29 de abril de 2017
Máx. Min.
Lechería 23 de julio de 2015

Argentina II. Por la crisis tuvieron que tirar miles de litros de leche

Buenos Aires. En Argentina el sector lechero vive una situación similar a la de Uruguay. Por la caída de los precios internacionales del sector lácteo, algunas empresas llegaron a bajar el precio de la leche que les pagan a algunos productores.

Buenos, Aires, Argentina/TodoElCampo – Finalmente ocurrió lo que nadie quiere ni desea: en la imagen se ve a productores argentinos derramando treinta mil litros de leche en Villa Trinidad, en Suardi, provincia de Santa Fe. Pero de acuerdo a lo informado por Todo Noticias la imagen sólo muestra una parte de los “miles de litros que ya fueron arrojados en las últimas horas”.

Por otra parte el diario La Nación informó que “decenas de tamberos de la principal cuenca lechera de América Latina comenzaron ayer a derramar la leche acopiada en sus explotaciones, ya que las usinas procesadoras decidieron no colectar la materia prima. Es la referencia más directa del conflicto por la baja del precio al productor ($ 0,15 en junio e igual rebaja en julio)”.

“¿Por qué se llegó a esta situación?” se pregunta el canal Todo Noticias que no tiene sección de información agropecuaria ni profundiza en dicha temática. “Tras frenarse la logística de la distribución, muchos tambos no tienen el almacenamiento suficiente y la leche pierde las condiciones básicas para el consumo”, añade la crónica.

En Argentina el sector lechero vive una situación similar a la vivida en Uruguay. Por la caída de los precios internacionales del sector lácteo, algunas empresas llegaron a bajar el precio de la leche que les pagan a algunos productores.

Al comenzar 2015 los tamberos recibían 3,15 pesos argentinos por litro. Se había anunciado por parte de la industria importantes bajas que finalmente resultaron en un precio de 3,10 pesos. En la oportunidad el Centro de la Industria Lechera (Cil) emitió un comunicado señalando que "debido a la profundidad de la crisis de la lechería internacional y sus implicancias locales en un sector que necesariamente exporta el 30 % de su volumen, se hace imposible reconocer precios de materia prima que escapen a esta realidad sin que ello afecte la viabilidad de toda la actividad".

Por otra parte el gobierno argentino anunció un programa de subsidios de una porción del precio por litro para el segmento de pequeños tamberos, pero ese auxilio resulta insuficiente consecuencia de la suba de los costos por la inflación y la baja en los precios y volumen de las exportaciones.

Todo Noticias precisa que “el desencadenante” de la crisis fue “el conflicto en la planta Saputo de Rafaela, que produce la marca La Paulina”.

Esa planta está bloqueada por un grupo de tamberos de Apla, la Asociación Productores de Leche, que cuenta con el apoyo del gremio de la industria Atilra.

Por esa situación “los camiones de Saputo no pasan a buscar el producto por los tambos y, así, la leche se echa a perder”, añade.

Apla reclama por las rebajas de los precios que la industria láctea le aplica a los proveedores de la materia prima.

“QUE NO NOS CULPEN”.

"Queremos que la gente entienda, que no nos culpen por tirar la leche. Si uno la pudiera regalar, jamás la tiraría. A nosotros nos duele mucho más, es nuestra producción. Pero si la regalamos y algún chico se intoxica porque la leche ya está agria sería nuestra responsabilidad. Quiero dejar esto bien claro", dijo a Todo Noticias un tambero que prefirió resguardar su identidad.

(Foto de Fyo).

Compartir en: