24 de Mayo de 2017
Máx. Min.
Actualidad 02 de Febrero de 2017

Aguerre: "Acá no hay ningún conflicto de intereses"

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), dio sus argumentos para sostener que el préstamo brindado por el Fondo Arrocero es legítimo y aclaró que continúa en el cargo

Actualidad 02 de Febrero de 2017

Aguerre: "Acá no hay ningún conflicto de intereses"

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), dio sus argumentos para sostener que el préstamo brindado por el Fondo Arrocero es legítimo y aclaró que continúa en el cargo

Montevideo – TodoElCampo- La condición de beneficiario y el porcentaje de participación en el Fondo de Financiamiento y Recomposición de la Actividad Arrocera (FFRAA), está definido por la ley y por lo tanto “no hay ninguna forma de que discrecionalmente la autoridad de turno cambie alguno de esos conceptos (…) es totalmente transparente, a tal punto que toda la información se publica”, argumentó el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, en respuesta al artículo periodístico publicado recientemente por el periódico La Diaria.

El citado periódico publicó el pasado lunes 30 de enero que el jerarca “hizo los trámites en su propia cartera para recibir (por segunda vez desde que ejerce el cargo) un préstamo proveniente del fondo arrocero” y que “su ministerio es el que se encarga, entre otras cosas, de establecer los criterios para fijar cuánto dinero recibirá cada productor mediante esta herramienta”.

Luego que los medios de comunicación se hicieran eco de la noticia e integrantes de la oposición se manifestaran al respecto, el titular de Agricultura se defendió en la tradicional conferencia de los días miércoles, ante una sala Schwedt repleta de periodistas.

FONDO

La conferencia se inició con la explicación del funcionamiento del Fondo de Financiamiento y Recomposición de la Actividad Arrocera (FFRAA), por parte del subdirector de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (OPYPA), Adrián Tambler.

El FFRAA se implementó por primera vez en 2003 para “tener un instrumento financiero que fuera universal y que generara condiciones de repago a largo plazo”, argumentó Tambler. El fondo, que permite a los productores cancelar deudas con el Banco República (BROU) y empresas industriales y exportadoras, se financia con una retención hasta del 5 % del total de las exportaciones de arroz en cualquier grado de elaboración y sus derivados, y la misma se acredita íntegramente en la cuenta en el BROU.

A su vez, ese fondo es administrado por los ministerios de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), y el de Economía y Finanzas (MEF), pero la ley N° 17.66, de julio de 2003, estableció la creación de una comisión de contralor, integrada por estas dos instituciones y delegados de la industria molinera exportadora y de los productos. En ese sentido, enfatizó que es importante aclarar que “el ministerio (MGAP) y el gobierno no tienen ningún costo, esto es una cuestión estrictamente privada entre el sector y los inversores”.

Los productores beneficiarios del FFRAA, según el decreto reglamentario 366/2016, serán aquellos que cultivaron arroz en dos de las últimas tres zafras, con la condición de haber sembrado en la zafra 2016/2017. También pueden acceder los productores que sembraron en 2015/2016 y que demuestren continuidad en la próxima zafra.

Desde la administración del fondo se le solicita a las empresas industrializadoras y exportadoras que remitan la información de la producción de los últimos tres años, cuánto pretende sembrar en la zafra en curso y cuál es la deuda de cada productor. Posteriormente, se toma la producción más alta de cada productor que ingresó dentro del parámetro de los beneficiados, y ahí se determina con cuantas toneladas va a ser ayudado cada uno. “Es un trabajo totalmente mecánico” y por ende “no hay ninguna modificación a ninguna de las cifras que se manejan”, aclaró el integrante de OPYPA.

FONDO IV

La herramienta, utilizada en 2004, 2007 y 2014, fue solicitada nuevamente por la Asociación de Cultivadores de Arroz (ACA) en 2016 y el monto a distribuir entre los 560 productores beneficiados, según los cálculos de producción, son de U$S 60 millones ( U$S 39 por tonelada).

La tasa de interés a abonar por parte de los productores asciende a 5,3 % por año, con un plazo para repago estimado en siete a nueve años.

NO HAY AUSENCIA DE ÉTICA

Posteriormente, aclarado el funcionamiento del FFRAA, Aguerre tomó la palabra para dar sus propias explicaciones.

En primer lugar, subrayó que nunca, desde que ostenta el cargo de ministro, ocultó su condición de productor arrocero, justamente porque gracias a esa actividad, ejecutada en los últimos 25 años, accedió al cargo. También declaró ser productor ganadero, de sorgo, caña de azúcar y cuenta con una empresa de transporte. “Ninguna de esas actividades tienen ningún tipo de conflictos”, agregó.

También argumentó que los productores beneficiados con el préstamo son elegidos por su antecedente productivo; “la condición de beneficiario y el porcentaje de participación en el recurso está definido meridianamente y sin ningún margen de duda de lo que establece la ley”. Ley que fue votada por unanimidad en 2003, recordó.

Por lo tanto, “no hay ninguna forma de que discrecionalmente la autoridad de turno cambie alguno de esos conceptos que están definidos por ley (…) es totalmente transparente, a tal punto que toda la información se publica”, indicó, en referencia al diario oficial y la página web del ministerio (www.mgap.gub.uy).

PARA NADA CÓMODO

“Este no ha sido un tema cómodo para mí, porque además de lo administrativo, de lo empresarial y de los roles políticos, están en juego el nombre y la honorabilidad de las personas. Y eso, por lo menos para mí, es el capital más importante”, declaró Aguerre.

“Acá no hay ningún trámite personal, acá hay un manejo de información pública, bajo el formato de declaración jurada, que mediante un procedimiento que está definido por la ley del año 2003, define cual es el que le corresponde”, “no hay ningún tipo de conflicto”, insistió y posteriormente ejemplificó con la ley de Promoción de Inversiones, la cual, de haberla utilizado, ahí sí existiría un problema ético.

“Yo entiendo que la actividad política está sujeta a este tipo de cosas”, comentó y también aclaró que el ciudadano alejado del sector puede no saber cómo funciona el FFRAA, pero él tuvo la necesidad de responder más que nada por su persona, su familia y por el resto de los productores arroceros. “Pobre favor y desprestigio le hacen al resto de los productores arroceros, quien supone que los representantes del sector arrocero que están sentados en las comisiones de contralor están pintados permitiendo que un jerarca de turno haga un manejo discrecional”, sentenció.

“Nosotros estamos para demostrarle a la gente que hacemos las cosas con convicción, compromiso y el máximo profesionalismo posible, pero sobre todo con la máxima transparencia”, dijo para concluir el tema.

CONTINÚA EN EL CARGO

Consultado sobre su permanencia como ministro, duda que se instauró antes de éste incidente y que en estas horas tomó más fuerza, Aguerre descartó la posibilidad.

Aunque enfatizó que “nadie es imprescindible”, remarcó su compromiso con el presidente de la República, Tabaré Vázquez. Además, mientras éste le dé su confianza y él  tenga ganas de continuar con la actividad, no se va a ir. “Yo tengo claro que tengo un ciclo que cumplir”, y su agenda “está llena hasta el mes de junio”, finalizó.

Redacción: Damián Musso Sosa

Foto: María Ines Hiriart/Focouy

Compartir en: