16 de Agosto de 2017
Máx. Min.
Economía 19 de Mayo de 2016

Caída de PIB, inflación y déficit fiscal, los números rojos de Brasil

Brasil está en una situación delicada desde lo institucional, social, económico y financiero, y eso es grave. Grave para Uruguay, pues se trata de su mayor socio comercial, por lo mismo es grave para el MERCOSUR y Aca. Latina.

Economía 19 de Mayo de 2016

Caída de PIB, inflación y déficit fiscal, los números rojos de Brasil

Brasil está en una situación delicada desde lo institucional, social, económico y financiero, y eso es grave. Grave para Uruguay, pues se trata de su mayor socio comercial, por lo mismo es grave para el MERCOSUR y Aca. Latina.

Brasil/TodoElCampo – Los pronósticos para Brasil son de una caída del 3,88 % de la economía, una inflación de 7 % y un déficit fiscal heredado del gobierno de Rousseff del orden de los U$S 45.000 millones.

Brasil está en una situación delicada desde lo institucional, social, económico y financiero, y eso es grave. Grave para Uruguay, pues se trata de su mayor socio comercial, por lo mismo es grave para el MERCOSUR e inclusive para toda América Latina. Al continente entero le haría mucho bien contar con una potencia pujante, renovadora y segura en lo institucional, político y económico. Pero la realidad es otra y ante ella el gobierno anunció un severo ajuste presupuestario.

La agencia Brasil 247 informó que un sondeo realizado por el Banco Central local concluyó que el mercado financiero brasileño espera una contracción del 3,88 % y una inflación del 7 % para este año. Por otra parte el gobierno estima que el déficit  fiscal heredado del gobierno anterior es de unos U$S 45.000 millones. No son buenas noticias.

DÉFICIT FISCAL DEL GOBIERNO DE ROUSSEFF RONDA EL 3,88 %.

El líder del Partido de la Social Democracia Brasileña, PSDB en el Senado, Cássio Cunha Lima, dijo ayer que el déficit primario del gobierno federal ronda los 150.000 millones de reales, aunque las cifras aún están siendo auditadas. "La situación fiscal del país es más grave que el peor escenario imaginado, y eso será debidamente informado a la población", dijo el senador tras reunirse con el presidente interino, Michel Temer.

Según Cunha Lima, el próximo lunes (23), el gobierno enviará al Congreso Nacional la meta fiscal revisada, que sería votada esa misma semana. La gestión de Dilma Rousseff informó -antes de que la presidenta fuera apartada del gobierno por el Congreso- que el déficit sería de 96.000 millones de reales.

Ante la urgencia de reducir las finanzas del Estado federal, el gobierno interino se apresura a definir el tamaño real del déficit, que estaría entre 150.000 y 160.000 millones de reales. El ministro de Planificación, Romero Jucá, admitió este miércoles en Brasilia que hay que apurar la auditoría para presentar la cifra definitiva ante el Parlamento.

SE ESPERA UNA CONTRACCIÓN DEL PIB DEL 3,88 %.

En otro orden y confirmando una situación altamente delicada, la agencia Brasil 247 reportó que el mercado financiero del país espera una contracción de la economía de un 3,88% y una inflación de un 7 % para este año, según el sondeo Focus, elaborado semanalmente por el Banco Central.

El sondeo, al que aportan pronósticos un centenar de instituciones financieras, había proyectado la semana pasada una caída del PIB de 3,86 % para este año.

LO QUE SE ESPERA PARA 2017.

Los pronósticos del mercado mantuvieron su previsión de un crecimiento de la economía brasileña de un 0,50 % en el 2017.

Para la inflación se espera un 5,50 % el año próximo, por debajo del 5,62 % divulgado hace una semana.

Brasil atraviesa en estos momentos su segundo año de recesión, con la economía lastrada por el bajo consumo, una tasa de desempleo creciente y la devaluación del real.

Las malas previsiones para la economía nacional se entremezclan con la crisis política que sufre el país y que, de acuerdo con la mayoría de especialistas, impide que Brasil encuentre un camino para salir de la recesión.

AJUSTE EN EL PRESUPUESTO.

Para enderezar la actual situación económica, el presidente interino Michel Temer, que asumió el pasado jueves la presidencia mientras Dilma Rousseff afronta un juicio político en el Senado, anunció un severo ajuste presupuestario por parte del nuevo gobierno para equilibrar las cuentas públicas

(Con datos y foto de Brasil 247).

Compartir en: