23 de Octubre de 2017
Máx. Min.
Ovinos 17 de Marzo de 2016

CLU e INIA entregaron 36 carneros en convenio de responsabilidad social

Esta ocasión se incorporaron 11 cruzas prolíferas de Milchschaf y Finnish Landrace.

Ovinos 17 de Marzo de 2016

CLU e INIA entregaron 36 carneros en convenio de responsabilidad social

Esta ocasión se incorporaron 11 cruzas prolíferas de Milchschaf y Finnish Landrace.

Montevideo / TodoElCampo- Productores familiares y pequeños remitentes a Central Lanera Uruguaya (CLU) accedieron a reproductores del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) por convenio de responsabilidad social.

Por cuarto año consecutivo se llevó a cabo el convenio de responsabilidad social entre CLU e INIA, por el cual productores familiares y pequeños acceden a través de financiación y precios preferenciales a material genético de excelente calidad.

De esta manera los productores pueden pagar con lana al año siguiente y acceden a material genético que “de otra manera sería muy difícil”, manifestó el promotor departamental de Salto de CLU, Juan Paperan, en diálogo con TodoElCampo.

Se trata de 36 carneros: 15 Merino Fohne, 11 cruzas de Milchschaf y Finnish Landrace, y 10 Merino Australiano (aquí también participa el Consorcio Regional de Innovación en Lanas Ultrafinas del uruguay –CRILU).

La novedad para este año, apuntó Paperan, es la participación del material genético de las razas prolíferas (Milchschaf y Finnish), el cual “busca un tipo de producción más intensiva”.

ELECCIÓN                                                 

Los productores beneficiados son elegidos con tiempo y en base a las especificaciones que plantea INIA, comentó el promotor. Al tratarse de un programa de responsabilidad social, está dirigido especialmente a productores pequeños o familiares, para que tenga un real impacto en sus establecimientos productivos, dijo.

Paperan indicó que, durante los cuatro años que lleva el convenio, se ha pasado por diferentes círculos de productores para que no se repitan los beneficiarios. Explicó que la cantidad de hectáreas que poseen los productores no siempre son indicio de poder ser beneficiarios o no, porque si bien se favorece a productores poseedores de 30 hectáreas, aproximadamente, también es cierto que existen otros que tienen más hectáreas pero no todas son utilizables.

EL CONVENIO

En 2017 se hará la última entrega según el convenio inicial, lo cual no descarta la renovación del mismo, dijo.

Paperan señaló que las repercusiones hasta el momento han sido “conformidad absoluta” por parte de los productores, lo cual generó que muchos de ellos se enteraran del convenio gracias al dialogar con colegas.

SEGUIMIENTO

El promotor del CLU dijo que el convenio de responsabilidad social no es un ensayo, pero si se obtiene información de la clasificación del lote que se otorga. Igualmente, y por lo general, los productores suelen estar muy cerca de su cooperativa de base y del CLU, donde hay técnicos con conocimiento de causa, finalizó.

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa

 

Compartir en: