24 de Febrero de 2020
Máx. Min.
Agricultura 03 de Enero de 2020

El trigo argentino cambió su patrón de comercialización

Con la exportación cubierta, vía compras anticipadas, el principal demandante será los molinos

Agricultura 03 de Enero de 2020

El trigo argentino cambió su patrón de comercialización

Con la exportación cubierta, vía compras anticipadas, el principal demandante será los molinos

Córdoba, Argentina. Agro voz-Todo el Campo. 

En principio, y por ahora, ya están confirmadas las nuevas retenciones en Argentina para los principales productos agrícolas con destino a la exportación. La soja tendrá 33 por ciento y el trigo y el maíz, 15 por ciento.

Anticipándose a la entrada en vigencia del decreto que confirma el aumento de las retenciones los productores han realizado un nuevo impulso a sus ventas de la nueva cosecha. En el caso del trigo, las ventas en el mercado disponible tienen estrecha relación con la evolución de la cosecha. De acuerdo con el Departamento de estimaciones agrícolas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la cosecha de trigo a nivel país alcanzaba una semana atrás a casi 80 por ciento. Faltan por cosechar las principales zonas de la provincia de Buenos Aires, desde el centro y oeste hasta el sudeste y sudoeste bonaerense. En el caso del sudoeste de esta provincia y sur de la Pampa falta cosechar 40 %, mientras que en el sudeste de Buenos Aires la zona más tardía en cosecha faltaría por recolectar cerca de 85 % de la superficie sembrada. En esta zona, los trigos se cosechan a partir de Navidad y terminan de trillar en la primera semana de enero.

Si bien la Bolsa de Cereales de Buenos Aires mantiene su estimación nacional de en 18,5 millones de toneladas, el rinde cosechado en muchas zonas del país es muy superior a los previstos antes que ingresen las cosechadoras. Esto podría implicar un aumento de la producción, sobre una hipótesis teórica de un rinde mayor de doscientos kilos adicionales por hectárea, a nivel nacional, de 19,5 millones de toneladas.

Desde el punto de vista del mercado, de acuerdo con la información suministrada por la Subsecretaria de Mercados Agropecuarios, en la semana del 4 al 11 de diciembre los productores de trigo argentinos vendieron un total de 1,10 millones de toneladas a la exportación y 176 mil toneladas a los molinos. En total las ventas de la semana totalizaron 1,27 millones de toneladas.

Entre las compras acumuladas de trigo declaradas por los exportadores, por un total de 12,7 millones de toneladas, y las compras acumuladas declaradas por los molinos, por 945 mil toneladas, se llega a un total de compras de 13,65 millones de toneladas. En definitiva se trata del total de trigo vendido por los productores, antes que finalice la cosecha. Y el dato más impactante es que el volumen cosechado de trigo al 19 de diciembre llegaba a 14,1 millones de toneladas, mientras que las ventas de los productores llegaron a 13,65 millones de toneladas. Es la primera vez en mucho tiempo que el productor acumula ventas por casi 100 % del trigo cosechado. Éste es un análisis realizado desde el punto de vista global; en la realidad podemos intuir que el mayor volumen de ventas de trigo se ha producido en aquellas zonas de cosecha temprana: en el periodo entre octubre hasta mediados de diciembre. Podemos entonces asumir que en las zonas de cosecha más tardía, como lo el sudeste y sudoeste bonaerense, los productores han vendido en menor proporción su cosecha.

En este escenario se exhiben cambios muy sustanciales en el patrón de comercialización del trigo. El primer cambio es que los exportadores ya tienen comprado prácticamente todo el saldo exportable, lo que implica que el principal polo de demanda durante lo que resta del año comercial estará en las manos de los molinos.

El otro cambio sustancial es que la principal oferta de trigo disponible, una vez pasado el periodo de la cosecha, estará concentrada en el sudoeste y sudeste de la provincia de Buenos Aires. Los exportadores podrán seguir comprando trigo procedente de esta zona, para embarcar en Necochea y Bahía Blanca, y el excedente comprado en los puertos de up river podrá ser vendido a los molinos. Esta es sólo una hipótesis.

Si ello no ocurriera, la oferta de los trigos del sur bonaerense podrá ser absorbida por los molinos con un contraflete que deberá ser compensado de alguna forma.

El mercado tendrá la respuesta.

Fuente: Pablo Adreani, para Agro Voz

Compartir en: