permanecer refrigerada desde que se extrae del animal en el tubo hasta que llega al laboratorio. Tenga una cantidad de refrigerantes adecuada.

Es muy importante la coordinación del día de extracción de la muestra, con el envío y llegada al laboratorio. Ya que, si la muestra llega sin la refrigeración adecuada, lo que ocurre muchas veces debido al tiempo de transporte o a la espera de retiro de la agencia, no será procesada.

Ante cualquier consulta comuníquese con su veterinario asesor o técnico laboratorista para hacer un correcto procedimiento.

(Foto del blog Animalfriends Practicas).

 

 

Compartir en: