15 de Agosto de 2018
Máx. Min.
Economía 06 de Junio de 2018

En cuatro años las exportaciones de Uruguay a Venezuela cayeron U$S 390 millones

El Cr. Soto de PwC opinó que es una pena, más allá de consideraciones políticas, que el intercambio comercial entre Uruguay y Venezuela haya desaparecido porque era un mercado atractivo y un socio con una economía complementaria a la nuestra.

Economía 06 de Junio de 2018

En cuatro años las exportaciones de Uruguay a Venezuela cayeron U$S 390 millones

El Cr. Soto de PwC opinó que es una pena, más allá de consideraciones políticas, que el intercambio comercial entre Uruguay y Venezuela haya desaparecido porque era un mercado atractivo y un socio con una economía complementaria a la nuestra.

Montevideo – TodoElCampo – El vínculo comercial de Uruguay y Venezuela que alguna vez fuera presentado como “oxígeno puro” por el Dr. Tabaré Vázquez ha resultado en un estrepitoso fracaso que se limita a solo U$S 20 millones (FOB).

A mediados de julio del 2015 el presidente de la República Dr. Tabaré Vázquez se refirió al acuerdo alcanzado con Venezuela como de “oxígeno puro”, porque permitía la colocación de 265 mil toneladas de alimentos -arroz, soja, pollo, queso y leche en polvo- por U$S 300 millones, sin embargo el vínculo comercial con aquel país prácticamente desapareció.

En 2014, antes del acuerdo anunciado por el Dr. Vázquez, Uruguay exportó con destino Venezuela U$S 413 millones (FOB), mientras que en 2017 las exportaciones a dicho país sumaron tan solo U$S 20 millones (FOB), según un informe de PwC.

CAÍDA DEL COMERCIO INTERNACIONAL VENEZOLANO EN GENERAL.

En los últimos años las exportaciones como las importaciones de bienes comercializados por Venezuela con otros países disminuyeron “drásticamente”. En 2017 las importaciones del país caribeño totalizaron U$S 9.860 millones, esto es una caída del 75 % respecto a 2014. Las exportaciones en 2017 fueron por U$S 29.211 millones, 59 % menos que las de 2014, según lo difundido por Monitor Comex de la consultora Pwc.

“En lo que respecta a la lista de los principales productos importados se observa una caída en la importación de medicamentos, pasando del primer puesto en 2014 con un monto importado superior a U$S 1.800 millones, al tercer puesto en 2017 con un monto importado de tan solo U$S 125 millones. Otro dato llamativo resulta ser la caída de la importación de bovinos vivos, que en el año 2017 ocupó el tercer puesto con importaciones superiores a U$S 630 millones, y pasó en 2017 a importar U$S 230 mil”, agrega.

VÍNCULO COMERCIAL CON URUGUAY.

Sobre el vínculo comercial entre Uruguay y Venezuela, “durante los últimos 4 años se observó un decrecimiento constante en el mismo. Dicha situación viene de la mano con la decisión que tomaron los restantes integrantes del Mercosur en relación a la suspensión de Venezuela como estado parte del bloque, la cual ha desestimulado el comercio de bienes con dicho país”, señala el texto.

El Cr. Marcos Soto gerente senior de PwC Uruguay opinó que “es una pena, más allá de cualquier consideración política, que el intercambio comercial entre Uruguay y Venezuela haya desaparecido. Habíamos encontrado un mercado atractivo y un socio con una economía complementaria a la nuestra”.

En 2014 Uruguay exportó con destino Venezuela U$S 413 millones (FOB), mientras que en 2017 las exportaciones a dicho país sumaron  U$S 20 millones (FOB).

“En esta situación, el sector lácteo fue el más afectado, particularmente la exportación de leche en polvo y quesos. A su vez, también se observó una fuerte reducción en las exportaciones de carne bovina”, concluye PwC.

MARTÍN LOUSTEAU.

En declaraciones a Fuerte y Claro de Radio Informarte el Cr. Soto dijo que “con los niveles de producción que tenía Venezuela hace unos años y los precios del petróleo, entraron muchos dólares a esa economía que, si se hubieran utilizado con visión de futuro, se hablaría de otro país”.

Refiriéndose a Venezuela el gerente de PwC citó al economista argentino Martín Lousteau que “define al populismo como un tipo de política que piensa en el corto plazo. Está claro que el largo plazo no paga, porque no se sabe dónde se va a estar. Lo que ocurre es que esa subordinación permanente del largo al corto plazo, hace que el país muestre este tipo de dificultades”, subrayó.

Para Soto “no es menos cierto que Venezuela era un país cascoteado desde hace años, con una gran desigualdad, caldo de cultivo que genera la aparición de personajes como los que han gobernado allí”.

De todas formas subrayó la importancia de construir políticas con visión de futuro, porque “hay que tener cuidado, el lago plazo siempre llega”, finalizó.

Compartir en: