29 de Junio de 2017
Máx. Min.
Ovinos 07 de Mayo de 2016

Combate al abigeato mediante análisis de ADN

En 2007, la empresa comenzó a trabajar junto al INAC con el objetivo de desarrollar soluciones que facilitaran la actuación de la Justicia ante denuncias sobre robo de ganado.

Ovinos 07 de Mayo de 2016

Combate al abigeato mediante análisis de ADN

En 2007, la empresa comenzó a trabajar junto al INAC con el objetivo de desarrollar soluciones que facilitaran la actuación de la Justicia ante denuncias sobre robo de ganado.

Montevideo/Quatromanos/TodoElCampo – Los resultados de las pruebas facilitan la resolución de las denuncias presentadas ante las autoridades.

El abigeato y la faena antirreglamentaria de animales afectan a los productores rurales desde la época en que Uruguay era conocido como la Banda Oriental y han sido siempre actividades delictivas muy difíciles de combatir. Actualmente, el laboratorio Genia ofrece la posibilidad de enfrentar esta problemática por medio de análisis de ADN.

En 2007, la empresa comenzó a trabajar junto al Instituto Nacional de Carnes (INAC) con el objetivo de desarrollar soluciones que facilitaran la actuación de la Justicia ante denuncias sobre robo de ganado. Daniel Cazet, director de Mercado Interno del organismo, afirmó que los resultados de la labor de Genia “son muy positivos” y destacó la importancia que dan los jueces a los análisis que efectúa. “Son pruebas irrefutables”, aseguró.

El abigeato es un delito corriente, aunque subdenunciado en Uruguay, por lo que las autoridades no pueden determinar su nivel real de incidencia. En este sentido, Cazet señaló que para que aumente el número de denuncias y se puedan solucionar más casos, es importante que los productores sepan que existe la posibilidad de emplear en las investigaciones “herramientas técnicas infalibles” como las pruebas de ADN.

Por su parte, Carlos Azambuja, director general de Genia, destacó que los análisis aplicados al abigeato y la faena antirreglamentaria también sirven como elemento de disuasión. “Las personas que se dedican a estas actividades delictivas deben tomar conciencia de que corren un riesgo real de ser descubiertos”, afirmó.

Hasta el momento, el laboratorio y el INAC actuaron conjuntamente en investigaciones relacionadas con 207 denuncias de abigeato, lo que implicó el procesamiento de 1.030 muestras, y en 120 casos lograron aportar las pruebas necesarias para determinar que se había cometido un delito. “La tarea incluye el análisis de la carne sin origen que se detecta en algún punto de venta y de los restos que se puedan recolectar en el campo u otros lugares. En base a ello determinamos, con un altísimo grado de certeza, si pertenecen al mismo animal”, explicó Rosina Fossati, directora de Genia. Gran parte del desafío en el laboratorio es obtener ADN de buena calidad a partir de muestras complejas como pueden ser manchas con mínimas cantidades de material biológico, huesos, restos en mal estado, etc.

Las muestras, que son tomadas por el INAC o por la Policía, provienen de los restos del ganado faenado clandestinamente y de restos de carne y sangre que pueden recolectarse en carnicerías, ropa, cuchillos, zapatos o vehículos. “El éxito del análisis se da cuando podemos determinar la coincidencia entre una y otra muestra. Los resultados son enviados luego a la Justicia”, agregó la especialista.

Fossati también indicó que es posible resolver casos de robo de ganado utilizando en los análisis material genético de animales que tienen algún grado de parentesco con los ejemplares hurtados a través del estudio de paternidad y/o maternidad.

Por otro lado, la experta indicó que Genia realiza análisis que permiten establecer la especie a la que corresponde una muestra de carne. Las pruebas brindan la posibilidad de identificar si proviene de la faena de bovinos, ovinos, porcinos, equinos o de cualquier otra especie. Se han resuelto casos en donde se identificaron aves, carpinchos, ciervos etc.

LEGISLADORES ESTUDIAN ENDURECER LAS PENAS POR ABIGEATO.

Actualmente, el Parlamento estudia la aprobación de una nueva ley de abigeato, que contempla el endurecimiento de las penas para quienes cometan ese delito. El director general de Genia se mostró partidario de cambiar la normativa. “Hay que eliminar el concepto de que se roba ganado para comer. Hay una tradición de pensar que el abigeato es un robo de subsistencia y por eso la ley debe ser benévola. No se trata de robar una gallina para hacer un guiso, sino de bandas criminales organizadas que, por ejemplo, venden lo que roban en carnicerías”, afirmó Azambuja.

(Texto y foto de Quatromanos).

Compartir en: