16 de Agosto de 2017
Máx. Min.
Economía 03 de Marzo de 2016

China reduce exceso de capacidad industrial

El mundo necesita que los países que empujan la economía del mundo continúen haciéndolo. Estados Unidos, Alemania y China son los principales motores mundiales y es necesario que continúen siéndolo, que les vaya bien.

Economía 03 de Marzo de 2016

China reduce exceso de capacidad industrial

El mundo necesita que los países que empujan la economía del mundo continúen haciéndolo. Estados Unidos, Alemania y China son los principales motores mundiales y es necesario que continúen siéndolo, que les vaya bien.

Montevideo/TodoElCampo – China se ve obligada a realizar reformas que implicarán el despido de millones de trabajadores y la privatización de algunas empresas estatales. Jost Wübbeke, del Instituto Merics de Investigación de China realizó algunas consideraciones sobre esa situación.

El mundo necesita que los países que empujan la economía del mundo continúen haciéndolo. Estados Unidos, Alemania y China son los principales motores mundiales y es necesario que continúen siéndolo, que les vaya bien, que las industrias se muevan para que continúen importando lo que otros exportan, para que sus propios ciudadanos tengan trabajo y sueldos con la capacidad de adquirir y consumir.

Algunas sociedades mundiales tan criticadas por su carácter consumista son, precisamente gracias a ese nivel de consumo, fuente de progreso para otros países. O sea que cuanto más consuman los chinos, mejor para todos los países del mundo que venden al gigante asiático. Por eso es importante que a China le vaya bien y su economía crezca. Lo mismo podemos decir de Estados Unidos o Alemania, también de Rusia, India, Brasil, Sudáfrica.

Pero China no presenta un panorama optimista y eso debe preocuparnos doblemente: Primero porque se trata de uno de los principales importadores de los productos que Uruguay exporta. Y segundo porque terceros países que también son destino de nuestras exportaciones se sustentan entre otras cosas por lo que venden a China. Si a los chinos le va mal es probable que nos compren menos, pero también comprará menos a esos terceros que verán resentidas sus economías y por lo tanto también bajarán nuestras colocaciones en ellos. El efecto dominó puede ser muy grave.

MILLONES DE CHINOS PERDERÁN SU TRABAJO.

Desde hace un tiempo las noticias de la actividad económica china dan señales poco alentadoras. Ayer la cadena alemana Deutsche Welle (DW) difundió una entrevista a Jost Wübbeke, del Instituto Merics de Investigación de China, quien advirtió que ese país reduce exceso de la capacidad industrial

Pekín reducirá el exceso de capacidad y varios millones podrían perder el trabajo. Estos son tiempos difíciles, incluso para hacer reformas, dijo Jost Wübbeke a DW.

Desde Pekín se anunció que dos millones de personas podrían perder el trabajo en las industrias del carbón y el acero. Otros cuatro millones de trabajadores también perderían sus trabajos en sectores con exceso de capacidad, como el cemento y los astilleros.

Sobre esa situación Wübbeke explicó a DW que “China solo va a reducir el exceso de capacidad, en la medida en que sea compatible con el mercado laboral. Sería suicida si los recortes se hacen sin medidas de amortiguamiento social. Lo mismo vale para las llamadas ‘empresas zombi’”, dijo. Las “empresas zombi” son las que se mantienen a pesar de ser perdidosas.

Se ha informado que 100.000 millones de yuanes se destinarán a los empleados despedidos, Jost Wübbeke dijo “va a ser muy difícil respaldar financieramente a todos los afectados” y “si además 6 millones de empleados de las industrias carbonífera y metalúrgica pierden su trabajo, es difícil proporcionar ayuda a un número tan grande de damnificados”.

“Pero la afectada no es solo la industria pesada, varias fábricas de celulares han cerrado ya sus puertas”, añadió.

SE CREARON PUESTOS DE TRABAJO.

No obstante lo anterior en los últimos tiempos China ha creado muchos otros puestos de trabajo. “En 2015 se generaron en China 13 millones de nuevos puestos de trabajo, pero no en las regiones de la industria pesada, como en Liaoning, Heilongjiang, Hebei y Shanxi”, precisó Wübbeke.

“A esos trabajadores no les sirve mucho que se cree empleo en el comercio electrónico en Beijing o Shanghai. Las regiones que ahora perderán empleos deben aprovechar oportunidades en el turismo y las telecomunicaciones”, razonó.

SE VIENE LA PRIVATIZACIÓN CHINA.

DW preguntó a Wübbeke si esa situación implica la reforma de las empresas estatales y su privatización. “Según el gobierno chino, sí”, respondió. “Pero se trata más bien de fusionar empresas estatales para crear grandes campeones nacionales, como ocurrió recientemente en los ferrocarriles y el transporte marítimo. La intención es hacer que estas empresas sean competitivas a nivel mundial. Pero, a mi parecer, esta fórmula exacerba aún más los problemas. La razón: la innovación empresarial no se fomenta cuando las empresas estatales son las predominantes. A esas empresas les seguirán faltando incentivos para invertir en investigación y desarrollo”, concluyó.

En base a DW; foto de DW.

Compartir en: