26 de abril de 2017
Máx. Min.
Economía 17 de mayo de 2016

Anuncian que Rusia tendrá "fuertes caídas" en las importaciones de carne

Jerarca afirmó que las importaciones totales de carne de vacuna y sus productos podrían reducirse entre 32 % y 35 %, llegando a 400.000/415.000 toneladas este año.

Montevideo/TodoElCampo – El Instituto Ruso de Estudios del Mercado Agrícola (IKAR) afirmó que durante 2016 las importaciones de carne caerán de forma importante debido que disminuye la demanda ante lo cual las empresas importadoras reducen sus compras en el exterior. Hace algunos años Rusia ocupó el primer destino de nuestras exportaciones de carnes, ahora ni siquiera figura entre los principales compradores.  La nueva situación se da pocos meses después de que el ministro Tabaré Aguerre acordara con su par ruso el incremento del comercio bilateral en productos tales como lácteos y carnes entre otros.

Daniel Khotko, jefe de análisis de IKAR, dijo que las importaciones totales de carne de vacuna y sus productos podrían reducirse entre un 32 % y 35 %, llegando a 400.000/415.000 toneladas este año, publicó Agrimundo.

También caerán las importaciones de carne de cerdo en el entorno del 35 %, las de ave bajarían entre 34 % y 40 %.

En resumen, se prevé que durante 2016 las importaciones de todas las carnes para llegará a entre 820.000 y 850.000 toneladas.

Khotko explicó que actualmente la producción rusa de carne de cerdo y ave se produce en cantidades suficientes.

LA OFERTA SUPERA LA DEMANDA.

Por otra parte el presidente de la Unión Rusa de la Carne, Musheg Mamikonian, dijo que “la posibilidad de que las empresas de carne puedan aumentar los precios es muy limitada, ya que los costos de producción están aumentando, lo que afecta negativamente la rentabilidad”.

Añadió que el aumento de la oferta supera hoy el aumento de la demanda, incluso en las carnes de ave, donde la demanda solo aumentó en un 2 %, mientras que la oferta aumentó en un 8 % en 2015.

Musheg Mamikonian subrayó que cualquier exceso de productos en el mercado afectará gravemente los precios.

El jerarca también planteó sus dudas sobre la viabilidad de la estrategia actual de “sustitución de importaciones “, fundamentando que el autoabastecimiento en carne no es un fin en sí mismo y Rusia podría comprar y vender su producción de carnes desde y hacia el mercado externo, para que la industria puede tener estabilidad.

Esa idea también ha sido apoyada por una serie de otros participantes de este mercado.

Daria Snitko, subdirectora del Centro de Predicción Económica de Gazprombank consideró que “las restricciones al comercio con otros países crea las condiciones para el desarrollo de la producción nacional, pero su aplicación genera proteccionismo, conduce a precios más altos y un impacto negativo sobre el consumo”.

“Para la industria agrícola, el proteccionismo debe ser una medida temporal, de otro modo, sus sectores experimentarán una ausencia de cualquier tipo de modernización”, agregó Snitko.

URUGUAY APUNTABA A MEJORAR EL COMERCIO CON RUSIA.

Esta situación se genera tres meses después de que el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay, Ing. Agr. Tabaré Aguerre,  anunciara la firma de un certificado de carne de alta calidad, que posibilitará “mejorar nuestro acceso comercial desde el punto de vista arancelario en carne enfriada y cortes valiosos” a Rusia.

En febrero Aguerre dijo a la agencia Sputnik que se estaba ante la “oportunidad de que el consumidor ruso acceda a una carne de excelentísima calidad desde un país como Uruguay y para los productores uruguayos significa tener una ventaja arancelaria”.

La afirmación fue hecha en el marco del encuentro que entonces tuvieron Aguerre con el viceministro ruso de Agricultura, Serguéi Levin.

Además en la oportunidad el Ministerio de Agricultura ruso emitió un comunicado señalando que “Uruguay y Rusia disponen de las posibilidades para incrementar el comercio bilateral y, en particular, los suministros desde Uruguay de productos lácteos, carnes y subproductos alimentarios”. También se mencionó el interés de ambos países por negociar frutas y legumbres.

Compartir en: