20 de Julio de 2018
Máx. Min.
Actualidad 28 de Julio de 2016

El porqué de las cosas

¿Que tienen en común un dirigente sindical, un magistrado y el director de un medio de comunicación? Ud. creerá que probablemente muy poco, pero coinciden en algo: ninguno calibra la importancia del agro en la economía nacional.

Actualidad 28 de Julio de 2016

El porqué de las cosas

¿Que tienen en común un dirigente sindical, un magistrado y el director de un medio de comunicación? Ud. creerá que probablemente muy poco, pero coinciden en algo: ninguno calibra la importancia del agro en la economía nacional.

Montevideo-Horacio Jaume- TodoElCampo- Hay una pregunta que siempre se hace en el Uruguay y que supuestamente no ha tenido respuestas, o lo que es peor, se responsabiliza de esa situación a cosas que si bien son ciertas no son fundamentales. El Uruguay es uno solo, no deben existir diferencias entre Montevideo y el interior, y a partir de allí todos conocemos el discurso y las supuestas buenas intenciones, pero indudablemente no logramos superar el problema.

Como en todas las cosas, las razones de esa dicotomía hay que buscarlas en el diario vivir. Los motivos radican en esa escala de valores que se aplica a diario y que termina por explicar las situaciones. Que nuestro país es  agro exportador nadie lo duda, no hay nadie que lo defina de otra manera, y por lo tanto seria de suponer que esa realidad se hiciera carne hasta en nuestra propia enseñanza ya que entendiendo al agro se podría entender al país.

El bienestar de la sociedad pasa por esa riqueza del sector primario y sus agroindustrias, y en función de eso,  los medios de difusión deberían contar con los mejores especialistas, capaces de analizar los momentos y buscando las alternativas de los distintos puntos de vista.

Primer error, porque esto no es así.  No existe en la carrera de periodista la especialización agropecuaria, aunque es cierto que tampoco existe una preparación especial para ningún área en particular. Pero sí es cierto que los medios al contratar no ponen mucho énfasis en los conocimientos que el periodista tenga sobre el agro, sino en sus capacidades comerciales para la venta de publicidad en el sector. ¿Se le pide algún periodista de política que venda? ¿o se le juzga por su trabajo?. Hace pocos días un conocido semanario que circunstancialmente incursionó en el tema agro, prácticamente abandonó dicho emprendimiento por no obtener los resultados económicos que pretendía. Era un medio sin trayectoria en el rubro que pretendía, inmediatamente, ganar dinero sin ganarse el espacio.

Días atrás, un sindicalista de la enseñanza criticaba duramente al ejecutivo por no cumplir supuestamente con las promesas que le habían hecho. En su crítica no encontró mejor ejemplo que argumentar que, a ellos, les habían negado cien millones de dólares y que sin embargo compromoteían U$S 1.000  millones para las carreteras y vías férreas que habilitarán la segunda planta de UPM.

¿Se habrá preguntado el sindicalista si por esas carreteras iba a salir solamente madera o también otras producciones?, ¿conocerá ese sindicalista del estado de las carreteras?.

No todo es la universidad, aunque le cueste creerlo.

Una magistrada concurrió a una reunión de seguridad en el departamento de Durazno; llego tarde, no se integró al debate y estuvo pendiente de su celular. Frente a una pregunta realizada por el presidente del consejo agropecuario departamental local, primero no entendió bien si era para ella porque estaba distraída, y cuando respondió dijo: “el tema hay que estudiarlo”. Como defensa de este tipo de actitudes  se argumenta lo poco que saben los magistrados acerca del código rural. Esto sería entendible si esos jueces se desempeñaran en otro ámbito  que no fuera la campaña.

Las cosas nunca son por casualidad, y por lo visto no son tan pocas.

Compartir en: