06 de Abril de 2020
Máx. Min.
Lechería 24 de Febrero de 2020

En 2019 Estados Unidos perdió 8,8 % de sus tambos

En 2019, la lechería estadounidense sufrió la mayor caída absoluta en el número de establecimientos desde 2004, y la mayor disminución porcentual desde 1973.

Lechería 24 de Febrero de 2020

En 2019 Estados Unidos perdió 8,8 % de sus tambos

En 2019, la lechería estadounidense sufrió la mayor caída absoluta en el número de establecimientos desde 2004, y la mayor disminución porcentual desde 1973.

Montevideo – TodoElCampo – En el último año los productores de leche de Estados Unidos aceleraron el ritmo del abandono de la actividad.

La semana pasada se conoció en recuento anual que hace el Departamento de Agricultura norteamericano (USDA) sobe la producción de leche y constató que en 2019 sólo hubo 34.187 establecimientos autorizados a vender leche, una caída de 3.281 respecto a 2018 (-8,8 %), publicó Daily Dairy Report.

En 2019, la lechería estadounidense sufrió la mayor caída absoluta en el número de establecimientos desde 2004, y la mayor disminución porcentual desde 1973. Los márgenes en los tambos mejoraron notablemente a fines de 2019, pero como muestran estas cifras, muchos productores de lácteos se quedaron sin capital o simplemente se cansaron del apriete financiero de varios años difíciles.

Fueron varios los estados que agregaron vacas de ordeñe en el último año, pero desde 2015 ni un solo estado aumentó el número de tambos. En 2019, siete estados informaron que no hubo pérdida en el número total de tambos; entre los principales estados lecheros, solo Colorado y Oregon no informaron un número de establecimientos más bajo el año previo.

El año pasado Michigan, Georgia y Ohio perdieron el 12 % de sus rebaños lecheros; en Utah y Virginia la caída fue del 11 %.

En términos absolutos, Wisconsin sufrió las mayores pérdidas, en promedio, el estado más tradicional de Estados Unidos tenía 780 tambos menos en 2019 que en 2018. Pensilvania experimentó una disminución de 470 este año, además de la caída de 370 en 2018.

Mientras los tambos cierran se da el fenómeno de que menos establecimientos concentran el mayor número de vacas. Pero en 2019 las pérdidas fueron particularmente pronunciadas, poniéndole una fuerte presión a la industria. El aumento de los precios de la leche a fines de 2019 mejoró los ingresos de los productores de lácteos por un tiempo, pero los precios de futuros de hoy no son alentadores. Si los precios de la leche no se recuperan, es probable que continúen las fuertes pérdidas, advierte Daily Dairy Report.

Foto MSU.

Compartir en: