20 de Setiembre de 2017
Máx. Min.
Economía 26 de Enero de 2016

¿Argentina se endeudará con el FMI?

Desde el comienzo del milenio hasta fines del año pasado, Brasil multiplicó sus reservas por once, Chile casi las triplicó, Colombia las quintuplicó y Perú las multiplicó por siete. Argentina y Venezuela fueron incapaces de hacer crecer sus reservas internacionales.

Economía 26 de Enero de 2016

¿Argentina se endeudará con el FMI?

Desde el comienzo del milenio hasta fines del año pasado, Brasil multiplicó sus reservas por once, Chile casi las triplicó, Colombia las quintuplicó y Perú las multiplicó por siete. Argentina y Venezuela fueron incapaces de hacer crecer sus reservas internacionales.

Buenos Aires, Argentina-Miguel Angel Boggiano*/Carta Financiera/TodoElCampo – Uno de los hechos salientes de la cumbre de Davos que tuvo lugar la semana pasada fue que el presidente de la Argentina, Mauricio Macri, dio instrucciones para que se volviera a cumplir con el Artículo IV del Fondo Monetario Internacional. ¿Qué quiere decir esto?

El FMI supervisa el sistema monetario internacional y realiza un seguimiento de las políticas económicas y financieras de sus 188 países miembros. Esta actividad se conoce como supervisión. Como parte de este proceso, que se realiza tanto a escala mundial como en cada uno de los países, el FMI destaca los riesgos que pueden comprometer la estabilidad y brinda asesoramiento sobre los ajustes de política económica necesarios. De esta manera, el FMI contribuye a que el sistema monetario internacional cumpla su propósito esencial de facilitar el intercambio de bienes, servicios y capital entre los países, respaldando así un crecimiento económico sólido.

En su forma actual, la supervisión fue establecida por el Artículo IV del Convenio Constitutivo del FMI, con las modificaciones introducidas a finales de los años setenta tras el colapso del sistema de Bretton Woods de tipos de cambio fijos. Según el Artículo IV, los países miembros se comprometen a colaborar con el FMI y entre sí para promover la estabilidad. Por su parte, el FMI tiene encomendada la función de i) supervisar el sistema monetario internacional a fin de asegurar su buen funcionamiento y ii) vigilar el cumplimiento por cada país de sus obligaciones en materia de política económica.

Argentina es miembro del FMI y no cumple con esta supervisión hace más de 90 meses, con lo cual está en falta. Lo que indicó el presidente Macri es que se cumpla con la obligación que tiene la Argentina por el mero hecho de ser país miembro. ¿Implica esto que la Argentina está pensando endeudarse con el FMI?

No necesariamente. Pero claramente, si quisiera endeudarse, este sería un primer paso necesario. Ahora bien, ¿por qué tiene Argentina necesidad de financiarse? ¿Por qué podría interesarle hacerlo con el FMI? ¿Tendría algún costo político para la Argentina?

Argentina necesita endeudarse para contener la inflación. El principal medio que ha utilizado en los últimos 5 años para financiar su déficit fiscal fue la impresión de papel moneda y esto ha desatado un inflación de entre el 30% y el 40%. ¿Podría usar sus propias reservas para financiarse? No, ya que tanto el gobierno de los Kirchner como el de Chávez desaprovecharon la época de vacas gordas con altísimos precios internacionales de la soja y el petróleo. Claramente, este no fue el caso de otros países sudamericanos:

Desde el comienzo del milenio hasta fines del año pasado, Brasil multiplicó sus reservas por once, Chile casi las triplicó, Colombia las quintuplicó y Perú las multiplicó por siete. Argentina y Venezuela fueron incapaces de hacer crecer sus reservas internacionales en la época de mayor bonanza internacional del último siglo. No hay nada más contundente que indique el fracaso rotundo del Kirchnerismo. Para quienes creen que hubo redistribución, sepan que los niveles de pobreza con los que recibió Cristina Kirchner el gobierno en el 2007 fueron los mismos con los que se retiró en 2015 (por esta razón dejaron de publicar los números de pobreza). A Argentina le interesaría endeudarse con el FMI porque la impericia del Kircherismo no le ha dejado alternativas. ¿Sería esto bueno o malo?

La parte buena es que el FMI presta a tasas bajas y en consecuencia esto tiene menor costo para la Argentina en su conjunto. La parte mala es que un préstamo del FMI implicaría tener que cumplir sus recomendaciones, que han sido tan malas para nuestro país en el 2001 como lo están siendo ahora para Grecia.

No olvidemos el costado político de este acercamiento con el Fondo: los fondos buitres parecen tercamente reticentes a alcanzar una solución. Para destrabar el conflicto, sería necesario que autoridades de Washington muevan ciertas fichas. Esto podría perfectamente estar dándose en estos momentos. ¿Por qué es tan importante resolver el tema holdouts?

Porque permitiría nuevamente el acceso a inversiones internacionales en momentos en que las condiciones mundiales ya no son tan buenas como años atrás y Argentina ya tiene que competir con otros países por el acceso al crédito. Uno de los principales competidores es hoy Brasil: sus bonos a 10 años ya rinden el 16%:

CONCLUSIÓN.

Este acercamiento de la Argentina con el FMI no implica un nuevo endeudamiento aunque abre esa posibilidad. Esta eventual necesidad es producto del fracaso de la última década para acumular reservas internacionales. Por último, no podemos dejar de entrever el costado político de tener el visto bueno del FMI, que sin dudas es positivo.

Artículo original publicado en Carta Financiera. Twitter: @CartaFinanciera

(*) El autor, Miguel A. Boggiano es economista dedicado a la Asesoría Financiera Integral. Profesor de Behavioral Finance en la Universidad de San Andrés. CEO de Carta Financiera.

Compartir en: