28 de marzo de 2017
Máx. Min.
Agricultura 16 de marzo de 2017

ARS reclama incentivos para trazabilidad y rotación de cultivos

Expoactiva ha sido la emblemática fiesta de la innovación; elemento fundamental para la diversificación y diferenciación en materia de mercados, dijo el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre.

Mercedes, Soriano – TodoElCampo – Ayer comenzó la 22ª edición de Expoactiva Nacional, la mayor muestra activa de la agroindustria nacional que se realiza hasta el 18 de marzo en el predio de la Asociación Rural de Soriano (ARS), ubicado en la ruta N° 2, kilómetro 255.

Con la presencia de más de 300 empresas que exponen casi 800 marcas de productos agrícolas, están presentes las últimas tecnologías y habrá demostraciones de maquinarias, actividades ganaderas y conferencias, que productores y técnicos las podrán observar como desde hace 22 ediciones la ARS acostumbra.

Estos primeros 125 años de vida de la ARS, “una gran responsabilidad que asumimos con gran entusiasmo y para hacer honor a esos 125 años de historia de la Asociación Rural de Soriano y una serie de actividades que consideramos muy importante”, comentó a TodoElCampo Felipe López, presidente de ARS.

Subrayó que no se puede pasar por alto la situación que vive el sector, y todos los sectores productivos del país, además de la degradación de los valores y niveles educativos. “Basta con ver que día a día los trabajadores pierden el incentivo de trabajar más”, porque “son cuestionados por algunos actores políticos y sociales que solo buscan el bien propio”, dijo. Mientras los primeros buscan ampliar sus horizontes, con la generación de trabajo y el desarrollo del país, los segundos los frenan.

También asumió una cuota parte, que si bien consideró chica, corresponde por las ineficiencias del sector público; “que han puesto a las empresas en una situación que ya no pueden sustentar los costos o están muy al límite”, sostuvo, y acotó que ese margen de error puede ser más pequeño con las dificultades que puede generar el clima en el sector agropecuario.

En ese marco, aseguró que en Uruguay se necesita “cambiar el chip” que se tiene desde hace mucho años, el cual está programado para cuidar solamente los intereses particulares y cortoplacistas, y que “pone excusas para justificar los errores que cometemos”, aseguró.

Por otro lado, reconoció que desde el MGAP se tiene una visión a largo plazo en temas claves como la trazabilidad y plan de Uso y Manejo de suelo, algo que la ARS apoya a pesar de poder tener discrepancias en su funcionamiento.

A su vez, no dejó de acentuar lo ineludible que parece la necesita de incentivos al productor para continuar su inversión en políticas como la trazabilidad o rotación de cultivos, las cuales ponen al país como referente en la región y el mundo. “Sobre todo en momentos como este, donde la rentabilidad de las empresas han disminuido a valores muy riesgosos”, mientras desde el gobierno “se están estudiando nuevas presiones fiscales que terminaría de destruir, no sólo la ilusión de todos los productores de ver los frutos de todos estos años de innovación y adaptación al nuevo mundo, sino destruir sus lugares de trabajo llamados empresas”, enfatizó.

Asimismo, se puso, como presidente de la ARS, a la orden para trabajar junto a la institucionalidad con el afán de que las nuevas reglas sean agradables para los productores; “seguramente al principio nos genere muchos dolores de cabeza y amargura, pero es ahí donde tenemos que tener una visión optimista y a largo plazo”, comentó.

IMPORTANCIA NACIONAL

Sin importar el contexto del sector, “la muestra es cada vez mayor y consistente” y eso “demuestra madurez para tratar de sobreponerse a momentos adversos”, explicó Agustín Bascou, intendente de Soriano.

La desaceleración económica ha generado problemas como en todos los departamentos, pero el sector agropecuario siempre ha tenido precios buenos, regulares y malos, y sobre ello hay que trabajar permanentemente. ”Hay que seguir trabajando para redoblar esfuerzos”, agregó.

MINISTRO

Por su parte, Tabaré Aguerre, ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), aseguró que no es posible el desarrollo sin crecimiento, pero este último tiene que ser sostenible en sus tres dimensiones: económica, ambiental y social.

En ese sentido, reconoció que buena parte de la productividad se ha logrado a base de fierros, que aseguran la eficiencia del trabajo de las personas, pero “eso no es ni infinito ni económico, hay que tener un adecuado equilibrio no solo en la inversión de maquinaria sino también de la promoción, el estímulo y el incentivo de tener cada vez gente calificada, que no es solo saber cómo sino también la responsabilidad con el trabajo”, dijo.

Insistió en que el desarrollo sostenible e inclusión social, sólo son posibles con el crecimiento hacia afuera y para ello se debe tener una inserción internacional inteligente a través de la inocuidad sanitaria, mejorar aranceles ya dentro de los mercados y, por último, la diferenciación.

Volvió a hacer referencia a la trazabilidad y sostuvo que todo lo logrado hasta el momento en la adquisición de nuevos mercados, es gracias a la trazabilidad. Subrayó que el sistema no está cuestionado, porque los productores la apoyan y son conscientes de su necesidad.

En otro tema, agregó que Expoactiva Nacional ha sido la emblemática fiesta de la innovación en materia de producción agropecuaria, elemento fundamental para la diversificación y diferenciación en materia de mercados.

Al igual que en las últimas conferencias brindadas, el jerarca hizo referencia al año y la abundancia de precipitaciones y, por ende, de agua. “Cuando uno anda por las rutas, es como que hubiéramos regado”, dijo e informó que el agua que está embalsada para regar arroz desde Rocha a Artigas, alcanza para regar 650 mil hectáreas de soja y de maíz del centro y litoral del país. En ese marco, subrayó que  “a mí me gustaría soñar con un país que tuviera 650 mil hectáreas donde todos los años y que  los cultivos que estuviéramos viendo fueran como los que vemos hoy, porque seríamos otro país”.

También señaló que “la verdadera transformación productiva del Uruguay” tiene que ver con “un país que deja de ser un país que conceptualmente espera la lluvia a ser un país que se prepara para recibirla, para almacenarla, para conducirla y para aplicarla en el momento y la cantidad oportuna que nos permita maximizar la productividad”, culminó.

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa

 

  

Compartir en: