23 de Junio de 2018
Máx. Min.
Actualidad 04 de Junio de 2018

El perico siete

El discurso del titular del MGAP, Enzo Benech, en el 101º Congreso Anual de la Federación Rural se convirtió en el relato de un “diario de viaje” tan entretenido como inoportuno y poca relación tuvo con los temas centrales y los problemas reales planteados en Dolores. Análisis de Horacio Jaume.

Actualidad 04 de Junio de 2018

El perico siete

El discurso del titular del MGAP, Enzo Benech, en el 101º Congreso Anual de la Federación Rural se convirtió en el relato de un “diario de viaje” tan entretenido como inoportuno y poca relación tuvo con los temas centrales y los problemas reales planteados en Dolores. Análisis de Horacio Jaume.

Dolores – Horacio Jaume – TodoElcampo - La ciudad de Dolores fue elegida por la Federación Rural para lleva a cabo su Congreso número 101 y creo fue un acierto, pues Dolores sabe de momentos difíciles, o mejor dicho, de verdaderas tragedias.

Dolores sabe que esos momentos no se arreglan ni con llantos ni tomando medidas heroicas,  sino que si bien hay tiempo para llorar, es necesario pensar, ser conscientes del momento que se vive y tratar de tomar las medidas más atinadas.

El eje central del Congreso estuvo basado sobre tres premisas. La educación, la seguridad y la economía. En el caso de la educación, el tema fue planteado por el grupo Eduy21. Un trabajo serio, removedor y abierto, que tiene la virtud de haber sido hecho por técnicos y especialistas de todos los partidos políticos. El desafío  es poner al día la educación por encima de las corrientes de pensamiento. En el caso de la seguridad, los doctores Pedro Bodaberry, Juan Andrés Ramírez y el fiscal Jorge Díaz fueron los encargados de exponer. Por último la parte económica fue abordada por Gustavo Licandro e  Issac Alfie.

Los encargados de abrir y cerrar el Congreso fueron el  presidente de la Agropecuaria de Dolores,  Juan Ángel de la Fuente, y  Jorge Rianni, titular de la Federación Rural. Ambos discursos fueron firmes, claros,  y ninguno eludió los problemas actuales. Los dos llamaron a enfrentar el futuro sin ignorar la realidad. La seca, el atraso cambiario, el país caro y la necesidad de tener una política exterior proactiva a través de la firma de Tratados de Libre Comercio (TLC) o el tipo de acuerdo que sea, que disminuyan el peso de los aranceles que Uruguay paga para vender su producción.

El presidente Rianni dijo que esa zona agrícola de Dolores puede entrar en “cesación de pagos”. No lo hizo dramatizando, sino con la seriedad y la mesura con la que hay que hablar cuando el tema es tan serio. En ambos discursos estuvo presente la sanidad, la seguridad y la ruralidad. En definitiva, un congreso serio, ordenado y muy fructífero.

Pero lamentablemente las palabras del ministro Enzo Benech no entraron dentro de este concepto, porque el jerarca dedicó la mayoría de su tiempo a hablar de su reciente viaje a China. La velocidad de sus trenes, sus tasas de crecimiento y como lo había impresionado, de lo bien que lo habían tratado y lo optimista que él era. Dijo que la situación del agro no la veía tan dramática y que realmente estaba muy satisfecho por el trabajo que había hecho en conjunto con las gremiales.

Hay un dicho que usaba mucho mi abuela, y que decía “no salgas con un perico siete”, que era su forma de decir que de lo que hablaba no tenía nada que ver con el tema. Benech, no teniendo nada para aportar, optó por no decir nada. O directamente ignora la realidad porque no la ve, o está mal informado.

En definitiva, su diario de viaje fue tan entretenido como inoportuno.

Nunca nadie represento mejor al “perico siete” que el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca en el 101º Congreso Anual de la Federación Rural.

(Foto FocoUY).

Compartir en: