11 de Diciembre de 2017
Máx. Min.
Vacunos 19 de Enero de 2017

A pesar del buen clima, la actividad ovárica es "diversa"

INIA Treintas y Tres efectuó una jornada denominada "Día de Campo: Diagnóstico de Actividad Ovárica 2017", en el establecimiento Santa Magdalena, de la familia Barbosa, Minas (Lavalleja). Graciela Quintans afirmó que esta herramienta está consolidada como estratégica porque aporta "certidumbres".

Vacunos 19 de Enero de 2017

A pesar del buen clima, la actividad ovárica es "diversa"

INIA Treintas y Tres efectuó una jornada denominada "Día de Campo: Diagnóstico de Actividad Ovárica 2017", en el establecimiento Santa Magdalena, de la familia Barbosa, Minas (Lavalleja). Graciela Quintans afirmó que esta herramienta está consolidada como estratégica porque aporta "certidumbres".

Montevideo / TodoElCampo- La parición tardía de la campaña pasada abrió una ventana que genera situaciones diversas; mientras que para la presente parición, el clima favorable no puede reducir el período de entore porque ello “debe ser una decisión planificada”, sostuvo en diálogo con TodoElCampo la investigadora principal en Reproducción Animal del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), Graciela Quintans.

La actividad se desarrolló este miércoles en torno al manejo y aplicación de la técnica de diagnóstico de actividad ovárica, la cual es cada vez más usada, ya que permite observar las vacas por dentro y estimar la probabilidad de preñez que tienen. Incluso, ello permite clasificar los vientres en distintas categorías y, si es necesario, aplicar técnicas de bajo costo y de alto impacto para alcanzar altas tasas de preñez.

Según manifestó Quintans, se trata de una herramienta que tiene su tiempo pero recién en los últimos años se consolidó como estratégica, porque “nos da certidumbres”, sobre todo en años difíciles donde la condición corporal puede engañar. Recordó que los rodeos de cría se juegan el partido en los dos o tres meses de entore, pero detrás del mismo hay un trabajo continuo a lo largo del año y acumulativo a lo largo de los años.

La especialista explicó que el diagnóstico se puede efectuar un mes después de iniciado el período de entore y hasta un mes antes que finalice. “Todo varía según la situación del ganado parido”, “eso no es blanco o negro, depende mucho de la situación”, acotó.

Por otro lado, la investigadora de INIA subrayó que en el caso de comprobar, a través del diagnóstico, un alto porcentaje de animales en anestro profundo, hay tecnologías para revertir esa situación y que generan una tasa de preñez alta. “Hay que consultar al técnico asesor qué hacer con esa información para poder aplicar las medidas pertinentes”, apuntó.

EL CLIMA NO ES TODO

Aunque el verano se presenta benévolo para el sector pecuario, los diagnósticos de preñez realizados hasta el momento muestran que “hay de todo”, dijo Quintans, quien lo atribuyó al arrastre de las pariciones anteriores, las cuales en muchos casos se realizaron tardíamente y con una ventana muy amplia. “Hay productores que tienen prácticamente todo su ganado preñado y otros pariendo (…) las situaciones son bastantes diversas”, comentó.

En cuanto al entore, reflexionó que no se va a producir simplemente por la existencia de buen clima y la abundancia de pasturas. Entre las razones que manejó, dijo que se trata de “una decisión que debería estar planificada” y con “trabajo acumulado”.

SANTA MAGDALENA

Se trató de “una jornada disfrutable con un nivel de intercambio y participación muy bueno”, comentó Quintans, en la cual se trató instruir en la técnica y la cabaña aportó el manejo nutricional y sanitario del rodeo.

La investigadora informó que el establecimiento reportó 70 % de sus hembras HS en ciclo y la existencia de muy pocos casos de anestro profundo. El resultado del predio es en respuesta a un muy buen manejo del ganado combinado con la buena primavera.

Por su parte, el titular de Santa Magdalena, el ingeniero agrónomo Juan Diego Barbosa, explicó que comenzaron a utilizar la técnica en 2016 y gracias a los resultados arrojados pudieron discriminar el uso de tablillas o destete precoz.

El 2017 se presenta mejor que el año anterior y el alto porcentaje de vacas en ciclo “nos deja muy conformes”, aseguró.

Según indicó Barbosa, el rodeo de vientre se maneja nutricionalmente en un suelo con Índice Coneat 95, a base de campo natural y algunas coberturas mejoradas con Lotus Rincón. En invierno, dada una alta carga por hectárea, se le suministra a cada vaca un fardo por vaca y, eventualmente, se le da mejor comida a vacas de primera cría. A ello, subrayó el propietario de Santa Magdalena, lo acompaña un plan sanitario en enfermedades reproductivas. 

Con pariciones en primavera, coyunturalmente en otoño como en casos de pedigrís que fallan, el establecimiento cuenta con un 80 u 85 % de preñez habitualmente, entre 90 % y 95 % en vaquillonas y 75 % u 80 % en rodeo de cría, informó.

El productor enfatizó que “la técnica sirve” y que, en lo posible, se debe “hacer temprano para poder tomar medidas”. En esa línea, no dudó en señalar que es necesario hacerla con tiempo y de la mejor manera, porque la técnica es muy precisa y minuciosa y debe ser un reflejo de lo que pasa.

DEMANDA

La investigadora Quintans indicó que productores y veterinarios demandan información y, en el caso de los segundos, capacitación en el uso de la técnica. Por ese motivo, el año pasado INIA realizó cursos a cargo del veterinario Emilio Machado y el objetivo es repetirlos en 2017.

“Tenemos la idea de seguir por ese camino porque está bueno que toda la gente se capacite y tenga esta herramienta para ofrecer a los productores”, culminó.

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa 

Foto:INIA

Compartir en: