20 de Octubre de 2017
Máx. Min.
Agricultura 13 de Enero de 2014

Aguas mejoran cultivos de soja, maíces con potenciales acotados

Ing. Sergio De Agrela: "Las últimas precipitaciones caídas sumadas a las anteriores sirvieron para recuperar aguadas y reservas artificiales, tales como represas y tajamares".

Agricultura 13 de Enero de 2014

Aguas mejoran cultivos de soja, maíces con potenciales acotados

Ing. Sergio De Agrela: "Las últimas precipitaciones caídas sumadas a las anteriores sirvieron para recuperar aguadas y reservas artificiales, tales como represas y tajamares".

Montevideo-Ing. Sergio De Agrela/TodoElCampo – Las últimas precipitaciones caídas sumadas a las anteriores sirvieron para recuperar aguadas y reservas artificiales, tales como represas y tajamares.

Los cultivos con estas copiosas precipitaciones mejorarán sustancialmente, pero el maíz fundamentalmente de primera ha estado sufriendo la falta de precipitaciones y adelantó su ciclo, floreció con muy escaso desarrollo, no llegando ni al metro de altura y su potencial de rendimiento será muy escaso por lo que hasta su destino final será diferente al que se planificó cuando se iniciaron las siembras y seguramente serán picados para suministrar forraje en vez de cosechar su grano.

SOJAS RECUPERAN VIGOR.

El otro cultivo que ha tenido una variada gama de fechas de siembra y que estaba sintiendo la falta de agua era la soja, pero ésta viene recuperándose de buena forma, ya que muchas de las chacras sembradas están todavía en su fase vegetativa por lo que no han comprometido potenciales de rendimiento y las lluvias llegan a tiempo para corregir y mejorar estados.

Las sojas de primera que estaban más adelantadas seguramente perderán algo de potencial, pero no serán casos dramáticos; las sojas de segunda son las más beneficiadas ya que en algunos casos recién se están implantando.

PORCENTAJES IGUALES DE POSIBILIDAD DE PRECIPITACIONES.

Las tendencias de lo que pueda acontecer en este trimestre con las precipitaciones según el informe Grass que suministra el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (Inia) indica que puede acontecer cualquier variante ya que muestra que se puede dan un 33 % de posibilidades de que llueva menos, un 33 % de posibilidades de que llueva lo normal y un 33 % de posibilidades de que las precipitaciones sean superiores a la media.

Resumiendo: lo que pueda ocurrir en este trimestre  en materia de porcentaje de precipitaciones seguirá siendo una gran incógnita.

PLANIFICAR PARA NO QUEDAR EXPUESTOS.

Las preocupaciones están centradas en cómo afectará la falta o exceso de agua al cultivo de la soja que ha cobrado una gran importancia por el enorme área sembrada. Aquí hay que recordar que la producción de verano se verá cada vez más afectada por la dependencia o no de precipitaciones y por las temperaturas que se van incrementando año a año.

Para encarar una producción agrícola de verano más intensiva y dependiendo cada vez más del agua que caiga o que haya almacenada en el suelo, es necesario y fundamental hacer reservas de agua, planificar los sistemas adecuados  para poder transferir el uso de la misma cuando la demanda sea superior como forma de que los cultivos y pasturas no sufran innecesariamente y puedan expresar el potencial de rendimientos esperado e incluso tengan el fin para el cual fueron sembrados.

Compartir en: