24 de marzo de 2017
Máx. Min.
Economía 05 de enero de 2016

Bolsa china se hunde 7% y arrastra a plazas globales ante nuevas señales de desaceleración

Fin de las medidas de Beijing para proteger a la bolsa, sumado a tensiones en Medio Oriente y caída de manufacturas en EEUU, asustó a inversionistas.

China / TodoElCampo- El primer día hábil de 2016 fue una jornada negra para los mercados mundiales. Los débiles datos manufactureros de China hundieron hasta 7% las bolsas locales, lo que provocó un efecto contagio en los principales mercados mundiales. Los inversionistas están nerviosos porque a fines de esta semana se vence la moratoria que impuso Beijing a los grandes inversionistas para vender acciones, lo que podría aumentar la ola de liquidaciones.

Pero los temores se acrecentaron además por una escalada en las tensiones en Medio Oriente y la publicaciones de datos que mostraron que las manufacturas de Estados Unidos se contrajeron a su ritmo más rápido en seis años.

El peor inicio de año histórico para las acciones chinas colocó a prueba a los nuevos “cortocircuitos“ de los mercados bursátiles en su primer día de funcionamiento. Las operaciones se suspendieron a las 1.34 pm hora local en China, después de que el índice CSI 300 bajara 7%.

Antes se había realizado una suspensión de quince minutos cuando el mercado caía 5%, pero eso no frenó el desplome, con las acciones extendiendo las pérdidas apenas se reabrieron las operaciones.

Los inversionistas salieron a vender luego de que datos mostraran que las manufacturas se contrajeron por quinto mes consecutivo. Esos datos se sumaron a la anticipación por el fin de la prohibición de venta a los accionistas con participaciones superiores a 5%, lo que debería concretarse el 8 de enero. La medida se tomó en julio, cuando se produjo lo peor de la debacle bursátil.

Además, el banco central bajó su tasa de operación diaria para la moneda local por debajo del umbral de 6,5 yuanes por dólar por primera vez en más de cuatro años.

TEMORES POR CRECIMIENTO

Caixin informó ayer que su índice de gerentes de compra (PMI, su sigla en inglés) privado de manufacturas bajó a 48,2 puntos en diciembre, desde 48,6 el mes anterior. La oficina nacional de estadísticas había informado el viernes que el PMI oficial subió a 49,7 puntos en diciembre, luego de marcar un mínimo en tres meses de 49,6 en noviembre.

Ambos indicadores se ubicaron por debajo de la estimación de los analistas. Cifras inferiores a 50 indican contracción.

“Las lecturas señalan que hay una economía a dos velocidades”, aseguró Rajiv Biswas, economista jefe para Asia Pacífico de IHS Global Insight, a Bloomberg. Es probable que el exceso de capacidad en las manufacturas pesadas, incluyendo el acero y la construcción de barcos, “mantenga el impulso de crecimiento del sector manufacturero chino restringido en 2016”.

UN "SUSTO MUNDIAL"

La caída en los mercados revivió además los temores de que China golpee a la recuperación global. El economista jefe del Fondo Monetario Internacional, Maurice Obstfeld, advirtió ayer que el crecimiento por debajo de las metas oficiales podría “asustar” nuevamente a los mercados financieros en 2016.

Los efectos colaterales de la desaceleración de China han sido “mucho mayores de lo que podríamos haber anticipado”, afectando a la economía global a través de una reducción de las importaciones y una menor demanda por commodities, expresó Obstfeld en una entrevista publicada en el sitio web del FMI.

Los temores se expandieron en el resto de las plazas globales. El Dax alemán fue el índice más golpeado en Europa, cayendo 4,28%, mientras que en Francia, Inglaterra y España las bolsas perdieron más de 2%.

En EEUU el Standard & Poor’s 500 bajó 1,5% y registró su peor inicio de año desde 1983. Las acciones de los mercados emergentes, en tanto, tuvieron su mayor caída desde agosto.

“Hemos tenido una serie de datos negativos en EEUU durante fin de año y China es un recordatorio de que no hay muchos motivos para ser optimistas hacia este año”, afirmó Michael O’Rourke, estratega de mercados jefe de JonesTrading Institutional Services, a Bloomberg.

Los PMI de manufactura finales para diciembre de la firma Markit mostraron que el impulso se desaceleró en la economía mundial a fines de 2015. La zona euro ganó un poco más de impulso, pero eso fue contrarrestado por la debilidad en EEUU y China.

ESTRENO DE CORTOCIRCUITOS

Las nuevas reglas de cortocircuito establecen que un movimiento de 5% del CSI 300 provocará una suspensión de quince minutos de las acciones, opciones e índices de futuros, mientras que un movimiento de 7% cerrará el mercado para el resto del día. Ese umbral se ubica por debajo del 10% que existe en EEUU, por ejemplo.

“Los inversionistas corrieron a la puerta durante la etapa de nivel uno del cortocircuito, ya que temían que el mercado cayera aún más”, dijo William Wong, analista de Shenwan Hongyuan, a Bloomberg.

 

Fuente: Diario Financiero

Compartir en: