20 de Octubre de 2017
Máx. Min.
Economía 07 de Setiembre de 2015

Bergara afirmó que proseguirá la política monetaria contractiva para combatir la inflación

Montevideo. Respecto de las intervenciones del Banco Central en el mercado cambiario, el presidente de la entidad reiteró que se efectúan para atenuar las fluctuaciones del dólar.

Economía 07 de Setiembre de 2015

Bergara afirmó que proseguirá la política monetaria contractiva para combatir la inflación

Montevideo. Respecto de las intervenciones del Banco Central en el mercado cambiario, el presidente de la entidad reiteró que se efectúan para atenuar las fluctuaciones del dólar.

Montevideo/TodoElCampo –  “Vamos a continuar en la tónica de la política monetaria contractiva”, dijo el presidente del Banco Central del Uruguay (BCU), Mario Bergara, tras explicar que el objetivo es que rápidamente comience una convergencia hacia tasas menores de inflación. Agregó que todas las herramientas, desde las medidas tradicionales a las no convencionales, se utilizarán para encausar los precios lo antes posible.

Bergara sostuvo que "los datos inflacionarios divulgados fueron, de alguna manera, previsibles”.

Los indicadores conocidos el jueves indicaron que la inflación se situó en 9,4 % en los últimos 12 meses. El diagnóstico que detalló respecto de esta situación, es que el país absorbe una importante depreciación cambiaria, que se observa en los precios domésticos y en el contexto de presiones inflacionarias globales y regionales, y la continuidad de una demanda doméstica que se mantiene firme.

"Por lo tanto, eso es una constelación de factores que presionan al alza la inflación", apuntó.

“Lamentablemente, ya hemos llegado a puntos de esta dimensión en años anteriores y tuvimos la capacidad, todos, desde la política económica, con marcos consistentes para una estrategia monetaria contractiva, una política fiscal y una de ingresos acordes”, indicó.

“También la contribución del resto de los agentes del sector privado para combatir las presiones y retomar un rumbo más razonable en materia de la evolución de los precios”, mencionó.

Bergara agregó que el acuerdo de precios realizado no generó aún la incidencia deseada, porque se requiere tiempo para que "los compromisos asumidos impacten".

El presidente del BCU dijo que confía en que esta medida sea capaz de moldear las expectativas, que son un componente a la hora de formación de precios.

También puntualizó que no se hace un seguimiento del acuerdo de precios, pero aclaró que algunos sectores mostraban más dificultades para comprometerse por cuestiones circunstanciales.

Respecto de las intervenciones del Banco Central en el mercado cambiario, el presidente de la entidad reiteró que se efectúan para atenuar las fluctuaciones del dólar.

"El fin es reducir la volatilidad y las incertidumbres. El BCU lo ha hecho en su momento, cuando se apreciaba nuestra moneda y lo ha estado haciendo ahora que se deprecia. Estos criterios los vamos a mantener", afirmó.

Explicó que la depreciación del peso en los últimos dos años fue, en “términos nominales”, de 50 %, pero si se descuenta la inflación la depreciación real, está en el orden de 25 %. Calificó esta variación como muy significativa, aunque sin generar mayores traumas ni en las familias, las empresas, los bancos ni en el Estado. Según valoró, esto se debe a las políticas precautorias y la estrategia de reducción de vulnerabilidades de los gobiernos en los últimos diez años.

"En el último año, la depreciación quizá esté más de 12 % a 15 %, que es una presión importante porque alguna parte de eso se traduce a precios domésticos", afirmó Bergara.

Las declaraciones del presidente del BCU fueron expresadas tras su participación de la conferencia del economista español, José Carlos Díez, sobre el tema “La crisis económica de Grecia”.

La charla organizada por la Fundación Astur y el banco se desarrolló en la Sala Enrique Iglesias, ante la presencia del excanciller, del economista Carlos Sténeri y el titular de la autoridad monetaria.

Compartir en: