23 de Noviembre de 2017
Máx. Min.
Actualidad 25 de Julio de 2016

Carlos María Uriarte: "Muchos productores terminarán con números rojos"

En el último número de la revista Gente de Campo, órgano oficial de la Federación Rural, Carlos María Uriarte escribió un análisis sobre la situación y las perspectivas del sector agropecuario.

Actualidad 25 de Julio de 2016

Carlos María Uriarte: "Muchos productores terminarán con números rojos"

En el último número de la revista Gente de Campo, órgano oficial de la Federación Rural, Carlos María Uriarte escribió un análisis sobre la situación y las perspectivas del sector agropecuario.

Montevideo/TodoElCampo – Carlos María Uriarte, productor y ex presidente de la Federación Rural escribió un extenso análisis sobre la situación de la agropecuaria nacional y presentó algunas propuestas al respecto. En el artículo publicado en la revista de la Federación Rural afirmó que Uruguay debe apostar al sector ganadero vacuno porque es la “tradicional y principal fuente de divisas genuinas”; criticó la forestación por los daños que causa en la caminería y por favorecer  el “despoblamiento” rural aunque reconoció que es el “único sector que mantiene los precios y un buen nivel de actividad”, y defendió la apertura de una tercera planta “si fuera posible lo más al este del país”; defendió la lechería y al rubro ovino como “las actividades del agro que más arraigan a las familias al campo”; reclamó “herramientas financieras” para la lechería y la agropecuaria y la promoción de la “sinergia” de ésta con la ganadería, al tiempo que planteó “flexibilizar los planes de uso y manejo de suelo”. También fue crítico del gobierno por asegurar cosas que no son, y reclamó la exportación de ganado, incluso hembras, en pie. Su afirmación más preocupante tal vez sea que muchos productores terminarán con “números rojos”.

En el último número de la revista Gente de Campo, órgano oficial de la Federación Rural, Carlos María Uriarte escribió un análisis sobre la situación y las perspectivas del sector agropecuario. El artículo se divide en tres secciones, la primera refiere al contexto nacional, la segunda al contexto sectorial y quizá el más interesante es la tercer sección en la que escribe sobre las estrategias nacionales.

En el contexto nacional el gremialista y productor comienza mencionando el complejo escenario externo que se siente claramente en “la drástica caída de los precios” de los “productos de exportación que Uruguay tiene como los lácteos y la soja”. No deja afuera la crisis política y financiera de Brasil ni la nueva situación de Argentina que puede convertirse en un importante competidor, especialmente en el mercado de la carne. A eso se suma el enfriamiento de China.

El escenario interno Uruguay enfrenta una situación financiera que “resultó ser mucho peor” de lo que se dijo.

“Sin estar en crisis la situación de la economía nacional  es muy preocupante    por su alto endeudamiento externo (cerca de los 50 mil millones de dólares cuando hace 10 años  estaba en 19 mil millones de dólares); por su altísimo déficit fiscal (cercano al 4 % del PBI); y por la caída de la actividad industrial, comercial y de las exportaciones”. Todo lo anterior “se manifiesta en un alto costo de vida y de producción, que deriva en el aumento de la inflación y el desempleo”, subrayó.

PRODUCTORES CON NÚMEROS EN ROJO.

Para el productor “no hay dudas que serán muchos los productores que terminarán este ejercicio en números rojos”.

En la agricultura hay dos factores claves, el primero “las pérdidas en el rendimiento”, además de “la merma en las áreas” cultivadas este año. Ambos factores indican que es “muy probable que nos acerquemos a 1.000.000 de toneladas menos  que el país exportará este año”, además de “la humedad en momentos de la cosecha” que implicó “daños en la calidad del grano” y “aumentos de costos” por secado y fletes.

La ganadería no aparece tan compleja, pero presenta realidades “dispares” con “zonas que no se vieron afectadas y otras que sufrieron mortandades importantes”.

La ganadería y la lechería sufrieron “el efecto climático” que derivó en “una merma de productividad y estado corporal de los animales. Ya hay un 10 % de pérdida de remisión a plantas, con respecto al año pasado”, aseguró.

El ganado gordo “perdió kilos” y hubo “importante dificultad” en las pasturas mejoradas.

Ugarte también realizó consideraciones sobre el mercado internacional que “se mantiene firme” en la madera y lanas, y “es sostenido para las carnes rojas”. En lechería la recuperación del precio “se demora más de lo esperado”.

“Luego de tiempos que tuvimos picos de precios históricos, con una soja de 500 y 600 dólares, y una leche en polvo de 5.000 dólares la tonelada, era muy probable que los precios bajaran, como igualmente es probable que se recuperen, el tema es cuando”, escribió.

¿QUÉ DEBERÍA HACER URUGUAY?

El diagnóstico es conocido y compartido por todos. La situación está mal y nadie se atreve a afirmar lo contrario, lo más importante es definir cuál debe ser la estrategia del país ante tantas adversidades.

“Uruguay precisa urgente recuperar competitividad” y es “imperioso tener un dólar competitivo”, para Uriarte ese es un “factor clave”.

El dólar debe valer “lo que tenga que valer” sin que haya una “política monetaria que lo planche por otros fines”, indicó.

Reclamó que la agropecuaria recupere la “confianza” y la “expectativa”. “Nos referimos a la desconfianza de que puedan ocurrir cosas que se asegura no van a suceder y suceden igual” como el aumento de la carga impositiva; “miedo a que ocurra un paro en plena cosecha” y se deba “parar por falta de combustible”, reclamó en un claro mensaje al gobierno y sindicatos.

“Uruguay es un país viviendo de espalda al campo, que promueve la desconfiaza”. El Uruguay productivo “necesita confianza para poder invertir y producir” porque “la confianza es el insumo más importante para poder producir”, remarcó.

“LA GRAN HERRAMIENTA” DE EXPORTAR GANADO EN PIE.

Entre las propuestas sobre el sector ganadero vacuno Uriarte mencionó “maximizar las exportaciones” que era un objetivo compartido hasta 2013.

Hasta ese año se llegó a producir 2.800.000 terneros, pero “a partir del 2013  la estrategia de la industria ha desmotivado al criador, y ya estamos viviendo   una baja en el volumen de terneros producidos”.

Otro factor mencionado por Uriarte es la exportación de ganado en pie. “Debemos fortalecer la exportación de ganado en pie”, escribió en su análisis donde considera que se trata de una “gran herramienta”, pero “queda en el debe tratar de exportar en pie también hembras que para el sector criador sería sumamente importante”.

LECHERÍA Y OVINOS DEBERÍA SER PRIORIDAD NACIONAL.

Las actividades que más arraigan a las familias en el campo son la lechería y los ovinos, cosa que no ocurre con la forestación y la agricultura, por eso “debería ser prioridad nacional mantener la viabilidad de esas dos actividades.

Consideró como “muy probable” que los precios internacionales de los lácteos “demoren en reponerse”, por eso se debería poseer “herramientas financieras” que permitan que los productores conserven su máquina productiva “intacta”. “La mayoría de los productores lecheros hoy se está endeudando. La cuestión pasa por saber hasta cuando endeudarse”.

Al referirse al rubro ovino Uriarte celebró los cambios en materia de abigeato y no olvidó la tenencia responsable de perros. Son dos aspectos “que condicionan la viabilidad del sector”.

“Es tan importante el sector ovino para el desarrollo de pequeños y medianos productores, así como para promover el asentamiento rural, que debería estar enmarcado en una política nacional con un marco legal como el que ampara la forestación”, sugirió.

LA FORESTACIÓN HA GENERADO UNA “DEUDA SOCIAL” CON URUGUAY.

El sector forestal no faltó en el análisis del productor. Mencionó los buenos precios y el alto nivel de actividad que lo caracterizan pero advirtió que ha generado “una deuda social” con el país por los “daños que provoca a la caminería rural y su contribución al despoblamiento de la campaña”.

Por otra parte agregó que “es importante hacer realidad una tercera planta de celulosa, si fuera posible lo más al este del país”.

“FLEXIBILIZAR LOS PLANES DE USO Y MANEJO DE SUELO”.

Para el sector agrícola Uriarte entiende necesario otorgarle “herramientas financieras” para llegar a la próxima zafra “con la maquinaria productiva lo más armada posible”.

Hay que “promover la sinergia con la ganadería” a través de los puentes verdes, de sus subproductos y la rotación con pasturas.

Otro punto es el de “flexibilizar los planes de uso y manejo de suelos sin perder el objetivo de conservación de los mismos”, porque “en estos momentos no es prudente obligar a los productores a plantar un puente fuera de fecha y/o un cultivo que se sabe les dará pérdida”.

PROYECTOS DE DIFÍCIL CONCRECIÓN PERO NECESARIOS.

Carlos María Uriarte concluyó su análisis haciendo referencia a cuatro proyectos que reconoce son de difícil concreción, pero necesarios: la instalación de red ferroviaria; la hidrovia en la laguna Merin: el puerto oceánico y un muro en el río Cebollatí para controlar su salida de cauce.

(Foto de Gente de Campo).

Compartir en: