22 de Noviembre de 2017
Máx. Min.
Lechería 09 de Agosto de 2017

El año puede terminar con un leve crecimiento en la producción láctea

Datos del seguimiento forrajero de Conaprole indican que, a pesar de sufrir un pequeño retraso en otoño, la ausencia de grandes heladas durante el invierno permitió que desde hace un mes las pasturas muestran un crecimiento acelerado para la época del año.

Lechería 09 de Agosto de 2017

El año puede terminar con un leve crecimiento en la producción láctea

Datos del seguimiento forrajero de Conaprole indican que, a pesar de sufrir un pequeño retraso en otoño, la ausencia de grandes heladas durante el invierno permitió que desde hace un mes las pasturas muestran un crecimiento acelerado para la época del año.

Montevideo – TodoElCampo- “Este fue un año de crecimiento forrajero por encima del promedio, muy bueno comparado con otros años”, argumentó Gabriel Oleggini, subgerente del área Producción de Leche y Relaciones Cooperativas de Conaprole.

En contacto con TodoElCampo, Oleggini manifestó que la Cooperativa cuenta con información de pasturas gracias al seguimiento forrajero que realiza a través de imágenes satelitales. Este proyecto, el cual existe hace cinco años y analiza 70 establecimientos y 500 potreros distribuidos estratégicamente en el país, tiene un plan de seguimiento mensual por el cual se trata de monitorear la tasa de crecimiento de distintas pasturas.

Según los datos que arroja en la actualidad, se sabe que la producción forrajera “viene muy bien”. Señaló que a pesar de sufrir un pequeño retraso en otoño, gracias al avance previo de verano y el actual “podemos decir que hace unos 20 o 30 días que el crecimiento se ha acelerado bastante”.

PUNTO DE INFLEXIÓN

Todos los años a finales de invierno se tiene un punto de inflexión, donde se pasa de tener un volumen ajustado de verde a una explosión rápida. En ese sentido, subrayó la necesidad de aprovechar el pasto de la primavera de la mejor forma posible. “Vemos una disponibilidad importante de verde en los campos y todo hace pensar que, si no hay algún inconveniente climático grande, la primavera está muy cerca”, comentó el especialista. Y agregó: “las tasas de crecimiento comenzaron a apurarse y en breve, 15 o 20 días, vamos a tener disponibilidad de pasto en la gran mayoría de los tambos”.

La producción forrajera tiene que ver con los números finales del tambo y gran parte de ella se produce ahora, de mediados de agosto hasta noviembre. “Es más de la mitad del pasto de todo el año y eso implica prácticamente acelerar la ronda de pastoreo”, dijo.

En ese marco, indicó que la baja carga actual no permite que se coseche toda la pastura, por lo tanto lo ideal es tratar de minimizar el uso de reservas y concentrados, para balancear la dieta y así “con las vacas que tenemos, cosechar todo el pasto que tenemos”.

Oleggini comentó que lo mejor es cerrar para reservas áreas con especies anuales, mientras se trata de pastorear las pasturas permanentes para “lograr una mejor estructura y persistencia de esa pastura”.

Hoy en día la producción muestra una ventana para maximizar el uso de pasto y así bajar costos, lo cual implica eliminar el uso de concentrados en un año que ha existido una relación de precios muy buena entre los concentrados y la leche, “de las mejores quizás de los últimos años”, acotó.

CAÍDA DEL RODEO

A comienzos del otoño la remisión se mantuvo baja, producto a un rodeo menor que años precedentes, partos retrasados y producción individual menor, hasta dos litros por vaca.

Sin embargo, en el último mes se recuperó la producción y está entre 10 y 12 % por encima al mismo período del año anterior. “Si todo sigue bien, es probable que podamos cerrar el año con un leve crecimiento”, finalizó Oleggini.

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa.

Compartir en: