16 de Julio de 2018
Máx. Min.
Avicultura 09 de Julio de 2018

En Argentina se agrava la crisis avícola afectada por suba de insumos

La Cámara Argentina de Productos Integrados de Pollos (Capip) explicó que el costo de energía eléctrica para un pollo era del 3 % pero con las subas de las tarifas “nos está llevando entre un 12 y un 15 por ciento de lo que nos pagan”.

Avicultura 09 de Julio de 2018

En Argentina se agrava la crisis avícola afectada por suba de insumos

La Cámara Argentina de Productos Integrados de Pollos (Capip) explicó que el costo de energía eléctrica para un pollo era del 3 % pero con las subas de las tarifas “nos está llevando entre un 12 y un 15 por ciento de lo que nos pagan”.

Entre Ríos, Argentina – TodoElCampo – En Entre Ríos hay 2.400 criadores que por una confluencia de factores perdieron rentabilidad en los últimos años: suba de la energía eléctrica y el gas, aumento de los insumos que se pagan en dólares, incremento por la sequía de los valores del maíz y otros cereales con los que se hace el alimento, y una fuerte caída del consumo en un mercado interno saturado que empeoró con las importaciones de aves que llegan desde Brasil y otros países.

La suba de insumos y las tarifas han afectado a frigoríficos y criadores avícolas, en tanto el panorama se complica al no haber reactivación del consumo, lo que lleva a que la situación del sector avícola en la provincia tienda a empeorar.

La Cámara Argentina de Productos Integrados de Pollos (Capip) señaló que “lo que más golpea” es la suba de la electricidad.

El costo de energía eléctrica para un pollo era del 3 por ciento, pero con las subas de las tarifas “nos está llevando entre un 12 y un 15 por ciento de lo que nos pagan”, explicó la Cámara.

El medio aguinaldo de junio dificultó más las cosas, una situación que repercute en otras empresas del rubro, sobre todo en los que por su capacidad operativa no exportan.

El secretario general del sindicato de la Carne de Concepción del Uruguay Sergio Vereda dijo que mantuvo una reunión con los empresarios para avanzar en el pago de las quincenas y los aguinaldos de los trabajadores, y comentó que en la mayoría de los casos propusieron abonarlo hasta en tres cuotas, según publicó el diario Uno de Paraná (ciudad capital de Entre Rios).

Por otra parte el diario La Calle de Concepción del Uruguay detalló este fin de semana que la crisis en el sector se inició hace al menos dos años, por una confluencia de factores que se agravó con los sucesivos tarifazos en los servicios de luz y gas; el aumento de los insumos que se pagan a precio dólar; el incremento, producto de la sequía, de los valores del maíz y otros cereales con los que se hace el alimento; y una fuerte caída del consumo en un mercado interno saturado, que empeoró con las importaciones de pollo que llegan desde Brasil y otros países.

“La situación es muy complicada. Todo lo que son las subas de los insumos y los granos, y con más razón las de la luz, han afectado mucho a los frigoríficos más chicos que no hacen exportación y terminan teniendo graves inconvenientes para pagar sueldos y aguinaldo. La mayoría tiene problemas”, recalcó Vereda.

“A las granjas les están estirando los pagos. La mayoría de las producciones avícolas están complicadas, sobre todo por el gran drama de la tarifa eléctrica. Hay frigoríficos que tienen molino y pagan entre 7 y 9 millones de luz y es abismal”, dijo el sindicalista a La Calle.

LA SUBA DEL DÓLAR LA TIENEN QUE PAGAR LOS PRODUCTORES.

El presidente de Capip Ricardo Unrrein dijo que el sector “lleva tres años que estamos muy golpeados y las instalaciones se están deteriorando mucho. Pero la situación empeoró aún más en los últimos meses, porque después de los aumentos de energía que hubo este año no hubo incrementos en el valor que nos pagan a nosotros por cada pollo, que es de entre 5,50 y 6 pesos argentinos. Lo peor es que los repuestos para el sector están dolarizados y subieron entre un 30 por ciento y un 40 por ciento y lo tenemos que absorber nosotros”.

Unrrein se dedica a la actividad avícola desde hace dos décadas y en la actualidad tiene un criadero con cuatro galpones. Al igual que sus pares va pagando las deudas como puede para poder subsistir, a la espera de tiempos mejores.

(Con datos de diario La Calle. Foto RuralNet).

Compartir en: