20 de Setiembre de 2017
Máx. Min.
Ovinos 17 de Marzo de 2017

Comienzan a desplegarse criaderos de perros pastores Maremma en Uruguay

La incorporación de 250 perros pastores en predios ovinos coincide con el nacimiento de una nueva forma de producción; con predios más intensivos donde se apunta a generar corderos con mayor eficiencia y el uso de datos de EPD.

Ovinos 17 de Marzo de 2017

Comienzan a desplegarse criaderos de perros pastores Maremma en Uruguay

La incorporación de 250 perros pastores en predios ovinos coincide con el nacimiento de una nueva forma de producción; con predios más intensivos donde se apunta a generar corderos con mayor eficiencia y el uso de datos de EPD.

Montevideo – TodoElCampo- Lo que comenzó como una quijotada con la obtención de ejemplares Maremma por parte de donaciones de un productor de Rocha -que los adjudicó directamente desde Italia-, y otro productor de Brasil, hoy es una realidad que ha “aportado soluciones a los productores”, para combatir perros, jabalíes o caranchos, manifestó a TodoElCampo Andrés Ganzabal, investigador principal en Ovinos del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), con sede Las Brujas.

Los Maremma son perros pastores que en el mundo se utilizan hace miles de años para cuidar ovejas y que en Uruguay recién se comenzaron a utilizar cuando la ovinocultura estuvo en jaque por depredadores y abigeato, explicó el especialista.

Si bien desde el Estado se han tomado medidas para reducir dicho flagelo, el uso de perros pastores se instaló y en la actualidad hay 250 ejemplares distribuidos en el país. Aunque el proyecto se encuentra en una etapa experimental, Ganzabal aseguró que el éxito del mismo ronda entre el 85 % y el 90 %.

Asimismo, el investigador aclaró que el éxito también radica en la complementariedad con estrategias de otras instituciones, como las elaboradas por el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL).

En esa línea, comentó que “trabajar directamente con los productores genera algunas oportunidades”, sobre todo con el Movimiento Juventud Agraria (MJA), y la Cooperativas Agrarias Federadas (CAF).

UNA NUEVA PRODUCCIÓN Y NUEVA ETAPA DEL PROYECTO

La incorporación del Maremma coincide con el nacimiento de una forma de producción totalmente distinta a la tradicional, explicó Ganzabal, con predios más intensivos donde el ovino parece un animal de granja y se apunta a generar corderos pesados con mayor eficiencia y el uso de datos de EPD.

Según manifestó Ganzabal, la gran aceptación de los perros y multiplicación de pequeños productores ovinos en el sur del país, cercanos a centros poblados, han llevado al INIA y al SUL a pensar en el ingreso de una segunda etapa.

En la primera, se distribuían cachorros de manera gratuita a cambio de información que permitiera conocer el desarrollo del proyecto. Sin embargo, en esta segunda etapa, que culminará seguramente a mediados del 2018 –comentó el investigador-, técnicos del SUL e INIA comenzaron a instalar algunos criaderos, para que en el futuro, ante la necesidad, “se pueda tener un lugar al que recurrir, con conocimiento previo del origen de las madres y que no van a tener problemas de consanguineidad”, dijo.

Y así “dar ese salto importante hacia la masificación de lo que es esta tecnología, que yo creo que va a ser muy importante para el productor ovejero”, subrayó.

No obstante, hasta que no se termine de implementar el sistema de criaderos, los interesados en cachorros deben anotar en listas del SUL, MJA, técnicos extensionistas o en Central Lanera Uruguaya (CLU), informó.

ADIESTRAR

El adiestramiento del animal es fácil, “más fácil de lo que uno se imagina al principio”, aseguró Ganzabal. Explicó que se trata de una etapa llamada Impronta, en la cual los criaderos buscan que cada cachorro tenga el mayor contacto posible con los ovinos desde que nacen.

Posteriormente, se desteta a cada ejemplar y se lo coloca en un corral de tres por tres con ovejas durante un mes entero. Después, se pasa a una etapa de socialización donde debe conocer a todas las ovejas y, para ello, se las encierra por la noche junto al cachorro, comentó.

Además de ello, dijo que se deben controlar todas las actividades que son propias de un animal joven, como el jugueteo con corderos, porque los pueden lastimar.

Reconoció que originalmente se temía la aproximación de los perros adultos a los caseríos, pero actualmente se comprobó que no existen inconvenientes que pasen parte del tiempo instalados cerca de las viviendas. “Nos costó tiempo entender cómo es la psicología del perro, sabiendo que en origen esta estrategia tiene tres patas; está la oveja, el perro y el pastor”, aseguró.

Por otro lado, apuntó que los perros que lastiman a las ovejas en las actividades de guarda son destinados a otras funciones. Igualmente, son una minoría, indicó.

 

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa

 

Compartir en: